Páginas vistas en total

viernes, 3 de diciembre de 2010

DICHOS DE TODA LA VIDA (REFRANES)



LA ZONA DE LOS REFRANES

DE LA SALUD


Échate a enfermar, verás quién te quiere bien o quién te quiere mal.

La salud no es conocida hasta que es perdida.

Entre salud y dinero, salud quiero.

Más vale prevenir que curar.

Si quieres vivir sano, hazte viejo temprano.

Médico y abogado, Dios nos libre del más afamado.

Cuando el hombre churra claro, y el caballo como aceite, no buscar médico ni albeite.

Cuando el enfermo clama, el médico gana.

Porque los loros no tienen médicos, viven siglo y medio; que si los tuvieran,
cincuenta años no vivieran.

Más mató la receta que la escopeta.

Lanceta, receta y escopeta, trinidad completa.

¿Cuál es el necio que se cura con médico enfermo?

Los yerros del médico la tierra los cubre.

Boticarios y médicos, no toman medicinas cuando están enfermos.

La mayor salud, o señal de ella, es desearla el enfermo.

Asaz es señal mortal no querer sanar.

Quién tiene dolencia, abra la bolsa y tenga paciencia.

A cualquier dolencia es remedio la paciencia.

El tiempo todo lo cura y todo lo muda.

El tiempo cura al enfermo, que no el ungüento.

Paciencia, hermanos, y moriremos ancianos.


Cuando la olla canta, el ánimo se levanta.

Come bien y caga fuerte, y no tengas miedo a la muerte.

Come para vivir y no vivas para comer.

De grandes cenas están las sepulturas llenas.

Más mató la cena que sanó Avicena.

Lo que se come se cría.

El buen alimento cría entendimiento.

La leche, al pie de la vaca.

El huevo, fresco, y el pan, moreno.

Comer verdura es cordura.

Las espinacas, cómelas a sacas.

Ajo, cebolla y limón, y déjate de inyección.

Aceite de oliva, todo mal quita.

Quién se quiera matar, coma coles por San Juan.

Aceituna, una es plata, dos son oro y la tercera mata.

El queso y el melón, con moderación.


El queso es sano, el que da el avaro.

Mucho queso nunca es bueno, ni tampoco no comerlo.

Todo el año queso y al año un queso.

Mucho pan y poco queso es de hombre de seso.

Agua fría y pan caliente, nunca hicieron buen vientre.

Después de la leche, nada le eches.

El que quiera vivir poco, y ese poco con dolor, tome a la noche naranja y a la mañana limón.

La naranja por la mañana es oro, por la tarde plata y por la noche veneno que mata.

La salud no está en el plato, sino en el zapato.

Poca cama, poco plato, y mucha suela de zapato.

Cansando los pies y cerrando la boca, se cura la gota.

Paséate y orina, y te dará la vida.

Después de comer, ni un sobre has de leer.

Comida sin siesta, campana sin badajo.

La comida reposada y la cena paseada.

Mano lavada, salud bien guardada.

Una manzana cada día mantiene al médico fuera de casa noche y día.

El ojo, límpialo con el codo.

Quién quiera el ojo sano, átese la mano.

Sol de marzo, médico en casa.

En agosto y en enero, no tomes el sol sin sombrero.

Almuerza bien, come más, cena poco y vivirás.

El aceite es armero, relojero y curandero.

Aceite y romero frito, bálsamo bendito.

De las virtudes del romero podría escribirse un libro entero.

Quién no conoce el romero tiene falta de pelo.

Comer hasta enfermar, ayunar hasta sanar.

El que de cuando en cuando ayuna, su salud asegura.

Aquí yace Juan Español, que estando bueno, quiso estar mejor.

Mucha salud no es virtud.

Ajo crudo y vino puro pasan el puerto seguro.

A quién ajo come y vino bebe, ni la víbora le puede.

En tiempo nevado, un ajo vale lo que un caballo.

Al enfermo que es de vida, el agua le es medicina.

Campana cascada nunca sana.

Para enfermedad de años, no hay medicina.

 


 
El médico cura. La naturaleza da el bienestar. Aristóteles

El mejor médico es la naturaleza. Galeno

Contra cada padecimiento crece una planta. Paracelso

La naturaleza, el tiempo y la paciencia son los tres grandes médicos. H.G. Bohn

Dios cura y el médico cobra la consulta. Franklin

Doctores son aquellas personas que recetan medicina, de lo que saben poco, para curar enfermedades que no conocen, en personas de las cuales no saben nada.  Voltaire

La primera riqueza es la salud. Emerson

En la salud hay libertad. La salud es la primera de las libertades. H.F. Amiel

Libremos al cuerpo de sus toxinas, alimentémoslo correctamente y estará hecho el milagro de la salud.  Dr. Arbuthnot Lan

La salud es el mejor tributo que el hombre puede rendir a su creador.
Cardenal Verdier

Si te sorprenden tus males, cuenta tus comidas. Séneca

La mesa ha matado más gente que las guerras. DeMaistre

Dime lo que comes y te diré lo que eres. Brillat-Savarin

La salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. Cervantes

Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento. Hipócrates

La alimentación de los hombres superiores es la de las frutas y raíces crudas. Cervantes

El ayuno es para el alma lo que los ojos para el cuerpo. Gandhi

No tiene sentido depurar las aguas del río en la desembocadura cuando se sigue envenenando su fuente. Krisnamurti

El hombre no muere, se mata. Séneca

Todo secreto del arte de prolongar la vida consiste en no abreviarla. Fentcherslebern

Para alcanzar una fecunda vida, es menester vivirla despacio. Cicerón
Así como no debéis curar los ojos sin curar la cabeza, ni curar la cabeza sin curar el cuerpo, tampoco debéis intentar curar el cuerpo sin curar el alma. Platón

No se tiene otra edad que la de nuestra voluntad de vivir. Jean Finot



REFRANES SOBRE EL AMOR

      A amor mal correspondido, ausencia y olvido.
      A amor y fortuna, resistencia ninguna.
      A batallas de amor, campo de plumas.
      A la mujer, ni todo el amor, ni todo el dinero.
      A mucho amor, mucho perdón.
      Adonde el corazón se inclina, el pie camina.
      Afortunado en el juego, desgraciado en amores.
      Al bueno por amor y al malo por temor.
      Al mal amor, puñaladas.
      Ama al grado que quieras ser amado.
      Ama y guarda.
      Amar es tiempo perdido si no es correspondido.
      Amar sin padecer, no puede ser.
      Amar y no ser amado es tiempo mal empleado.
      Amar y saber, todo no puede ser.
      Amor, amor, malo el principio y el fin peor.
      Amor con amor se cura.
      Amor con amor se paga y lo demás, con dinero.
      Amor con casada, solo de pasada.
      Amor con casada, vida arriesgada.
      Amor con celos causa desvelos.
      Amor con hambre, no dura.
      Amor de madre, que todo lo demás es aire.
      Amor de madre, es incomparable.
      Amor de mujer y halago de can, no darán si no les dan.
      Amor es demencia, y su medico, la ausencia.
      Amor grande, vence mil dificultades.
      Amor irresoluto, mucha flor y poco fruto.
      Amor loco, yo por vos, y vos por otro.
      Amor no correspondido, tiempo perdido.
      Amor nuevo, olvida el primero.
      Amor por cartas son promesas falsas.
      Amor por interés, se acaba en un dos por tres.
      Amor que del alma nace, al pie de la tumba muere.
      Amor que no es osado, amor poco estimado.
      Amor sin celos, no lo dan los cielos.
      Amor sin pudor, es todo menos amor.
      Amor sin sacrificio, más que a amor, tira a fornicio.
      Amor, tos y dinero, llevan cencerro.
      Amor trompetero, cuantas veo tantas quiero.
      Amor verdadero, el que se tiene al dinero.
      Amor verdadero entra por el agujero.
      Amor viejo, ni te olvido ni te dejo.
      Amor, viento y ventura, poco dura.
      Amor y dolor son del mismo color.
      Amor y muerte, nada mas fuerte.
      Amor y vino, sin desatino.
      Amores nuevos olvidan los viejos.
      Amorosos juramentos, se los lleva el viento.
      Bien ama quien nunca olvida.
      Buen amor y buena muerte, no hay mejor suerte.
      Caridad y amor, sin tambor.
      Con amor y aguardiente nada se siente.
      Contra amor y fortuna no hay defensa alguna.
      Contra el amor es remedio poner mucha tierra en medio.
      De amores el primero, de lunas las de enero.
      De enamorado a loco va muy poco.
      De juergas, pendencias y amores, todos somos autores.
      Del amor al odio solo hay un paso.
      Del odio al amor hay solo un paso.
      Dijo un sabio doctor que sin celos no hay amor.
      Dineros y amores, diablos y locura, mal se disimulan.
      Donde hay amor, hay dolor.
      Donde hay amor no hay pecado.
      Donde hay amor, no hay temor.
      Donde hay celos hay amor, donde hay viejos hay dolor.
      Donde mores no enamores.
      El amor da al necio osadía y entendimiento.
      El amor destierra la vergüenza.
      El amor entra con cantos y sale con llantos.
      El amor entra por los ojos.
      El amor es ciego, y el matrimonio lo cura.
      El amor es demencia, y su medico, la ausencia.
      El amor es el vino que más pronto se avinagra.
      El amor es tan fuerte como la muerte.
      El amor hace pasar el tiempo, el tiempo hace pasar el amor.
      El amor, la tos y el fuego, no pueden ser encubiertos.
      El amor no confesado, jamás llega a casado.
      El amor no mira linaje, ni fe, ni pleito, ni homenaje.
      El amor no quiere consejo.
      El amor presencia quiere, y sin ella, pronto muere.
      El amor primero es el único verdadero.
      El amor vive en presencia y muere en ausencia.
      El amor y el odio son dos caras de la misma moneda.
      El amor y el vino sacan al hombre de tino.
      El amor y la fe, en las obras se ven.
      El amor y los celos, son hermanos gemelos.
      El marido celoso nunca tiene reposo.
      El que bien te ama, bien te hará llorar.
      El que con locura ama, nunca llega hasta la cama.
      En cada flor hay color, pero en cualquier amor hay dolor.
      En el amor, da igual nabo que coliflor.
      Entre los amores verdaderos, el mas fino es el primero.
      Es mejor frijoles con amor que gallina con dolor.
      Gran poder tiene el amor, pero el dinero mayor.
      Juramento de amante ni lo creas ni te espante.
      Juramentos de amor y humo de chimenea, el viento se los lleva.
      Juzgan los enamorados, que todos tienen los ojos vendados.
      La amante ama un día, la madre toda la vida.
      La cama, el fuego y el amor, nunca te dirán vete a tu labor.
      La menta el amor aumenta.
      La mujer en el hogar es reina a la que hay que amar.
      Los amores se van, los dolores se quedan.
      Mal vecino es el amor, y donde no lo hay es peor.
      Manos calientes, amores ausentes.
      Manos frías amor para un día. Manos calientes amor para siempre.
      Manos frías, amores todos los días.
      Marido celoso, no tiene reposo.
      Mas vale pan con amor, que gallina con dolor.
      Ni abril sin flores, ni juventud sin amores.
      Ni marzo con flores ni moza con amores.
      Ni musa sin jarra, ni enamorado sin guitarra.
      No hay luna como la de enero, ni amor como el primero.
      No hay sábado sin sol, ni doncella sin amor, ni cura que no se case, ni mal que cien años   dure, ni nada que no se pase.
      No hay sábado sin sol, ni niña sin amor, ni vieja sin dolor.
      ¡Oh falso amor, pocas veces das placer y muchas dolor!
      Quien a feo ama, hermoso le parece.
      Quien bien ama nunca olvida.
      Quien bien ama, obedece y calla.
      Quien casa por amores, malos días, buenas noches.
      Rencillas entre amantes, mayor amor que antes.
      Riña de amantes, agua refrescante.
      Riñas de enamorados, amores doblados.
      Riñen los amantes y quiérense más que antes.
      Saber amar, es mucho saber.
      Si al amor haces señales, anda comprando pañales.
      Si al amor le haces caso, es seguro el embarazo.
      Todos: mozos, viejos, reyes y pastores estamos sujetos a sentir amores.
      Un viejo amor, ni se olvida ni se deja.
      Vino y amores, de viejo los mejores.
      Vinos y amores, los viejos son los mejores.
      Yerros de amor, dignos son de perdón.
      Yerros por amores, merecen mil perdones.




OTROS REFRANES POPULARES

      A caballo regalado no le mires el dentado.
      A cada cerdo le llega su San Martín.
      A grandes males, grandes remedios.
      Agua que no has de beber, déjala correr.
      A la cama no te irás sin saber una cosa más.
      A la chita callando, hay quien se va aprovechando.
      A las diez deja la casa de quien es y si en la tuya estás te acostarás.
      A las diez, en la cama estés y mejor antes que después.
      Al pan, pan y al vino, vino.
      Al saber lo llaman suerte.
      Ande yo caliente y ríase la gente.
      A palabras necias, oídos sordos.
      Aprendiz de mucho, maestro de nada.
      A río revuelto, ganancia de pescadores.
      A las diez, en la cama estés; mejor antes que después.
      A río revuelto, ganancia de pescadores.
      Aunque la mona vista de seda, mona se queda.
      Barriga llena no cree en hambre ajena.
      Bicho malo nunca muere.
      Bien reza quien en servir a Dios piensa.
      Buenos y malos martes, los hay en todas partes.
      Bueno y barato no caben en un zapato.
      Burro grande, ande o no ande.
      Cada cual sabe donde le aprieta el zapato.
      Cada loco con su tema y cada lobo por su senda.
      Cada maestrillo tiene su librillo.
      Cada oveja con su pareja.
      Cada palo aguante su vela.
      Cantarillo que muchas veces va a la fuente o deja el asa o la frente.
      Cántaro que mucho va a la fuente alguna vez de rompe.
      Castellano fino, el pan pan y el vino vino.
      Cinco no son montón, pero siete ya lo son.
      Con el tiempo y la paciencia se adquiere la ciencia.
      Con la ayuda del vecino mató mi padre un cochino.
      Con virtud y bondad se adquiere autoridad.
      Cree el ladrón que todos son de su condición.
      Cría cuervos y te sacaran los ojos.
      Cría fama y échate a dormir.
      Cuando el diablo no tiene nada que hacer mata moscas con el rabo.
      Cuando el gato está ausente, los ratones se divierten.
      Cuando el río suena agua lleva.
      Cuando el tabernero vende la bota o sabe a pez, o está rota.
      Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.
      Cuando masques no chasques.
      Cuando menos se piensa salta la liebre.
      Cuando una puerta se cierra ciento se abren.
      Cuando uno no quiere dos no riñen.
      Cuanto más alto se sube más grande es la caída.
      Cuanto más tienes más quieres.
      Cuarentón y solterón, !qué suerte tienes ladrón!
      Cuenta errada, no vale nada.
      Dame pan, y dime tonto.
      De músico, poeta y loco, todos tenemos un poco.
      De inteligentes y de sabios, es perdonar injurias y olvidar agravios.
      De los cuarenta para arriba, no te mojes la barriga.
      De los escarmentados nacen los avisados.
      De noche todos los gatos son pardos.
      Del amo y del mulo cuanto más lejos más seguros.
      Del árbol caído todos hacen leña.
      Del dicho al hecho hay mucho trecho.
      Dentro de cien años todos calvos.
      Después de comer ni un sobre has de leer.
      Días de mucho, vísperas de nada.
      Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.
      Dinero que prestaste, enemigo que te echaste.
      Donde hay patrón no manda marinero.
      Donde las dan las toman.
      Dos no discuten si uno no quiere.
      El hombre propone y Dios dispone.
      El hombre y el oso cuanto más feo más hermoso.
      El mejor maestro echa un borrón.
      El necio cree que todo lo sabe.
      El ojo del amo engorda al caballo.
      El perro del hortelano ni come, ni deja comer a su amo.
      El que a hierro mata a hierro muere.
      El que algo quiere algo le cuesta.
      El que ambiciona lo ajeno pronto pierde lo propio.
      El que avisa no es traidor.
      El que busca encuentra.
      El que calla otorga.
      El que canta sus males espanta.
      El que da lo que tiene no está obligado a dar más.
      El que da primero da dos veces.
      El que guarda halla.
      El que hizo la ley hizo la trampa.
      El que juega con fuego siempre sale quemado.
      El que la hace la paga.
      El que la sigue la consigue.
      El que mucho abarca poco aprieta.
      El que mucho corre pronto para.
      El que mucho duerme poco aprende.
      El que no corre vuela.
      El que no llora no mama.
      El que mucho duerme poco vive.
      El que no sabe es como el que no ve.
      El que no se arriesga no pasa la mar.
      El que no se consuela es por que no quiere.
      El que no tiene cabeza tiene que tener pies.
      El que parte y reparte se queda con la mejor parte.
      El que ríe el último ríe dos veces.
      El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón.
      El que se pica ajos come.
      El que siembra vientos recoge tempestades.
      El que tenga tienda que la atienda y si no que la venda.
      El que tiene boca se equivoca.
      El que tiene padrino se bautiza.
      El que tuvo, retuvo y guardó para la vejez.
      El saber no ocupa lugar.
      El sabio siempre quiere aprender, el ignorante siempre quiere enseñar.
      El tiempo todo lo cura y todo lo muda.
      El tiempo todo lo cura menos vejez y locura.
      En cada corral un solo gallo y en cada casa un solo amo.
      En el ajedrez el Rey y el Peón van siempre al mismo cajón.
      En el medio está la virtud.
      En el país de los ciegos el tuerto es el rey.
      En martes ni te cases ni te embarques.
      En perro flaco todo son pulgas.
      En todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas.
      En viernes y martes ni te cases ni te embarques.
      Entre dos muelas cordales nunca metas tus pulgares.
      Errar es humano, perdonar es de sabios.
      Es de bien nacidos ser agradecidos.
      Favor con favor se paga.
      Gallo que no canta, algo tiene en la garganta.
      Genio y figura hasta la sepultura.
      Guarda y no prestes, porfía y no apuestes.
      Haz bien y no mires a quien.
      Hechos son amores y no buenas razones.
      Hombre prevenido vale por dos.
      Jugar y nunca perder, no puede ser.
      La avaricia rompe el saco.
      La dicha de la fea la hermosa la desea.
      La esperanza es lo último que se pierde.
      La ociosidad es la madre de todos los vicios.
      La paciencia es la madre de la ciencia.
      La práctica vale más que la gramática.
      La primera impresión es la que cuenta.
      Las cuentas claras y el chocolate espeso.
      La suerte de la fea la bonita la desea.
      Libro prestado, perdido o estropeado.
      Lo bueno si breve, dos veces bueno y si malo, menos malo.
      Lo cortes no quita lo valiente.
      Lo prometido es deuda.
      Lo que no mata, engorda.
      Lo que poco cuesta poco se aprecia.
      Lo que uno no quiere el otro lo desea.
      Los duelos con pan son menos.
      Los toros se ven mejor desde la barrera.
      Los últimos serán los primeros.
      Mal de muchos consuelo de tontos.
      Malo vendrá que bueno me hará.
      Manos blancas no ofenden.
      Más sabe el diablo por viejo que por diablo.
      Más vale llegar a tiempo que rondar cien años.
      Más vale malo conocido que bueno por conocer.
      Más vale maña que fuerza.
      Más vale pájaro en mano que ciento volando.
      Más vale prevenir que curar.
      Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.
      Más vale un hoy que diez mañanas.
      Más vale un "toma" que dos "te daré"
      Más vale una vez colorado que ciento amarillo.
      Matrimonio y mortaja del cielo baja.
      Mientras hay vida hay esperanza.
      Muchos pocos hacen un mucho.
      Muerto el perro se acaba la rabia.
      Mujer enferma, mujer eterna.
      Nadie escarmienta en cabeza ajena.
      Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.
      No da quien tiene, sino quien quiere.
      No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.
      No es oro todo lo que reluce.
      No hay bien ni mal que cien años dure.
      No hay bien que dure, ni mal que no se acabe.
      No hay enemigo pequeño.
      No hay peor cuña que la de la misma madera.
      No hay que buscarle tres patas al gato, sabiendo que tiene cuatro.
      No por mucho madrugar amanece más temprano.
      No se hizo la miel para la boca del asno.
      No solo de pan vive el hombre.
      No todo el monte es orégano.
      No vendas la piel antes de cazar al oso.
      Nunca digas de este agua no beberé.
      Nunca es tarde si la dicha es buena.
      Nunca llueve a gusto de todos.
      Obras son amores y no buenas razones.
      Ocasión perdida no vuelve más en la vida.
      Ojos que no ven corazón que no siente.
      Para coger peces hay que mojarse el culo.
      Perro ladrador, poco mordedor.
      Piensa el ladrón que todos son de su condición..
      Piensa mal y acertarás, aunque alguna vez te equivocarás.
      Por el hilo se saca el ovillo.
      Por el humo se sabe donde está el fuego.
      Por la noche todos los gatos son pardos.
      Por mucho trigo nunca es mal año.
      Por un perro que maté, mataperros me llamaron.
      Primero es la obligación que la devoción.
      Querer es poder.
      Quien da primero, da dos veces.
      Quien hace lo que puede no está obligado a más.
      Quien hace lo que puede, hace lo que debe.
      Quien mal anda mal acaba.
      Sabe mas el diablo por viejo, que por diablo.
      Sarna con gusto, no pica.
      Se dice el pecado, pero no el pecador.
      Siempre hay un roto para un descosido.
      Siempre pagan justos por pecadores.
      Sobre gustos no hay nada escrito.
      Suegra y nuera, perro y gato, no comen en el mismo plato.
      Tanto tienes, tanto vales.
      Tanto va el cántaro a la fuente que al fin se rompe.
      Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero
      Una buena capa todo lo tapa.
      Una cosa es predicar y otra dar trigo.
      Una retirada a tiempo es una victoria.
      Un dedo no hace mano, pero sí con sus hermanos.
      Unos nacen con estrella y otros nacen estrellados.
      Unos tienen la fama y otros cardan la lana.
      Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.
      Vísteme despacio, que tengo prisa.
      Zapatero a tus zapatos.



    

REFRANERO CASTELLANO

DE MEDICOS Y OTROS VARIOS

   
      Al médico, confesor y letrado, hablarle claro.
      Al médico, confesor y letrado, no le traigas engañado.
      Al tramposo y al doctor, cuanto más lejos mejor.
      Bebe tras el caldo y vaya el médico al diablo.
      Buen arte es el del médico que soterra su yerro.
      Con el médico olvidón, enfermos a montón.
      Cuando Dios no quiere, el médico no puede.
      De médico indocto y de alquimista roto, no te fíes ni poco.
      De médico, poeta y loco, todos tenemos un poco.
      Del cura, lo que diga; del médico, lo que haga; y del boticario ni lo que diga ni lo que haga.
      Del médico y del enterrador, cuanto más lejos mejor.
      Dios es el que cura y el médico cobra la factura.
      Dios te guarde de mozo halagüeño y de médico andariego.
      Dios te guarde de receta de médico, de párrafo de legista y de papeles de escribano.
      Donde entra el sol no entra el médico.
      El médico, mozo y el boticario, cojo.
      El médico, viejo y mozo el barbero.
      El que bien caga y bien mea no necesita que el médico le vea.
      El sol, el médico y el alguacil, por todas partes entran y vuelven a salir.
      El yerro del médico, la tierra lo tapa; el del letrado, el dinero lo sana.
      En mal de muerte, no hay médico que acierte.
      Fácil es recetar, difícil es curar.
      Jorobas y manías no las curan médicos.
      La medicina cura, la naturaleza sana.
      Lo que el médico yerra, cúbrelo la tierra.
      Los enfermos hacen el buen médico.
      Los yerros del médico los encubre la tierra; los del rico, la hacienda.
      Más fácil es recetar que curar.
      Más matan las recetas que las escopetas.
      Más mató la receta que la escopeta.
      Meando claro y cagando recio, carajón para el médico.
      Mear claro y recio deja al médico por necio.
      Médico cúrate a ti mismo.
      Médico ignorante y negligente, mata al sano y al doliente.
      Médico jumento cura a todos con un mismo ungüento.
      Médico negligente mata mucha gente.
      Médico nuevo hincha el cementerio.
      Médico nuevo mata a medio pueblo.
      Médicos errados, papeles mal guardados y mujeres atrevidas, quitan las vidas.
      Médico sin ciencia, poca conciencia.
      Médicos y abogados, ¡Dios nos libre del más afamado!.
      Médicos y potros que los domen otros.
      Mejor es sentencia de juez que de galeno.
      Ni buen médico, ni buena caza, sino buena hogaza.
      Ni médico novel ni confesor doncel.
      Un médico cura, dos dudan y tres muerte segura.


REFRANES SOBRE EL AJO


      A quién ajo come y vino bebe, ni la víbora le puede.
      A quien come bien el pan, pecado es el ajo que le dan.
      Ajo crudo y vino puro, pasan el puerto seguro.
      Ajo hervido, ajo perdido.
      Ajo que del hornillo salta, al diablo vaya.
      Ajo y cebollino, para con vino.
      Ajo, cebolla y limón y déjate de inyección.
      Ajo, sal y pimiento y lo demás es cuento.
      Al que trabaja y anda desnudo, ajo y vino puro.
      Comer ajo y beber vino no es desatino.
      Con pan y ajo crudo, se anda seguro.
      Dijo la cebolla al ajo: acompáñame siempre, majo.
      El ajo de enero llena el mortero.
      El ajo entero salta del mortero.
      En marzo mulle tu ajo; en abril vuélvelo a mullir; y en mayo no lo toques ni con el sayo.
      En tiempo nevado, un ajo vale lo que un caballo.
      No hay campana sin badajo, ni sopa buena sin ajo.
      Pan, vino y ajo, crudos, hacen andar al mozo agudo.
      Quítale el ajo y muerto has al aldeano.
      Tan sano es el trabajo como es la sopa de ajo.
      SOBRE LA SIEMBRA.-
      Los ajos se plantan desde octubre hasta abril, según los climas. Hay
      muchos refranes referentes a la idoneidad de sembrar los ajos por San
      Martín (11 de noviembre) o por San Blas (3 de febrero).

      Por San Martín el ajero, siembra ajos con el dedo.
      Por la Sanmartinada siembra el ajo la casada.
      Ajo, ¿por qué no fuiste bueno? Porque no me halló San Martín puesto.
      Ajo ruin, ¿por qué no naciste? Porque no me sembraste por San Martín.
      Ajo, ¿por qué te criaste tan ruin? Porque no me plantaste por San Martín.
      Por San Antón, el ajo picón, por san Martino el ajo fino.
      Los ajos, por Navidad, ni nacidos, ni por sembrar.
      Si quieres salir de ajero, planta los ajos en febrero.
      Por San Blas, tus ajos sembrarás.
      Por San Blas, planta ajos y comerás.
      Por San Blas, ajete mete uno y sacarás siete.
      SOBRE LA RECOLECCIÓN.-
      Los ajos se recogen a finales de la primavera o en los comienzos del
      verano. A partir del mes de enero comienzan a estropearse los ajos del año anterior, por eso el refranero indica que no deben comprarse ajos en enero porque son del año pasado.
      Según pasan días de enero, pierde ajos el ajero.
      Cada día que pasa de enero, pierde un ajo el ajero.
      Tantos días pasan de enero, tantos ajos pierde el ajero.


REFRANES SOBRE EL PAN
     
      A buen hambre no hay pan duro.
      A confite de monja, pan de azúcar.
      A falta de faisán, buenos son rábanos con pan.
      A falta de pan, buenas son tortas.
      A falta de polla, pan y cebolla.
      A pan ajeno, navaja propia.
      A pan de quince días, hambre de tres semanas.
      A pan duro, diente agudo.
      A poco pan, tomar primero.
      Agua de mayo, pan para todo el año.
      Agua de San Juan quita vino y no da pan.
      Agua fría y pan caliente, matan a la gente.
      Al hijo malo, pan y palo.
      Al mal panadero hasta la harina le sale negra.
      Al pan caliente, abrirle un hoyito y echarle aceite.
      Al pan se arrima el perro.
      Al romero, que se le seca el pan en el zurrón, no le tengas duelo.
      Amigo que no da pan y cuchillo que no corta, aunque se pierdan no importa.
      Bocado de mal pan, ni lo comas ni lo des a tu can.
      Bocado de pan, rajilla de queso y a la bota un beso, hasta la cena te
      tendrán en peso.
      Bueno es pan duro, cuando es seguro.
      Busca pan para mayo y leña para abril y échate a dormir.
      Castellano fino: al pan, pan, y al vino, vino.
      Come pan, bebe agua y vivirás larga vida.
      Con carne nueva, vino viejo y pan candeal, no se vive mal.
      Con pan y ajo crudo se anda seguro.
      Con pan y vino se anda el camino.
      Con queso, pan y vino, se anda mejor el camino.
      Cuando hay hambre, no hay pan duro, ni falta salsa a ninguno.
      Da vino por vino y pan por pan, y todos te entenderán.
      Dame pan y dime tonto.
      Dar santo y bueno, pero del pan del ajeno.
      De los olores, el pan; de los sabores, la sal.
      De pan ajeno, cada sopaza como un huevo.
      De tierra de alacranes, pocos panes.
      Déjate de tanto refrán y empieza a buscar el pan.
      Después que tu pan comí, te encontré en la calle y no te conocí.
      Dios le da pan, al que no tiene dientes.
      Dios nos dio dientes, Dios nos dará pan.
      Donde hay hambre, no hay pan duro.
      Donde no entra grasa, entra pan sin tasa.
      Donde no hay harina todo es mohína.
      Donde pan comes migas quedan.
      El agua por San Marcelino, buena para el pan, mejor para el vino.
      El catalán de piedras hace pan.
      El fraile que pide pan, carne come si le dan.
      El huevo del día, el pan de ayer y el vino de un año, a nadie hace daño.
      El mendigo pide pan, pero come carne si se la dan.
      El pan ajeno hace al hijo bueno.
      El pan comido y la compañía deshecha.
      El pan de ayer y el vino de un año, a todos hace provecho y a ninguno daño.
      El pan partido Dios lo aumenta.
      El pan sin ojos, el queso con ojos, y el vino que salte a los ojos.
      El pan, aunque sea duro, más vale para mí que para ninguno.
      El que el vino no trae, Dios le quite el pan.
      El trigo en la panera y el vino en la bodega.
      En casa del buen gobierno, nunca comerás pan tierno.
      En casa del capellán, no falta nunca el pan.
      En el mes de San Juan, al sol se cuece el pan.
      En la casa donde no hay pan, pocas cosas se dan.
      Fraile que pide pan, toma carne si le dan.
      Guarda pan para mayo y hierba para tu caballo.
      Hasta que no pase San Germán, no digas que tienes vino ni pan.
      Hay más refranes que panes.
      Huevo de una hora, pan de un día, vino de un año, mujer de quince, amigo
      de treinta y echarás bien la cuenta.
      La mujer el pan amasa y el viejo manda en casa.
      Lagrimas con pan, pronto se secarán.
      Las penas con pan son buenas.
      Llamale al vino, vino, al pan, pan y todos te entenderán.
      Lo que dice el panadero, siempre es verdadero.
      Los duelos con pan son menos.
      Los pobres tienen más coplas que ollas y más refranes que panes.
      Luego que tu pan comí, no me acorde de ti.
      Más alimenta el pan casero que el que vende el panadero.
      Más barato seria el pan si no comieras tanto ¡holgazán!.
      Más vale pan con amor, que gallina con dolor.
      Más vale pan duro que ninguno.
      Media vida es la candela; pan y vino vida entera.
      Menea la cola el can, no por ti sino por el pan.
      Mucho pan y poco queso, es de hombre de seso.
      Ni mesa sin pan, ni ejército sin capitán.
      Ni mesa sin pan, ni mocita sin galán.
      No hay mejor refrán que buen vino y buen pan.
      No hay nada peor que un pobre harto de pan.
      No por mucho pan, es peor el año.
      No solo de pan vive el hombre.
      Nunca vi mayor afán, que muchos hijos y poco pan.
      Pan a hartura y vino a mesura.
      Pan acabado quita cuidado.
      Pan ajeno caro cuesta.
      Pan ajeno poco engorda.
      Pan ajeno quita deseo.
      Pan ajeno, nunca sabroso ni tierno.
      Pan bendito, en sus días, y poquito.
      Pan bien ganado, sabe a gloria.
      Pan caliente mata a la gente.
      Pan caliente y uvas, a las mozas ponen mudas y a las viejas quitan las arrugas.
      Pan caliente, cuélase fácilmente.
      Pan caliente, hambre mete.
      Pan candeal cada día, al cabo hastía.
      Pan candeal y vino tintillo ponen al hombre gordillo.
      Pan casero satisface; pan de panadero a la hora hambre.
      Pan casero, de ése quiero.
      Pan con pan, comida de tontos.
      Pan con pan, no pringa.
      Pan con queso sabe a beso.
      Pan con vino no emborracha, pero alegra a la muchacha.
      Pan de ayer y vino de antaño, mantienen al hombre sano.
      Pan de ayer, carne de hoy y vino de antaño, salud para todo el año.
      Pan de ayer, vino de antaño y carne manida, dan al hombre la vida.
      Pan de Bamba, mollete de Zaratán, ajos de Curiel, quesos de Peñafiel y de
      Cerrato la miel.
      Pan de boda, duro a las pocas horas.
      Pan de cebada, comida de asno disimulada.
      Pan de centeno y agua de navazo ensancha las tripas y estrecha el espinazo.
      Pan de centeno, con hambre es bueno.
      Pan de centeno, para tu enemigo es bueno.
      Pan de días dos, vino de años tres, y Venus, cada mes.
      Pan de hoy, carne de ayer y vino de antaño y vivirás sano.
      Pan de mijo, no se lo des a tu hijo.
      Pan de panadería y vino de taberna, ni harta ni gobierna.
      Pan de panadero y agua de regato, hincha la barriga y estira el espinazo.
      Pan de panizo, fue el diablo el que lo hizo.
      Pan de trigo tremés, lo hizo Dios y mi pan es.
      Pan de trigo, aceite de olivo y de parra el vino.
      Pan de trigo, leña de encina y vino de parra sustentan la casa.
      Pan duro, pero seguro.
      Pan ganado sabe a gloria.
      Pan mollete, abre gollete.
      Pan mollete, bien se mete.
      Pan mollete, calentito y con aceite.
      Pan mucho y poco calducho.
      Pan para hoy y hambre para mañana.
      Pan para mí, que los santos no comen.
      Pan que en la casa se amasa, hace prosperar la casa.
      Pan que sobre, carne que baste y vino que falte.
      Pan rebanado, ni harto viejo ni muchacho.
      Pan reciente, mucho en la mano y poco en el diente.
      Pan sin afrecho, pan sin provecho.
      Pan sin salvado, almidón lo llamo.
      Pan solo, enmagrece.
      Pan tierno y leña verde, la casa pierde.
      Pan tierno y vino añejo dan la vida al viejo.
      Pan tierno, casa con empeño.
      Pan y lienzo, el casero.
      Pan y navaja poco alimento es para el que trabaja.
      Pan y nueces, saben a amores.
      Pan y vino andan camino, que no mozo garrido.
      Pan y vino es media vida, la candela la otra media.
      Pan y vino, un año tuyo y otro del vecino.
      Pan, jamón y vino añejo, son los que hinchan el pellejo.
      Pan, uvas y queso, saben a beso.
      Pan, vino y ajo crudo, y verás quien es cada uno.
      Pan, vino y carne quitan el hambre.
      Pan, vino y carne, crían buena sangre.
      Por dinero baila el perro, y por pan si se lo dan.
      Quien da pan a perro ajeno, pierde pan y pierde perro.
      Quien dineros y pan tiene, consuegra con quien quiere.
      Quien hambre tiene, en pan piensa.
      Quien lee y escribe no pide pan.
      Quien mucho vino cena, poco pan almuerza.
      Quien no come por San Juan, o es loco, o no tiene pan.
      Quien no tenga pan para mayo, ni hierba para abril, no le habría su madre de parir.
      Quien pan menea, pan no desea.
      Quien poda en mayo y alza en agosto, ni coge pan ni mosto.
      Quien quiera más blanca la hogaza, que amase en su casa.
      Rábanos sin pan, poco o nada te alimentarán.
      Si quieres que te siga el can, dale pan.
      Unos siembran el pan y otros lo cogerán.
      Vino y pan andar te harán.


     
REFRANES SOBRE EL CAMINO

      A los enemigos bárreles el camino.
      A un ciego, mal se puede mostrar un camino.
      Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.
      Burro cargado, busca camino.
      Camino amplio y llano, camino no inaugurado.
      Camino comenzado, medio andado.
      Camino de Roma, ni mula coja ni bolsa floja.
      Camino malo, pásalo pronto
      Camino robado, al otro día, sin gente.
      Camino viejo, nunca es luengo.
      Caminos hacen amigos.
      Cárceles y caminos, hacen amigos.
      Como las piedras en el río, se topan los hombres en los caminos.
      Cómplice y asesino van por igual camino.
      Con buen queso y mejor vino, más corto se hace el camino.
      Con pan y vino se anda el camino.
      Con queso, pan y vino, se anda mejor el camino.
      Cuando el camino es corto, hasta los burros llegan.
      Cuando fueres por el camino no digas mal de tu enemigo.
      Cuando guían los ciegos, ¡ay de los que van tras ellos!
      Cuando quiera ausentarse tu enemigo, quítale estorbos del camino.
      El buen labrador en el camino, no en el casino.
      El camino que se sabe, bien se anda.
      El dinero del mezquino anda dos veces el camino.
      El gracioso compañero es carretón en el camino.
      El que de camino hace campo, del campo le harán camino.
      El que por malos caminos anda, malos abrojos halla.
      El que tiene higuera en camino real, si quiere comer higos, tiene que madrugar.
      El rey y el camino, mal vecino.
      El tonto y el mezquino, andan dos veces el mismo camino.
      En cada legua hay un pedazo de mal camino.
      En camino largo, corto el paso.
      En camino largo, tanto anda el cojo como el sano.
      En largos caminos se conocen los amigos.
      Es mejor volverse atrás que perderse por el camino.
      Exagerar y mentir, por un mismo camino suelen ir.
      Hombre apercibido, anda seguro el camino.
      Junto al camino, no pasa de agraz el racimo.
      La calle es camino de todas partes.
      La mala mujer y el buen vino, se encuentran en el camino.
      Las mujeres y el vino hacen errar el camino.
      Lo que se promete con el vino, se olvida por el camino.
      Los bellos caminos no llevan lejos.
      Lleva siempre tu camino, y no mires nunca el de tu vecino.
      Mal camino no puede ir a buen lugar.
      Mal camino, mal lugar, mejor sería otro buscar.
      Mal camino, no va a buen lugar.
      Más vale camino viejo que sendero nuevo.
      Mientras vas y vienes, no cría hierba el camino.
      Mientras vas y vienes, no falta gente por el camino.
      Naipes, mujeres y vino, mal camino.
      Naipes, mujeres y vino, sacan al hombre de tino y lo llevan por el mal camino.
      Ni casa junto a río, ni viña junto a camino.
      Ni río por vecino, ni viña junto al camino.
      No es siempre el mejor camino el más corto.
      No hay camino llano que no tenga algún barranco.
      No le falte tabaco ni vino a quien hace camino.
      No siempre es el mejor camino el más corto.
      Pan y vino andan camino, que no mozo garrido.
      Quien por malos caminos anda, malos abrojos halla.
      Quien se alegra del mal del vecino, el suyo le viene de camino.
      Río y camino malos vecinos.
      Si andas por camino extraño, no te alces mucho el sayo.
      Si pones vides junto a caminos, perderás muchos racimos.
      Si tomas un mal camino, no esperes un buen destino.
      Siempre es mejor el camino más corto.
      Tantas veces fue el burro al molino, que olvidó el camino.
      Todos los caminos llevan Roma.
      Tomar senderos nuevos y dejar caminos viejos no es buen consejo.
      Una buena bota, el camino acorta.
      Una vez que el convidado ha comido, ponlo pronto en el camino.


REFRANES SOBRE EL VINO

«... y alababa el vino que le ponía en las nubes, aunque no se atrevía a dejarle mucho en ellas por que no se aguase.» Miguel de Cervantes. Las dos doncellas.

      A borracho fino, primero agua y luego vino.
      A buen vino, buen tocino.
      A buen vino, no hay mal bebedor.
      A caracoles picantes, vino abundante.
      A catarro gallego, tajada de vino.
      A cena de vino, desayuno de agua.
      A la bota dale el beso después del queso.
      A la col, tocino y al tocino, vino.
      A la sierra, tocino y al serrador, vino.
      A mala cama, colchón de vino.
      A más beber, menos comer.
      A mucho vino, poco tino.
      A nadie le hace daño el vino, si se toma con tino.
      A nadie le hace mal el vino, si se bebe con tino.
      A quien ajo come y vino bebe, ni la víbora le puede.
      A quien el vino no plaz, Dios le quite el pan.
      A vino de mal parecer, cerrar los ojos al beber.
      Abril frío, poco pan y poco vino
      Aceite y vino, bálsamo divino.
      Aceitunas amargas, con vino se pasan.
      Agua al higo y a la pera vino.
      Agua por la Virgen de Agosto, año de mosto.
      Agua por San Juan quita vino y no da pan.
      Agua quiere el pez vivo; el muerto, vino.
      Aguardiente en tienda y vino en taberna.
      Ajo crudo y vino puro pasan el puerto seguro.
      Ajo y cebollino para con vino.
      Ajo y vino puro, y luego verás quien es cada uno.
      Al buen vino, buen tocino.
      Al catador de vinos, no le pasa el sorbo del galillo.
      Al catarro, con el jarro.
      Al hombre duro, lanza en mano y vino puro.
      Al pan, pan y al vino, vino.
      Al que bebe vino le huele el hocico.
      Al que no fuma ni bebe vino, el diablo le lleva por otro camino.
      Al que trabaja y anda desnudo, ajo y vino puro.
      Al que va a la bodega, por vez se le cuenta, beba o no beba.
      Al que va a la bodega, por vez se le cuenta; y el que no bebe, bobo va y bobo viene.
      Al vino y al niño hay que criarlos con cariño.
      Amigo de taza de vino, mal amigo y peor vino.
      Amigo de taza de vino, no vale un comino.
      Amigo viejo, tocino y vino añejos.
      Amigos, oros y vinos, cuanto más viejos, más finos.
      Amistades que del vino se hacen, al dormir la mona se deshacen.
      Amor de puta y vino de frasco, a la noche gustosos y a la mañana dan asco.
      Arroz, pez y pepino, nacen en agua y mueren en vino.
      Bebe el agua a chorros y el vino a sorbos.
      Bebe el vino con discreción y no a boca de canjilón.
      Bebe leche y bebe vino y de viejo estarás como un niño.
      Bebe leche y bebe vino y te conservarás lechuguino.
      Bebe poco y come asaz, duerme en alto y vivirás.
      Bebe vino manchego y te pondrá como nuevo.
      Bebe vino y come queso y llegarás a viejo.
      Bebe vino y come queso y sabrás qué es eso.
      Bebe, que te rías del vino, y déjalo antes de que se ría de ti.
      Bebido con amigos sabe bien cualquier vino.
      Bebiendo por la bota, parecerá que bebes una gota.
      Bebo poco y quiérolo bueno; una azumbre me dura un día entero.
      Berenjenas de Almagro y el vino del jarro.
      Bocado de pan, rajilla de queso y de la bota un beso.
      Buen vino y sopas hervidas, le alargan al viejo la vida.
      Bueno es el vino, cuando es del fino.
      Cada bota huele al vino que tiene.
      Cada cuba huele al vino que tiene.
      Cada tres bocaditos, un traguito.
      Caldo de parras, mejor que el de gallina y de más sustancia.
      Caldo frío para mi tío; vino caliente para mi pariente.
      Caldo frío y vino caliente, todo lo que valen pierden.
      Caracoles sin vino, no valen un comino.
      Carne blanda y vino puro, alimento seguro.
      Carne de hoy, pan de ayer y vino de antaño y vivirás sano.
      Carne sin vino, no vale un comino, vino sin carne, algo vale.
      Castellano fino: al pan, pan, y al vino, vino.
      Come buena carne y bebe vino añejo, así te relucirá el pellejo.
      Comer ajo y beber vino, no es desatino.
      Comer sin pan y sin vino, es locura o desatino.
      Comer sin vino es miseria y desatino.
      Comer sin vino, es comer mezquino.
      Con albaricoques y brevas, agua no bebas; pero vino, todo lo que puedas.
      Con buen queso y mejor vino, más corto se hace el camino.
      Con carne nueva, vino viejo y pan candeal, no se vive mal.
      Con pan y vino se anda el camino.
      Con vino añejo y pan tierno se pasa el invierno.
      Cuando el vino entra, echa el secreto afuera.
      De aceituna, una, y de vino una laguna.
      De cuidado el vino es, se sube a la cabeza y se baja a los pies.
      De las uvas sale el vino y del vino el desatino.
      De los vinos, el viejo; de los amores, el nuevo.
      De mal vino, buena borrachera.
      De Málaga, vino y pasas, boquerones y patatas.
      Del buen vino de Jerez, poquito cada vez.
      Después de beber, cada uno da su parecer.
      Después del arroz, pescado y tocino, se bebe buen vino.
      Día de agua o a la taberna o a la fragua.
      Día de San Martino, todo mosto es buen vino.
      Donde entra mucho vino todos los vicios hacen camino.
      El agua de San Juan quita aceite, vino y pan.
      El agua de San Juan quita vino y no da pan.
      El agua para los bueyes y el vino para los reyes.
      El agua para los peces; para los hombres, vino a montones.
      El agua por San Marcelino, buena para el pan, mejor para el vino.
      El amor y el vino sacan al hombre de tino.
      El arroz, el pez y el pepino nacen en agua y mueren en vino.
      El bebedor fino, a sorbitos bebe el vino.
      El bebedor fino, después del dulce, vino.
      El borracho fino, tras la leche, vino.
      El borracho valiente se pasa del vino al aguardiente.
      El buen vinagre del buen vino sale.
      El buen vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre.
      El buen vino añejo hace al hombre niño y remoza al viejo.
      El buen vino en cristal fino; el peleón en el jarro o en el porrón.
      El buen vino en vaso chico.
      El buen vino es oro fino.
      El buen vino no merece probarlo quien no sabe paladearlo.
      El buen vino no merece probarlo quien no sabe saborearlo.
      El buen vino resucita al peregrino.
      El buen vino sin ramo se vende.
      El buen vino, de sí propio es padrino.
      El buen vino, en copa cristalina, servida por mano femenina.
      El buen vino, en cristal fino; el peleón, en jarro o en porrón.
      El buen vino, venta trae consigo.
      El español fino con todo bebe vino.
      El huevo de hoy, el pan de ayer y el vino de un año, a todos hace provecho y a ninguno daño.
      El jarro nuevo primero bebe que su dueño.
      El juego la mujer y el vino, sacan al hombre de tino.
      El mejor vino se puede tornar vinagre.
      El muerto al hoyo y el vino al retollo.
      El pan con hartura y el vino con mesura.
      El pan sin ojos, el queso con ojos, y el vino que salte a los ojos.
      El pez y el cochino, la vida en agua y la muerte en vino.
      El primer vaso de vino abre al segundo el camino.
      El que buen vino bebe a beberlo vuelve.
      El que con vino cena, con agua desayuna.
      El que el vino no trae, Dios le quite el pan.
      El que en un entierro no bebe vino, es que el suyo viene de camino.
      El trigo en la panera y el vino en la bodega.
      El vino abre el camino.
      El vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre.
      El vino calienta, el aceite alimenta.
      El vino como rey y el agua como buey.
      El vino con el amigo.
      El vino de cepas viejas, calienta hasta las orejas.
      El vino de Jerez, ya no lo deja quien lo probó una vez.
      El vino de La Palma, conforta el cuerpo y alegra el alma.
      El vino de la verdad es amigo.
      El vino demasiado, ni guarda secreto ni cumple palabra.
      El vino en bota y la mujer en pelota.
      El vino en jarro, cura el catarro.
      El vino para los reyes y el agua para los bueyes.
      El vino peleón, tomarlo en jarro o en porrón.
      El vino que es bueno no ha menester pregonero.
      El vino saca al hombre de tino; y a la mujer, el lino.
      El vino, como la mujer hermosa, debe tener tres cosas: buena cara, buen color y buena boca.
      El vino, poco, trae ingenio; mucho, se lleva el seso.
      En bien cortar y en vino echar, bien veo quién me quiere bien y quién me quiere mal.
      En casa con hombres y sin vino, todo anda mohíno.
      En el vino está la verdad.
      En tierra de Medina el que gasta en vino blanco se lo ahorra en medicina.
      En vino y en moro, no pongas tu tesoro.
      Estreno de traje fino, precisa chorreón de vino.
      Fiesta sin vino no vale un comino.
      Gástate en juerga y vino lo que has de dar a los sobrinos.
      Hasta que no pase San Germán, no digas que tienes vino ni pan.
      Hasta San Juan todo vino es del rabadán.
      Hay tres cosas que destruyen al hombre: el vino, el orgullo y el enojo.
      Hombre que vive de amor y vino, que no se queje de su destino.
      Jamón y vino añejo estiran el pellejo.
      Juego y bebida, casa perdida.
      La leche le dijo al vino: vente, amigo.
      La mujer y el vino hacen del hombre un pollino.
      La mujer y el vino sacan al hombre de tino.
      La mujer y la viña dan al hombre alegría.
      La uva tiene dos sabores divinos... como uva y como vino.
      Leche y vino, veneno fino.
      Libro, vino y amigo, lo mejor, lo más antiguo.
      Lo que se promete con el vino, se olvida por el camino.
      Lo que se va en vino, va en lágrimas y suspiros.
      Mala es la llaga que con vino no sana.
      Más vale morir en vino que vivir en agua, le dijo el mosquito a la rana.
      Mi mejor amigo el pan, mi peor enemigo el vino.
      Mucho vino, poco tino.
      Ni casa sin vino, ni olla sin tocino.
      Ni mesa sin vino, ni sermón sin agustino.
      Ni todo el vino en una bodega, ni todo el trigo en una panera.
      Ni tu pan en tortas, ni tu vino en botas.
      Ninguno se embriaga del vino de casa.
      Niño que bebe vino y mujer que habla latín, no pueden tener buen fin.
      No es ningún desatino, postre, café, y vino.
      No hay mejor refrán que buen vino y buen pan.
      Pan a hartura y vino a mesura.
      Pan candeal y vino tintillo ponen al hombre gordillo.
      Pan de ayer, vino de antaño y carne manida, dan al hombre la vida.
      Pan de hoy, carne de ayer y vino de antaño y vivirás sano.
      Pan de trigo, aceite de olivo y de parra el vino.
      Pan de trigo, leña de encina y vino de parra, sustentan la casa.
      Pan que sobre, carne que baste y vino que falte.
      Pan y vino andan camino, que no mozo garrido.
      Pan y vino es media vida, la candela la otra media.
      Pan, jamón y vino añejo, son los que hinchan el pellejo.
      Para curar el catarro, no hay como el jarro.
      Para ir a misa, estoy cojo; para la bodeguilla, poquito a poco.
      Para que el vino sepa a vino, se ha de beber con un amigo.
      Pollo nuevo y vino añejo hacen mozo al hombre viejo.
      Por agosto, ni es vino ni es mosto; por San Andrés, vino es.
      Por la mujer y el vino, yerra el hombre su camino.
      Por San Andrés, el mosto, vino es.
      Por San Andrés, el vino nuevo añejo es.
      Quien a la taberna va y viene, dos casas mantiene.
      Quien con vino se acuesta, con agua almuerza.
      Quien mucho vino bebe, a sí se daña y a los otros hiere.
      Quien mucho vino cena, poco pan almuerza.
      Quien vino bebe, despacio envejece.
      Secreto con vino es un vomitivo.
      Si con la ensalada bebes vino, ¡qué será con el tocino!
      Si el mar fuera vino, todo el mundo sería marino.
      Si quieres dormir tranquilo poca cena y mucho vino.
      Tabaco, vino y mujer, echan al hombre a perder.
      Tinto con jamón es buena inyección.
      Todo lo que se come vino quiere, el agua para las ranas y los peces.
      Torreznos sin vino, es como olla sin tocino.
      Tu vino, tu mujer y tu caballo, par ti solo gozarlo y, por eso, no
      alabarlo.
      Un buen vino hace mala cabeza.
      Un traguillo de vino de cuando en cuando, y vamos tirando.
      Un vasillo de vino, al segundo le abre camino.
      Un vaso de vino añejo da alegría, fuerza y buen consejo.
      Una cena sin vino, es como un día sin sol.
      Vendimia en mojado y cogerás el mosto aguado.
      Vendimia enjuto y cogerás vino puro.
      Viejo que buen vino bebe, tarde muere.
      Vino de pregonero, en gastaduras se va presto.
      Vino de un año, con este me apaño; y si tiene dos, me apaño mejor.
      Vino en jarro de barro quiero; así no ven lo que bebo.
      Vino mezclado, vino endiablado.
      Vino por su amo alabado, llama convidados.
      Vino puro y ajo crudo, hacen andar al mozo agudo.
      Vino que no sepas mear, no lo debes probar.
      Vino sacado, hay que gastarlo.
      Vino torcido, vinagre se hizo y nunca volvió a ser vino.
      Vino y amigo que se torcieron, sólo para vinagre fueron buenos.
      Vino y mujeres, dan más pesares que placeres.
      Vino, amigo y aceite, cuanto más antiguo más ferviente.
      Vino, amigo, aceite y tocino, son mejores más antiguos.
      Vinos y amores, los viejos son los mejores.
      Ya decía Salomón que el buen vino alegra el corazón.



REFRANES SOBRE EL TRABAJO


      Al que madruga Dios le ayuda, si madruga con buen fin.
      Al trabajo no llego porque estoy cojo, pero voy a la taberna poquito a poco.
      Antes que acabes, no te alabes.
      Años y trabajo ponen el pelo blanco.
      Aquel es tu hermano que te quita el trabajo.
      Ata bien y siega bajo, aunque te cueste trabajo.
      De Dios para abajo, cada cual vive de su trabajo.
      De tejas para abajo, todo el mundo vive de su trabajo.
      Después del trabajo viene la alegría.
      Echar por el atajo no siempre ahorra trabajo.
      El buen cirujano opera temprano.
      El día para el trabajo; la noche para el descanso.
      El que algo quiere, algo le cuesta.
      El que de mañana se levanta en su trabajo adelanta.
      El que hace un cesto hace ciento, si le dan mimbres y tiempo.
      El trabajo mata al asno, pero no mata al amo.
      El trabajo y la economía son la mejor lotería.
      En cualquier trabajo u obra, el que no ayuda estorba.
      Hace más el que quiere que el que puede.
      Hasta arrancar un ajo cuesta su trabajo.
      Igual me da estar arriba que abajo, si soy el que trabajo.
      La paciencia, en los trabajos se prueba.
      Lo que más trabajo cuesta, más dulce se muestra.
      Lo que no se empieza, no se acaba.
      Mejor se guarda lo que con trabajo se gana.
      No hay atajo sin trabajo.
      No hay cosa que canse más que el trabajo, si no es el holgar.
      No hay mejor herencia que trabajo y diligencia.
      No hay mejor lotería que el trabajo y la economía.
      Por el trabajo llegan arriba los que están abajo.
      Premio del trabajo justo, son honra, provecho y gusto.
      Quien huye del trabajo huye del descanso.
      Quien mucho abarca, poco aprieta.
      Quien tarde se levanta, todo el día trota.
      Si el ocio te causa tedio, el trabajo es buen remedio.
      Trabajo sin provecho es hacer lo que está hecho.


REFRANES SOBRE LA MIEL

      A la miel, golosas, y al aceite, hermosas.
      A quien miel menea, miel se le pega.
      Abeja muerta, ni miel ni cera.
      Abejas, benditas, santos abejares, dan miel a los hombres, cera a los altares.
      Abejitas, santas sois vos, que hacéis miel para los hombres y cera para
      Dios.
      Agua en agosto, azafrán, miel y mosto.
      Al que entre la miel anda, algo se le pega.
      Aunque tu amigo sea de miel, no te lo chupes.
      Besóme el colmenero y a miel me supo el beso.
      Con azúcar y miel, cagajones saben bien.
      Cuando llueve en agosto, llueve miel y mosto.
      De Dios viene el bien, y de las abejas la miel.
      Dedadita de miel y azumbre de hiel.
      Después de comer miel, nada sabe bien.
      El agua sobre la miel, sabe mal y hace bien.
      El oro y la miel, donde están parecen bien.
      En mayo, leche y miel hacen al niño doncel.
      Fe sin obras, panal sin miel.
      Flores manchegas con miel, fruta de sartén.
      Hazte de miel y te comerán las moscas.
      Juan Miguel no tiene colmenar y vende miel.
      Las abejas hacen miel, y las moscas se la comen.
      Lluvia en agosto, más miel y más mosto.
      Manuel, Manuel, no tienes abejas y vendes miel.
      Más moscas se cogen con miel que con hiel.
      Miel en la boca y guarda la bolsa.
      Ni seas de hiel, ni seas de miel.
      No hay miel sin hiel.
      No se hizo la miel para la boca del asno.
      Pan de Bamba, mollete de Zaratán, ajos de Curiel, quesos de Peñafiel y de Cerrato la miel.
      Poca hiel hace amarga mucha miel.
      Por San Miguel los higos son miel.
      Quien de miel se hace, moscas le comen.
      Rocíos de agosto, miel y mosto.
      Si no tienes dinero en la bolsa, ten miel en la boca.
      Si quieres sacar miel, sácala por San Miguel.
      Vase el bien al bien y las abejas a la miel.
      Viaje de luna de miel; ni es viaje, ni ves luna, ni hay miel.
      Vinagre con miel sabe mal y hace bien.



     

REFRANES SOBRE HACER DOS COSAS A LA VEZ

      Comer sopas y sorber, no puede ser.
      Leer y comer, no puede ser.
      No se puede dormir y guardar la era.
      No se puede estar al plato y a las tajadas.
      No se puede estar en misa y repicando.
      No se puede nadar y guardar la ropa.
      No se puede repicar y andar en la procesión.

 

REFRANES SOBRE OLIVOS, ACEITE Y ACEITUNAS


      A la aceituna y al gitano no los busques en verano.
      A la miel, golosas, y al aceite, hermosas.
      A lo que aceite de oliva echo, sácole provecho.
      Aceite abundante, buen año por delante.
      Aceite de oliva, todo mal quita.
      Aceite y aceituna a veces mucha, otras ninguna.
      Aceite y romero frito, bálsamo bendito.
      Aceite y vino, bálsamo divino.
      Aceituna, una por San Juan y ciento en Navidad.
      Agua y luna, tiempo de aceitunas.
      Aguas por San Juan, quitan aceite y vino y no dan pan.
      Aguas por San Juan, quitan vino, aceite y pan.
      Año heladero, año aceitero.
      Bendita la aceitera que da para casa y para fuera.
      Blanquizares para viñas, que no para olivares.
      Casa del padre, viña del abuelo y olivar del bisabuelo.
      Con aceite de candil, mil males curar vi.
      Cuando en invierno hace verano, ni vino, ni aceite, ni paja, ni grano.
      El olivar hace el bien, aunque le hagan el mal.
      El olivar y el potro, que los críe otro.
      El olivo es más agradecido que la gente, por cada beneficio te devuelve veinte.
      El pez ha de nadar tres veces: en agua, en vino y en aceite.
      El que coge aceitunas antes de enero, deja el aceite en el madero.
      El rancio es bueno en el vino, pero malo en el aceite y en el tocino.
      El remedio de la tía Mariquita que con aceite todo lo quita.
      El vino calienta, el aceite alimenta.
      En el tiempo de las aceitunas, tienen novio las sobrinas.
      Flor del olivo en abril, aceite para el candil.
      Flor del olivo en mayo, aceite para el año.
      Flor del olivo por San Juan, aceite para entinajar.
      Hacendado con olivos, un año en terciopelo y seis en cueros vivos.
      Hombre fantasmón, poco aceite y mucho algodón.
      La mejor cocinera, la aceitera.
      La verdad como el aceite, queda siempre por encima.
      Más prestan sobre olivos que sobre pergaminos.
      Olivo, bruto, que a fuerza de palos da su fruto.
      Olivo, vino y amigo, el mejor el más antiguo.
      Para ser Extra Virgen: del olivo a la prensa y de la prensa a la despensa.
      Por Santa Catalina todo el aceite tiene la oliva.
      Quien a los propios olivos varea a su propio caudal apalea.
      Quien tiene olivares y viñas, bien casa a sus niñas.
      San Silvestre entinaja el aceite.
      Si alguna vez me olvidares, tálame aunque no me ares.
      Si por San Juan y San Pedro en tu olivar aceitunas hallas, una aquí y otra allá, buena cosecha habrá.
      Si quieres llegar a viejo, guarda aceite en el pellejo.
      Si te duele la barriga úntale con aceite de oliva, y si no se te quita el  mal, reluciente se te pondrá.
      Sin tierras y olivares qué sería de las ciudades.
      Viña la que plantares y olivar el que heredares.




REFRANES SOBRE «MÁS VALE...»


      Más vale a quien Dios ayuda, que quien mucho madruga.
      Más vale acostarse sin cena que levantarse con deuda.
      Más vale agua del cielo que todo el riego.
      Más vale al cuerdo la regla que al necio la renta.
      Más vale al paso andar que correr y tropezar.
      Más vale algo que nada.
      Más vale amenaza de necio que abrazo de traidor.
      Más vale amigo a la puerta, que pariente a la vuelta.
      Más vale amigo de cerca que hermano de lejos.
      Más vale amigos en la plaza que dineros en el arca.
      Más vale apiadar que curar.
      Más vale aprender de viejo que morir necio.
      Más vale aprovechar que tirar.
      Más vale bien amigada que mal casada.
      Más vale bien comido que bien vestido.
      Más vale bien morir que mal vivir.
      Más vale bollo en paz que hogaza en guerra.
      Más vale buen amancebado que mal marido velado.
      Más vale buen amigo que mal marido.
      Más vale buen vecino que pariente ni primo.
      Más vale buen viento que fuerza de remos.
      Más vale buena amistad que ruin parentesco.
      Más vale buena cazuela que guapa mozuela.
      Más vale buena esperanza que ruin posesión.
      Más vale buena gana que buena vianda.
      Más vale buena manada que espiga larga.
      Mas vale buena muerte que mala vida.
      Más vale buena queja que mala paga.
      Más vale bueno que mucho.
      Más vale bueno que sabio.
      Más vale bulto de muchos que esfuerzo de pocos.
      Más vale caer en gracia que ser gracioso.
      Más vale caire que donaire.
      Más vale callar lo que se sabe que decir lo que no se sabe.
      Más vale callar que con borrico hablar.
      Más vale callar que con necios altercar.
      Más vale callar que mal hablar.
      Más vale camino viejo que sendero nuevo.
      Más vale cargar la carga que arrear la mula.
      Más vale cien leguas de mal caminar que otras cien sin andar.
      Más vale color en la cara que dolor en el corazón.
      Más vale copa en mano que bodega en retrato.
      Más vale creerlo que irlo a ver.
      Más vale cuenta que venta.
      Más vale chica concordia que gran discordia.
      Más vale dar a ruines que rogar a buenos.
      Más vale dar que la carga llevar.
      Más vale dar que recibir, si te lo puedes permitir.
      Más vale dar que recibir.
      Más vale de balde hacer, que en balde ser.
      Más vale dejallo que meneallo.
      Más vale dejar a los enemigos que pedir a los amigos.
      Más vale dejar a ruines que pedir a buenos.
      Más vale dejar a tu hijo con mocos que cortarle las narices.
      Más vale demandar que hurtar.
      Más vale despacio prevenir que despacio arrepentir.
      Más vale despedirse que ser despedido.
      Más vale din de moneda que don sin renta.
      Más vale din que don.
      Más vale dinero en mano, que ilusiones de verano.
      Más vale Dios ayudar que madrugar.
      Más vale doblarse que quebrarse.
      Más vale el bien de lejos que el mal de cerca.
      Más vale el buen nombre que todo lo demás del hombre.
      Más vale el din que el don.
      Más vale el ejemplo que el consejo.
      Más vale el hueso en marzo que la carne en mayo.
      Más vale el humo de mi casa que el fuego de la ajena.
      Más vale el que quiere que el que puede.
      Más vale el ruego del amigo que el hierro del enemigo.
      Más vale el vecino cercano que el pariente lejano.
      Más vale en paz un huevo que en guerra un gallinero.
      Más vale enemigo cuerdo que amigo loco.
      Más vale ensalada que hambre.
      Más vale ensordar que mal oír.
      Más vale envidiado que compadecido.
      Más vale errado que mal enmendado.
      Más vale esperar barbas que peinar canas.
      Más vale estar gorda y lustrosa que fea y asquerosa.
      Más vale estar solo que mal acompañado.
      Más vale flaco en la mata, que gordo en la panza de la gata.
      Más vale fortuna en tierra que bonanza en la mar.
      Más vale gordo que dé risa que flaco que dé lastima.
      Más vale guardar que demandar.
      Más vale guerra abierta que paz fingida y cubierta.
      Más vale hacer las cosas que no mandarlas.
      Más vale hasta el tobillo que hasta el colodrillo.
      Más vale hombre feo con buen arreo, que mozo bonito y sin un pito.
      Más vale humo que escarcha.
      Más vale industria que fuerza.
      Más vale ir a la cárcel que al hospital.
      Más vale ir de capote a capa, que de capa a capote.
      Más vale ir por bebida a la taberna que a la botica.
      Más vale ir solo que mal acompañado.
      Más vale juzgar entre enemigos que entre amigos.
      Más vale la envoltura que la criatura.
      Más vale la fuerza de la razón que la razón de la fuerza.
      Más vale la práctica que la gramática.
      Más vale la salsa que los caracoles.
      Más vale ladrón que cuatrero.
      Más vale lamiendo que mordiendo.
      Más vale lápiz corto que memoria larga.
      Más vale libertad con pobreza, que prisión con riquezas.
      Más vale lidiar con la ruin bestia que llevarla a cuestas.
      Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.
      Más vale loco que necio.
      Más vale llegar a tiempo que rondar cien años.
      Más vale llorar que lamentar.
      Más vale mal afeitado que bien desollado.
      Más vale mala avenencia que buena sentencia.
      Más vale mala suerte y buena muerte que buena suerte y mala muerte.
      Más vale mala vela, que bombilla fundida.
      Más vale malo conocido que bueno por conocer.
      Más vale manada que espiga afamada.
      Más vale maña que fuerza.
      Más vale meaja de rey que doblón de señor.
      Más vale media mierda que mierda entera.
      Más vale medir y remedir, que cortar y arrepentir.
      Más vale mendrugo que tarugo.
      Más vale migaja del rey que merced de señor.
      Más vale morir bien hablando que vivir mal callando.
      Más vale morir de risa que de ictericia.
      Más vale morir en paz que vivir en guerra.
      Más vale morir con mando que vivir aconsejando.
      Más vale mucho saber que mucho tener.
      Más vale muchos pocos que pocos muchos.
      Más vale muerte callada que desventura publicada.
      Más vale mujer de pobre que querida de rico.
      Más vale mujer que hacienda.
      Más vale mujer triste que marido que embiste.
      Más vale oler a asno que a muerto.
      Más vale olla que bambolla.
      Más vale onza que libra.
      Más vale pájaro en mano que almorranas en el ano.
      Más vale pájaro en mano que ciento volando.
      Más vale pálido una vez que cientos colorado.
      Más vale palmo de juez que brazada de abogado.
      Más vale pan con amor, que gallina con dolor.
      Más vale pan duro que ninguno.
      Más vale pasar un mal rato que pasar un mal año.
      Más vale paso que dure que carrera que canse.
      Más vale paso que dure que trote que canse.
      Más vale patatas en paz que tajadas en guerra.
      Más vale pelado que amortajado.
      Más vale perder un poco que perderlo todo.
      Más vale perder que más perder.
      Más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto.
      Más vale plaza cara que despensa barata.
      Más vale poco pecar que mucho confesar.
      Más vale poco que nada.
      Más vale poco y bien arado que no mucho y arañado.
      Más vale poco y bien ganado que mucho y enlodado.
      Más vale poco y bien tenido que mucho y mal atendido.
      Más vale poco y bueno que mucho y malo.
      Más vale pocos muchos que muchos pocos.
      Más vale ponerse una vez colorado que ciento amarillo.
      Más vale porfiar que apostar.
      Más vale poseer lo poco que esperar lo mucho.
      Más vale prenda en el arca que fiador en la plaza.
      Más vale prestar al enemigo que pedir prestado al amigo.
      Más vale prevenir que curar.
      Más vale prevenir que ser prevenidos.
      Más vale prevenir que tener que lamentar.
      Más vale prever que lamentar.
      Más vale puñado de experiencia que almuerzo de mucha ciencia.
      Más vale puta moza que puta jubilada.
      Más vale que digan que aquí corrió y no que aquí murió.
      Más vale que la bolsa sienta el dolor que no el corazón.
      Más vale que la viña de Señor esté labrada que no que esté yerma.
      Más vale que llore el hijo que no el padre.
      Más vale que se seque la boca que no la bolsa.
      Más vale que sobre que no que falte.
      Más vale quedar hoy con gana, que estar enfermo mañana.
      Más vale quejoso que arrepiso.
      Más vale rato de sol, que cuarterón de jabón.
      Más vale remiendo feo que agujero hermoso.
      Más vale repetir cosas buenas y viejas que decir cosas malas y nuevas.
      Más vale rico labrador que marqués pobretón.
      Más vale rico pobre que pobre rico.
      Más vale riqueza de corazón que riqueza de posesión.
      Más vale rodear que mal pasar.
      Más vale rodear que tropezar.
      Más vale ruin asno que estar sin él.
      Más vale saber casarse que saber citarse.
      Más vale saber que haber, para no menester.
      Más vale sardina en plato que una sirena en retrato.
      Más vale ser amo de cabaña que criado de campaña.
      Más vale ser arriero que borrico.
      Más vale ser buena enamorada que mala casada.
      Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.
      Más vale ser cocinero que pollo.
      Más vale ser cornudo y que no lo sepa ninguno que sin serlo pensarlo el mundo.
      Más vale ser desconfiado que amanecer engañado.
      Más vale ser envidiado que compadecido.
      Más vale ser envidiado que envidioso.
      Más vale ser feo y sabio que hermoso y necio.
      Más vale ser mal amo que buen criado.
      Más vale ser necio que porfiado.
      Más vale ser patojo que ser cojo.
      Más vale ser pobre entero que medio.
      Más vale ser pobre que ser necio.
      Más vale ser pobre y liberal que rico y mezquino.
      Más vale ser puta sin parecerlo que aparentarlo y no serlo.
      Más vale ser querido que aborrecido.
      Más vale ser temido que ser tenido.
      Más vale ser un mal realizador, que un magnífico ideador.
      Más vale ser un pobre hombre que un hombre pobre.
      Más vale ser un rico labrador que un marqués pobretón.
      Más vale serlo que parecerlo.
      Más vale soltero andar que mal casar.
      Más vale sudar que no estornudar.
      Más vale sudar que toser y tiritar.
      Más vale sudor de madre que leche de madrastra.
      Más vale tarde que nunca.
      Más vale tardío que vacío.
      Más vale tener amigos que señoríos.
      Más vale tener mal burro que ninguno.
      Más vale tener mal burro que no tenerlo.
      Más vale tener malos amigos que buenos enemigos.
      Más vale tener medio pan que no tener ninguno.
      Más vale tener que dar que tener que mendigar.
      Más vale tener que dar que tener que tomar.
      Más vale tener que no desear.
      Más vale tener un agujero en la bolsa que una mancha en la honra.
      Más vale tener un mal burro que no tener ninguno.
      Más vale tierra holgada que afamada.
      Más vale torre hecha que castillo por hacer.
      Más vale tres hombres corrientes que uno sabio.
      Más vale trocar placer por dolores que estar sin amores.
      Más vale tuerta que muerta.
      Más vale tuerto que ciego.
      Más vale un amigo bueno que pariente y medio.
      Más vale un buen amigo que no un pariente mezquino.
      Más vale un día del discreto que toda la vida del necio.
      Más vale un grito a tiempo que un sermón bien deletreado.
      Más vale un gusto que cien panderos.
      Más vale un hecho que cien palabras.
      Más vale un hecho que mil dichos.
      Más vale un hombre apercibido que dos descuidados y no prevenidos.
      Más vale un hoy que diez mañanas.
      Más vale un hoy que dos mañanas.
      Más vale un mal arreglo que un buen pleito.
      Más vale un pan con Dios que dos con el diablo.
      Más vale un pillo que te enseñe, que un tonto que te quite la vida.
      Más vale un «por si acaso» que un «¡válgame Dios!».
      Más vale un «por si acaso» que un «quien pensara».
      Más vale un «por si acaso» que un «si hubiera».
      Más vale un rato de placer que ciento de pesar.
      Más vale un remiendo feo que un agujero hermoso.
      Más vale un sí que dos quizás.
      Más vale un testigo de vista que ciento de oídas.
      Más vale un toma que dos te daré.
      Más vale un tonto que no me entienda, que un pillo que me venda.
      Más vale un viejo que mozo y medio.
      Más vale una abeja sola que mil moscas.
      Más vale una cuchara de suerte que una olla de sabiduría.
      Más vale una mala boda que un buen entierro.
      Más vale una mala pierna que dos buenas muletas.
      Más vale una mujer hilando que cinco mirando.
      Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo.
      Más vale una seca morcilla, que una buena pastilla.
      Más vale una segura que dos en duda.
      Más vale una tarta compartida, que una mierda para uno sólo.
      Más vale una trucha en el caldero que un salmón en el mar.
      Más vale una vez colorado que ciento amarillo.
      Más vale una vieja sola que mil mozas.
      Más vale vergüenza en cara que dolor de corazón.
      Más vale vergüenza en cara que mancilla en corazón.
      Más vale vieja con dineros que moza con cabellos.
      Más vale vino caliente que agua fría.
      Más vale vino malo que agua buena.
      Más vale vino malo que agua de pantano.
      Más vale vino turbio que agua clara.
      Más vale vuelco de olla que abrazo de moza.
      Más vale vuelta de llave que conciencia de fraile.
      Más vale zapato roto que píe hermoso.
      Más valen cardos en paz que pollos en agraz.
      Más valen dos bocados de vaca que siete de patata.
      Más valen dos buenos oradores que veinte malos habladores.
      Más valen frutos que flores que los unos dan sabores y las otras no más que olores.




REFRANES SOBRE LA NATURALEZA


      Cielo a corderos, agua a calderos.
      Cielo a lana, si no llueve hoy lloverá mañana.
      Cielo aborregado, a los tres días mojado.
      Cielo aborregado, suelo mojado.
      Cielo borreguero, vendaval o agua del cielo.
      Cielo de junio, limpio como ninguno.
      Cielo empedrado a las veinticuatro horas mojado.
      Cuando da muchos frutos el manzano, podrás agarrarlos con la mano.
      Cuando el arco iris se ve, o ha llovido o va a llover.
      Cuando el cuquillo canta, tan pronto sol como agua.
      Cuando el sol se pone cubierto, o lluvia o viento.
      Cuando en abril truena, noticia buena.
      Cuando llueve en agosto, llueve miel y llueve mosto.
      Cuando llueve y graniza hace la vieja longaniza.
      Cuando llueve y hace frío hace la vieja su vestido.
      Cuando llueve y hace sol baila el perro y el pastor.
      Cuando llueve y hace sol hace la vieja el requesón.
      Cuando llueve y hace sol sale a paseo el caracol.
      Cuando llueve y hace sol sale el arco del Señor.
      Cuando llueve y hace viento quédate adentro.
      Cuando marzo mayea, mayo marcea.
      Cuando mengua la luna no siembres cosa alguna.
      Cuando viene la golondrina el verano está encima.
      Cuando vuela bajo tiempo frío anuncia el grajo.
      Después de la tormenta viene la calma.
      El que en abril riega en mayo siega.
      El sol de enero poco duradero.
      El sol de marzo temprano es para el campo muy sano.
      En abril aguas mil y todas caben en un barril.
      En abril y en mayo no dejes en la casa el sayo.
      En agosto y en enero no tomes el sol sin sombrero.
      En el mes de San Juan al sol se cuece el pan.
      En enero bufanda, abrigo y sombrero.
      En enero enciende la abuela el brasero.
      En enero ni galgo lebrero, ni halcón perdiguero.
      En enero se hiela el agua en el puchero.
      En febrero busca la sombra el perro; a finales, que no a primeros.
      En febrero loco ningún día se parece a otro.
      En junio hoz en puño.
      Febrerillo, mes loquillo.
      Febrero, el corto, el peor de todos.
      Febrero loco y marzo otro poco.
      Febrero, rato malo y rato bueno.
      Febrero, siete capas y un sombrero.
      Febreruco es loco, unas veces por mucho y otras por poco.
      Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo y si junio es ruin hasta el fin.
      Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo y para más seguro hasta el cuarenta de junio.
      Invierno frío, verano caluroso.
      Invierno que mucho hiela cosecha de fruto espera.
      La primavera la sangre altera.
      Marzo marceador, de noche llueve y de día hace sol.
      Marzo marzuelo, un día malo y otro bueno.
      Marzo ventoso y abril lluvioso hacen de mayo florido y hermoso.
      Mayo frío, año de mucho frío.
      Por San Juan los días comienzan a acortar.
      Por San Matías se igualan las noches y los días.
      Por septiembre quien tenga trigo que siembre.
      Septiembre o seca las fuentes o se lleva los puentes.
      Si marzo no marcea, abril ventisquea.
      Si no llueve en febrero ni buen pan, ni buen centeno.


REFRANES SOBRE LA AMISTAD

      A buen amigo buen abrigo.
      Al amigo que en apuro está, no mañana, sino ya.

      Al amigo reconciliado, con un ojo abierto y el otro cerrado.

      Al amigo y al caballo, no apretallo.

      Al guardar el trigo, no quiero parientes ni amigos.

      Amigo beneficiado, enemigo declarado.

      Amigo de uno, y enemigo de ninguno.

      Amigo del buen tiempo múdase con el viento.

      Amigo en la adversidad, es amigo de verdad.

      Amigo leal y franco, mirlo blanco.

      Amigo que no da, y navaja que no corta, si se pierden poco importa.

      Amigo reconciliado, enemigo doblado.

      Amigo sin dinero, eso quiero; que dinero sin amigo, a veces no vale un higo.

      Amigo traidorcillo, más hiere que un cuchillo.

      Amigo viejo, tocino y vino añejo.

      Amigo y de fiel empeño; es el perro... con su dueño.

      Amigos, oros y vinos, cuanto más viejos, mas finos.

      Amistad de boquilla, no vale una cerilla.

      Amistad del poderoso, sol de invierno y amor de mujer, duraderos no pueden ser.

      Amistad fuerte, llega más allá de la muerte.

      Amistad por interés, no dura porque no lo es.

      Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas.

      Años de higos, años de amigos.

      Buenas cuentas, conservan amistades.

      Buenos amigos y buenos abriles, uno entre miles.

      Con ciertos amigos, no se necesitan enemigos.

      Con quien te vi te comparé.

      Con quien tengas trato, no tengas contrato.

      Consejo de quien bien te quiere, escríbelo, aunque no lo apruebes.

      Cuando te vayas a casar, manda a los amigos a otro lugar.

      Cuentas claras conservan amistades.

      Cuentas claras, amistades largas.

      Desdichas y caminos, hacen amigos.

      Dime con quién andas y te diré quién eres.

      Dios los cría y ellos se juntan.

      Dios me dé contienda, con quien me entienda.

      Doblada es la maldad que sucede a la amistad.

      Donde hay confianza, da asco.

      Dos amigos de una bolsa, el uno canta y el otro llora.

      El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.

      El que bien te quiere te hará llorar.

      El que con lobos anda, a aullar se enseña.

      El que de amigos carece es que no los merece.

      El que no oye consejo no llega a viejo.

      El que no tiene amigos, tema a los enemigos.

      El que presta a un amigo, pierde el dinero y pierde el amigo.

      El vino, con el amigo.

      En bien cortar y en vino echar, bien veo quién me quiere bien y quién me quiere mal.

      En chica casa y en largo camino, se conoce al amigo.

      En el peligro, se conoce al amigo.

      En la necesidad, se conoce la amistad.

      En largos caminos, se conocen los amigos.

      En prisión y enfermedad, se conoce la amistad.

      Entrañas y arquetas, a los amigos abiertas.

      Entre amigos no hay cumplidos.

      Entre dos amigos, un notario y dos testigos.

      Es bueno tener amigos hasta en el infierno.

      Hoy por ti, mañana por mí.

      La amistad hace lo que la sangre no hace.

      La vecindad es fuente de amistad.

      La verdadera amistad es inmortal.

      Más vale buen amigo que pariente ni primo.

      Más vale enemigo cuerdo que amigo loco.

      Más vale estar solo que mal acompañado.

      Más valen amigos en la plaza que dineros en el arca.

      ¿Me guardas un secreto, amigo?; mejor me lo guardas si no te lo digo.

      Ni de amigo reconciliado, ni de manjar dos veces guisado.

      No busques por amigo al rico ni al noble, sino al bueno, aunque sea pobre.

      No hay mejor espejo, que el amigo viejo.

      No hay mejor pariente, que el amigo presente.

      Por un mal chiste, un buen amigo perdiste.

      Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.

      Quien da consejo no pedido, pierde el consejo y pierde el amigo.

      Quien tiene un amigo tiene un tesoro.
      Secreto de dos, guardado; de más de dos, en la calle echado.
   
      Si dices las verdades, pierdes las amistades.
    
      Si hay trato, amigos pueden pueden ser el perro y el gato.
      Siembra buenas obras y recogerás frutos de sobra.



REFRANES SOBRE LA FAMILIA

Y EL HOGAR


      Cada cual es rey en su casa.
      Casa con dos puertas mala es de guardar.
      Casa sin hijos, higuera sin higos.
      Casa sin madre, río sin cauce.
      Casa sin moradores, nido de ratones.
      Casa sin mujer no es lo que debe ser.
      Casa sin mujer y barco sin timón, igual cosa son.
      Casa sin niños, tiesto sin flores.
      Come niño y crecerás, bebe viejo y vivirás.
      Como es la madre, así es la hija.
      Como es la mujer, así es la casa.
      Con la familia comer y beber, pero no comprar ni vender.
      Cual es el padre, así los hijos salen.
      Cuando de casa estamos lejanos, más la recordamos.
      Cuando el ama no está en casa, las ollas están sin asa.
      De buena casa, buena brasa.
      De fuera vendrá quien de casa te echará.
      De padres cantores, hijos jilgueros.
      De tal palo tal astilla.
      De tus hijos solo esperes, lo que con tus padres hicieres.
      De buena vid planta la viña y de buena madre toma la hija.
      De hijos y de bienes, tu casa llenes.
      El casado casa quiere.
      El padre para castigar y la madre para tapar.
      El vicio saca la casa de quicio.
      En casa del herrero, cuchillo de palo.
      En casa llena, presto se hace la cena.
      En la casa donde no hay harina todo es mohína.
      En la casa que hay un viejo no faltará un buen consejo.
      El que con niños se acuesta, cagado se levanta.
      El que con niños se acuesta, meado amanece.
      La casa es necesaria para el rico y para el paria.
      La ropa sucia se lava en casa.
      Lo que con tus padres hagas con tus hijos lo pagas.
      Los hijos son la riqueza del pobre.
      Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad.
      Los padres todo lo deben a sus hijos.
      Madre dispuesta, hija vaga.
      Madre e hija caben en una camisa; suegra y nuera ni en una talega.
      Madre e hija caben en una camisa, suegra y nuera ni dentro ni fuera.
      Madre holgazana cría hija cortesana.
      Madre no hay más que una.
      Más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena.
      Nada mejor en la vida que una familia unida.



REFRANES SOBRE LOS HIJOS


      A tu hijo, buen nombre y oficio.
      Al cuervo su hijo le parece un ruiseñor.
      Al hijo querido, el buen regalo es el castigo.
      Casa sin hijos, higuera sin higos.
      Casa sin niño es casa sin nada.
      Casa sin niños, tiesto sin flores.
      Come niño y crecerás, bebe viejo y vivirás.
      Como es la madre, así es la hija.
      Consejo de padres, guárdelo el hijo con siete llaves.
      Costumbres de mal maestro, sacan hijo siniestro.
      Cual es el padre, así los hijos salen.
      De buena vid planta la viña y de buena madre toma la hija.
      De hijos y de bienes, tu casa llenes.
      De padres cantores, hijos jilgueros.
      De tal palo tal astilla.
      De tus hijos solo esperes, lo que con tus padres hicieres.
      El hijo de la gata, ratones mata.
      El hijo del bueno, para malo y para bueno.
      El hijo del malo, ni bueno ni malo.
      El hijo del mendigo, poco pan y mucho trigo.
      El hijo que sale al padre, saca de duda a la madre.
      El que con niños se acuesta, cagado se levanta.
      El que con niños se acuesta, meado amanece.
      Harto es necio el que cría hijos y nieto.
      Hija desposada, hija enajenada.
      Hijo de mi hija, mi nieto ser; hijo de mi hijo, no saber.
      Hijo de ruin padre, apellida de su madre.
      Hijo eres y padre serás; cual hicieres te harán.
      Hijo malo, más vale doliente que sano.
      Hijo sin dolor, madre sin amor.
      Hijo, si fueres bueno, para ti planto majuelo; si malo, para ti planto.
      Hijos y mujer, añaden menester.
      La hija de la cabra, qué ha de ser sino cabrita.
      La hija y la heredad, para la ancianidad.
      Lo que con tus padres hagas con tus hijos lo pagas.
      Los hijos son la riqueza del pobre.
      Los hijos son los puntales de la casa.
      Los padres todo lo deben a sus hijos.
      Madre dispuesta, hija vaga.
      Madre e hija caben en una camisa, suegra y nuera ni dentro ni fuera.
      Madre e hija caben en una camisa; suegra y nuera ni en una talega.
      Madre holgazana cría hija cortesana.
      Nadie se huele sus «peos» ni encuentra a sus hijos feos.
      Padre bodeguero, hijo caballero y nieto pordiosero.
      Quien tiene hija soltera, no diga de la ajena.
      Si el hijo sale al padre, de dudas saca a la madre.
      Si tienes un hijo mimado, mándalo a viajar.
      Una hija, una maravilla.







REFRANES SOBRE LA EDUCACIÓN


      Buen porte y buenos modales abren puertas principales.
      Buenas costumbres y dineros hacen de los hijos caballeros.
      Buenas palabras y buenos modales todas las puertas abren.
      Con buenas palabras y mejores hechos conquistarás el mundo entero.
      Cortesía de boca, gana mucho a poca costa.
      Cortesía de boca, mucho consigue y nada cuesta.
      Cortesía de palabra, o conquista o empalaga.
      Cortesía de sombrero, hace amistades y no cuesta dinero.
      Cortesía y bien hablar cien puertas nos abrirán.
      Costumbres de mal maestro sacan hijo siniestro.
      Costumbres y dineros hacen hijos caballeros.
      El exceso de cortesía es descortesía.
      En la mesa y en el juego se conoce al caballero.
      La buena educación conviene para usarla con quien la tiene.
      Siempre hay falsía en la mucha cortesía.
      Sigue un buen sendero y serás un caballero.



DICHOS POPULARES ANDALUCES


A caballo regalao no le mires el diente.
A donde fueres haz lo que vieres.
A cada pajarillo le llega su veranillo.
A dos pasos.
A falta de pan, buenas son tortas.
A galope.
A la chita callando.
A la cola que está sola.
A la pata coja.
A la pata llana.
A la tercera va la vencida.
A la vejez viruela.
Bicho malo nunca muere.
Bien tocada no hay mujer fea.
Brillar por su ausencia.
Bromitas poquitas.
Buenos días si me convía.
Bueno estaba y se murió.
Cada loco con su tema.
Cada mochuelo a su olivo.
Cada palo que aguante su vela.
Cada perro que aguante sus pulgas.
Cada uno arrima el ascua a su sardina.
Cada uno cuenta la fiesta como le va.
Caérsele la baba.
Calumnia, que algo queda.
Con la carne de gallina.
Dar duros por pesetas.
Dar más vueltas que el tío los caballitos.
Dar palos de ciegos.
Dar tiempo al tiempo.
Dar un alegrón.
Dar un suspiro.
Dar una de cal y otra de arena.
Dar una patá al jarro.
Darle caña.
Darle jarabe de palo.
Echar chispas.
Echar un cable.
Echar un capote.
Echar un vistazo.
Echar una canita al aire.
Echar tierra en su tejao.
Echarse al barro.
Formar un tinglao.
Fue por lana y salió escardao.
Fumas más que un carretero.
Gastas menos que un ciego en novela.
Hablando de Roma por la puerta asoma.
Hablar entre dientes.
Hablar más de la cuenta.
Hablas más que una cotorra.
Hace más calor que donde la hacen.
Hace mas frío que en Burgos.
Hace más frío que lavando rábanos.
Ir al ancho de su embudo.
Ir con la música a otra parte.
Ir con los arreos a otra parte.
Ir contra corriente.
Ir contra viento y marea.
Ir de cabeza.
La tonta del bote.
La tienes echá en agua.
Las cosas claras y el chocolate espeso.
Las cosas en caliente.
Las cuentas son cuentas aunque no aparezca un duro.
Las mata callando.
Las mujeres son como las gaseosas: unas caseras y otras revoltosas.
Las papas de Baena están frías y queman.
Lavarse lo que ve la suegra.
Le dio un patatú.
Le he dicho de “to” menos bonito.
Le parece al manco de Lepanto.
Lo tienes "sembrao".
Llorar a lágrimas vivas.
Llorar a moco tendido.
Llorar con lágrimas de cocodrilo.
Llover a boca jarro.
Llover a cántaros.
Llover a mares.
Llover sobre mojado.
Llueve chuzos de punta.
Llueve que llueve.
Lo cortés no quita lo valiente.
Lo estas pidiendo a voces.
Más aburrio que una ostra.
Más alegre que una castañuelas.
Más apañá que un fandango.
Más corto que el rabo un conejo.
Más blanco que la nácar.
Más borracho que una cuba.
Más buena que el pan.
Más bueno que un peasito pan.
Más corre el galgo que el mastín, pero si el camino es largo.
Más corre el mastín  que el galgo.
Mas mala cara que los pollos de la feria.
Más malo que un rajón.
Más muerto que vivo.
Más negro que el hollín.
Más pegajosos que las moscas.
Más perro que un sendajo.
Más pobre que rica.
Ningún perro lamiendo engorda.
Niño que no llora, teta que no mama.
No aciertas ni a la de tres.
No aciertas ni por casualidad.
No aciertas ni por esa.
No andarse por las ramas.
No aparece ni para dar un parte.
No cabe en la ropa.
Pagar al pun-pun.
Pagar con la misma moneda.
Pagar justos por pecadores.
Pájaro de mal agüero.
Palo con gusto no duele.
Para parar un tren.
Para presumir hay que sufrir.
Para que no se le salte la hiel.
Parece un flan.
¡Qué te chinchen!
¡Qué te den morcilla!
¡Qué te pilla el mono!.
¡Qué te pille el tren!.
¡Qué te zurzan!.
¡Qué torrija tienes!.
Quedarse con la boca abierta.
Quedarse de piedra.
Resucita hasta los muertos.
Romper el hielo.
Revolver Roma con Santiago.
Sabe más que le han enseñao.
Saber a rayos.
Saber algo por los pelos.
Saber por donde van los tiros.
Saber una cosa de buena tinta.
Sabes hasta latín.
Sabes lo que no es menester.
Sabes más de la cuenta.
Sabes más que Lepe.
Sabes más que los ratones coloraos.
Sabes más que siete.
Te voy a dar una galleta.
Te voy a dar una chuleta.
Te voy a tener que ajustar las cuentas.
Te voy a tener que leer la cartilla.
Tener buen diente.
Tener buena estrella.
Tener buena planta.
Tener cara dura.
Tener el rábano por las hojas.
Tener hambre, sueño o ganas de ver al dueño.
Tener la mosca detrás de la oreja.
Una imagen vale más que mil palabras.
Una por la otra la casa sin barrer.
Una sonrisa amarga.
Una vez al año no hace daño.
Una vez nada más, Santo Tomás.
Va a arder Troya.
Vale un potosí.
Vete a hacer puñeta.
Vete a la porra.
Vete a tomar el fresco.
Vete a tomar viento.
Vete al carajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario