Páginas vistas en total

martes, 23 de noviembre de 2010

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE, UNA TAREA COTIDIANA


La vida es un regalo... ¿qué hacemos con la vida?

A veces, hasta nos maltratamos.  Es lo que vemos, nos agredimos con el estrés, el tabaco, los malos rollos, el ruido, los excesos de alcohol, los divorcios...

Una vida sana es: el fruto de bienestar físico, mental y emocional.

Una vida sana (saludable) es el fruto de consumir unos alimentos sanos y naturales. Lo que necesitamos, lo que nos da salud, lo que nos llena de vitalidad (según Cristóbal Colón: el trigo, la uva, la oliva y el áloe).

Una vida sana es el resultado de sentirse realizados, con capacidad creativa, teniendo la libertad de saber lo que se quiere en la vida (en búsqueda de un Ideal), tener un “credo” que nos orienta y nos hace tener una actitud de vida positiva...

Una vida saludable, sana, está haciéndose, cotidianamente, realidad con fruto de tener unas vida llena de relaciones positivas (de sentirse querido, de saber amar; de gozar con la sexualidad que se vive, que sea gratificante; de tener un círculo de amistades que nos llena de satisfacciones, en armonía...). Una vida sana es el fruto de una actitud de vida.

Respecto a lo primero, al bienestar físico, creo que de lo que se trata es de darle al cuerpo “la física” y “la química” que el cuerpo necesita: alimentos sanos que produzcan bienestar. Es una verdad casi “de Perogrullo”, pero que mucha gente no se cree: si “envenenamos” nuestro cuerpo, aunque sólo sea gota a gota, al final se resentirá. Si lo cargamos de “calidad” responderá positivamente.
 
Los productos de origen natural son algo que hemos utilizado de siempre... (son esa “botica de la abuela”) y que tanto nos ayudaron en casa: desde el regaliz, la manzanilla o la tila hasta el eucalipto, la menta o el limón.  Pero los siglos no han hecho más que darle la razón a nuestras abuelas; y, ahora, en la actualidad (y avanzando más y más en los países más desarrollados) la tendencia,  la fuente y la raíz de la medicina moderna, es volver a tomar como base para resolver, como los remedios más efectivos, para muchas de las enfermedades, la “medicina natural”.

Actualmente (es evidente), los nutrientes naturales están tomando mucho valor, al comprobarse día a día que nos proporcionan una buena respuesta a los cotidianos problemas de salud, de una manera económica y sin tantos efectos secundarios como suelen tener los medicamentos sintéticos de la farmacopea.

Las más recientes investigaciones van demostrando que las vitaminas, los minerales, las plantas curativas, los productos de las abejas, los ácidos grasos polinsaturados (OMEGA 3) y otros productos naturales, tomados en dosis adecuadas,  producen una salud óptima y evitan la mayoría de las enfermedades, ayudando a reforzar las defensas del organismo (sistema inmunológico) a la vez que combaten las enfermedades en forma directa y efectiva.

Dentro de las plantas que se encuentran en la naturaleza hay muchas que han logrado impactar dentro del medio de médicos naturistas por sus propiedades curativas y nutritivas.

Así, como ejemplo, podemos nombrar:

- El Aloe Vera, que contiene asombrosas propiedades curativas como la de inhibir el dolor, desinflamar, excelente como coagulante, cicatrizante, regenerador celular, digestivo, desintoxicante, rehidratante y nutritiva; además de contener muchos de los aminoácidos requeridos por el organismo,

- El ajo, que también ha servido a la humanidad por milenios por sus propiedades antibióticas, revitalizantes y curativas.

- Algo maravilloso, para muchas cosas es la lecitina de soja, muy indicada para el cansancio físico o psíquico, para dificultades de memoria o concentración, envejecimiento precoz, etc.

- También maravilloso es el famoso Ginseng, planta con funciones adaptógenas y energizantes.

- Otras maravillas de la naturaleza son la miel de abeja, el polen, la jalea real y el propóleo de abeja. Tanto la miel como el polen contienen la mayoría de las vitaminas y minerales que el cuerpo humano necesita para su correcto funcionamiento. La jalea real y el propóleo, además de los elementos esenciales, contienen sustancias sintetizadas por las abejas que son de mucha utilidad para  la regeneración celular, además de otras propiedades curativas.  El propóleo es un magnífico antibiótico natural.  

Y bueno, podríamos también seguir hablando de lo sano que es tener un Ideal en la vida o de lo importantísimo que es el saber dar y recibir amor; de todo el bien que nos hace tener cosas que hacer y compartir nuestros sueños e ideales con otras personas.

En la vida estamos para ser felices ¿nos atrevemos a aceptar este reto? Es una tarea para todos y cada uno de los días de nuestra existencia.






Definición de Salud de la Organización Mundial de la Salud:

La salud es un estado de completo bienestar físico,
mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad
o dolencia.




LA MENOSPRECIADA SAL


Es un tema que tiene mucha importancia porque se utiliza en todas nuestras comidas y también está escondida en muchos productos alimentarios.

Se obtiene de la evaporación del agua de mar o se extrae de minas en la tierra. Su principal elemento es el sodio y nuestro sistema nervioso no puede vivir sin él. La sudoración prolongada, los vómitos, la diarrea y el uso frecuente de diuréticos pueden causar un agotamiento del sodio y esta carencia provocará calambres musculares, debilidad, dolores de cabeza… También el cloruro está presente en la sal y es muy importante ya que el cloro es un componente del ácido clorhídrico del estómago y es por eso, que en la medicina ayurvédica se considera digestiva.

Un poco de sal es esencial para nuestra vida, para estimular la digestión, fortalecernos y activarnos, pero un exceso puede causar muchos problemas y actúa como dique reteniendo las grasas, por lo tanto engordamos, tema muy importante para algunos. Es decir, que obstaculiza la capacidad de nuestro cuerpo de eliminar las grasas del torrente sanguíneo creando problemas renales, retención de líquidos, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, migrañas…

A parte de todo esto, es muy importante saber la procedencia y cómo han extraído la sal. La sal terrestre comercial que venden en los supermercados tiene un alto contenido en sodio y nada de minerales, además está llena de aditivos: yoduro de potasio, dextrosa (azúcar para que el yoduro no se oxide), bicarbonato de sodio para que la sal no se ponga rosa y aluminato silicosódico, carbonato de calcio, ferrocianuro de sodio, amonicoférrico verde, prusiato de sosa amarillo o carbonato de magnesio.


Todo este proceso industrial se hace porque la sal marina al contener cloruro magnésico es higroscópica, es decir, absorbe agua, lo que dificulta su almacenamiento y posterior comercialización, por lo que se ‘purifica’, convirtiéndola en un producto artificial e incompleto, como el ya comentado azúcar blanco. En el refinado desaparece el magnesio que es el elemento que regula el equilibrio sodio-potasio y ayuda a eliminar el exceso de sodio por los riñones.


Sal del Atlántico. Calidad-precio aceptable.

La sal refinada y la sal gema (sal de montaña) sólo contienen cloruro sódico, la sal yodada es sal de gema con yodo añadido y la mejor sal, es la sal marina sin refinar, porque además de cloruro sódico contiene prácticamente todos los oligoelementos (magnesio, calcio, potasio, manganeso, cinc, hierro…).

Una dieta que contenga alimentos procesados ricos en sal como ahumados, aceitunas,alimentos enlatados (latas de atún, sardinas…) pan, galletas, cereales cornflakes, quesos, ketchup, panceta, lomo embuchado,carnes procesadas, sopas de sobre, cubitos de caldo tentempiés salados, bolsas de frutos secos, palomitas de maíz... puede llegar a niveles de sodio de hasta 15 gramos, cuando deberíamos tomar un máximo de 1 a 2 grs. de sal sin refinar. Un exceso de sodio en las células aumenta nuestras necesidades de potasio y dificulta la absorción de calcio y magnesio. Como vemos no sólo la sal se echa en la olla. Y no nos olvidemos de los panes, bollería y pasteles donde los conservantes son compuestos sódicos. Actualmente, no es obligatorio que en los productos se nos informe de las cantidades exactas de sal.

Si tu médico te diagnostica hipertensión y te aconseja que dejes la sal, será mejor que dejes primero los alimentos mencionados, que son los verdaderos culpables, los que dificultan el crecimiento en los niños y acelera el envejecimiento en los ancianos. Se ha comprobado científicamente, que las dietas bajas en sal no reducen la tensión arterial, y además, pueden aumentar el nivel de colesterol en la sangre.

Gomasio casero. Una buena alternativa y muy rico.

Somos conscientes de que tiene muy mala reputación, pero debemos saber que una mínima cantidad es importante para activar nuestros riñones. Una manera eficaz sería tomando unos granitos de sal marina; un poco de gomasio (sésamo tostado por una mínima parte de sal marina) ya que el sésamo tamiza el estómago y hace que la sal sea absorbida más lentamente; una gotas de tamari (salsa de soja de calidad sin azúcar añadido)…

El sabor salado estimula nuestra digestión y realza el sabor de los alimentos pero su exceso hace que los alimentos tomen el mismo gusto. Si abusamos necesitaremos añadir cada vez más y tendremos ansias y deseos compulsivos de dulce. Si no tomamos, nuestros platos se volverán muy sosos y no disfrutaremos de la comida, la alimentación quedará en un segundo plano en nuestra vida y no nos hará disfrutar realmente de ella, cosa que ocurre muy frecuentemente a los hipertensos y las personas de edad avanzada que les prohíben totalmente la sal.

Dale sal de la buena a tu vida con moderación y como siempre digo lee bien las etiquetas ya que muchos alimentos llevan sal añadida y de la refinada.
Para aderezar nuestras ensaladas de verano y dejar las mayonesas y salsas grasientas a un lado tenemos varias opciones, entre ellas el vinagre de arroz integral o el de umeboshi (ciruela japonesa), nada que ver con los vinagres comerciales que se comen el calcio de nuestros huesos; el aceto balsámico ecológico, pero ojo que muchos llevan caramelo o E-150; el gomasio en pequeñas cantidades da un gusto muy rico a nuestros arroces, pescados…; unas gotas de salsa de soja de calidad, se llama tamari si sólo lleva soja y sal marina y se le llama shoyu si además lleva trigo, personalmente recomiendo el tamari.

Todo es cuestión de equilibrio, de buscar ese punto donde lleguemos pero sin pasarnos y ésto individualmente lo sabemos, lo percibimos.

Por eso, busca tu equilibrio con la sal y con los demás alimentos. No te excedas y disfruta de cada bocado que te da la vida.

Sales de ‘Moda’

- Sal marina Maldon: Sal de la costa del sur de Inglaterra. Es una sal presentada en escamas. Se producen por evaporación superficial del agua salada o laminando mecánicamente la sales granuladas. Si se añaden al alimento en el último momento, aporta una textura crujiente y mucho sabor.

- Flor de sal: Quiere decir la más fina y delicada. Un producto especial de los yacimientos de sal marina del centrooeste de Francia. Forma delicadas escamas y se dice que contiene restos de algas y otros materiales que aportan un aroma característico. Debido al trabajo necesario para obtenerla, la fleur de sel es bastante cara y se usa como condimento de última hora, y no para cocinar.



Sales sin refinar de India. Excelentes.

- Sal con sabores y colores: Tenemos la sal de apio (con semillas de apio molidas), la sal de ajo (con gránulos de ajo deshidratados) y las sales ahumadas y tostadas de Gales, Dinamarca y Corea. La sal negra de la India (me encantaba), cuando se muele es gris-rosada, es una mezcla sin refinar de minerales con olor sulfuroso. Las sales hawaianas negra y roja se consiguen mezclando sal marina con lava, arcilla o coral molidos muy finos. Salud y Buenos Alimentos!!.


Comprar sal marina no refinada. La sal marina y el cloruro sódico que venden como sal en el comercio son dos cosas diferentes. Completamente diferentes.

La sal marina es un compuesto natural que contiene trazas de casi todos los elementos conocidos. El cloruro sódico, es cloruro sódico. Tiene cloro y sodio. Esta hecho con cloro y sodio. Dos elementos. En la sal marina hay mas de OCHENTA ELEMENTOS QUÍMICOS. Usa sal marina sin refinar para tu comida. En pequeña cantidad. No mas de la mitad de una cucharita de café al día.
La dosis máxima diaria de sal marina sin refinar, es de 10 gramos. Hasta 5 gramos/ día, en el caso de personas hipertensas, con problemas cardio-circulatorios, renales o enfermedades crónicas.

SAL MARINA SIN REFINAR


Efectos de la sal marina sin refinar. La sal marina refinada, causa numerosos problemas de salud; la sal mas apropiada que el organismo puede digerir, asimilar y utilizar es la sal de roca-sal sin refinar-.

Entre las funciones más importantes de la sal marina destacan:
- Regula presión arterial, junto con el agua.
- Extrae el exceso de acidez de las células del cuerpo, en especial las del cerebro.
- Equilibra los niveles de azúcar en la sangre, importante para los diabéticos.
- Es esencial para generar energía en las células del cuerpo.
- Es importante en la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.
- Limpia los pulmones de mucosidad, importante para asmáticos y enfermos de fibrosis quística.
- Limpia y el catarro y la congestión de los senos paranasales.
- Antihistamínico natural.
- Previene los calambres musculares.
- Previene la excesiva producción de saliva, la saliva que fluye, mientras se duerme, es señal de deficiencia de sal.
- Aporta dureza a los huesos. La deficiencia de sal o comer sal refinada, es una de las principales causas de la osteoporosis.
- Regula el sueño, actuando como un hipnótico natural.
- Previene la gota y la
artritis gotosa.
- Es vital para mantener la libido y la sexualidad.
- Previene las varices y las venas de araña en
piernas y muslos.
La sal sin refinar provee al cuerpo de 80 minerales esenciales, en cambio la refinada, ha sido despojada de todos, menos de dos, además contiene aditivos dañinos y silicato de aluminio, uno de los principales causantes de la enfermedad de
Alzheimer.


BENEFICIOS DE CONSUMIRLA A DIARIO.
1º Da energías a los músculos .
2º Compensa los perjuicios de la mala alimentación.
3º Disminuye la acidez gástrica.
4º Estimula la circulación sanguínea, respiratoria, centros nerviosos, los riñones, y las vías urinarias ..
5º Elimina los ácidos tóxicos, el láctico, el úrico..
6º A las 3 semanas, hay una gran transmineralización y un enriquecimiento extraordinario de calcio, magnesio, flúor, etc.
7º El magnesio, previene los trastornos del corazón.
8º El flúor, fortifica los huesos, los dientes...etc.
9º Tiene gran efecto bactericida y antibiótico.
10º Produce un gran equilibrio electrolítico.
11º Regula los excesos de Sodio y de Potasio. (bajando la propia presión arterial. (Según estudios realizados en España.)
12º Evita el estreñimiento.
13º Es antialérgico.
14º Estimula notablemente la cura de las heridas. Alivia la Psoriasis.. Los procesos menstruales. El bocio.
15º Combate el colesterol. La senilidad. Los cálculos biliares.
16 Participan los minerales en la cura de todas las dolencias físicas... Todas.
El consumo de SAL MARINA, Algo que deberíamos divulgar.



 
 

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por compartir esto :) Eres maravillos@
    Es alucinante como algo tan básico lo ignore el 99'9% de la población...Difusión máxima!!!

    ResponderEliminar
  2. Por cierto...ahora hay una bebida que dicen previene todas las enfermedades porque alcaliniza el cuerpo...El CMM (3limones, una cucharadita de cloruro de magnesio, otra de bicarbonato sodico y 1l y pico de agua)
    ¿Será bueno?

    ResponderEliminar