Páginas vistas en total

sábado, 27 de noviembre de 2010

APRENDIZAJES DESDE EL ALFÉIZAR


                        D E S D E   E L   A L F É I Z A R


La historia de “Carmen y el jardín de los catorce árboles” es la de una relación de amor interracial, que plantea las dificultades para encajar tanta “diversidad”  en medio de una sociedad poco abierta a lo nuevo...

Las vivencias de “Utopías posibles” son utópicas, pero también posibles. Si queremos que el mundo sea de otra manera, tenemos que implicarnos y transformarlo; cada quien aportando lo que esté en su mano.

En “Deportividad para la vida” nos encontramos una de esas sorpresas que, a veces nos guarda la vida y nos obliga a cambiar drásticamente nuestro rumbo. La clave es la “deportividad” (que no el “deportivismo”).

 Escapada” es una historia que tiene algo de evasión, pero sobre de “búsqueda”. En la vida nunca encontraremos nuestra propia “identidad” si no somos capaces de lanzarnos, de arriesgarnos a encontrarla.

Las “Experiencias increíbles” parten, como para tantos jóvenes, de la problemática de haber terminado unos estudios pero no encontrar salida laboral. Antonio “juega” la partida de la suerte, le sale bien y “gana”.

De camino al paraiso, pasando por el piso de abajo” es una historia de amor imposible y otra de amistad positiva posible. La realidad no siempre es respuesta a nuestros sueños, pero siempre es mejor aceptarla. Aporta algunas pistas “asertivas”, e interesantes, para resolver conflictos en el vivir “a dos”.

En “Margarita y sus caballos” tenemos un relato lleno de sorpresas, dónde tienen espacio las ilusiones... y vamos a ver como, con tesón, se van consiguiendo aterrizar los mejores sueños.



El amor ilusiona, ns salva, hace que salga lo bueno que poseemos, despierta la esperanza. “Vivencias felices en un pueblo” nos invita a entender que la felicidad está en compartir, sabiendo amar solidariamente y también perdonando; siempre sin dejar de soñar y esperar algo mejor... Una parábola del caminar por la vida con sentido y esperanza.

No siempre es acertado mantener total seguridad, hasta la cerrazón, en lo que creemos. La leyenda “En la calle vacía” nos invita a pensar que, junto a la verdad, van de la mano muchas otras cosas... relativas.

Si hay algo a temer en la vida es a tener que convivir con una persona resentida y mentirosa. En “Las bolas de René” veremos que las personas sensatas evitan a quienes hacen de la mentira su arma de presunción.

Danielle, la profesora” nos quiere dar la lección de que para ser feliz hay que saber lo que se quiere, siendo fiel a los propios principios y también rompiendo el cerco de la mediocridad.

En la leyenda de “El guardían del faro” lo que encontramos, viene rodeado de romanticismo y de un cierto misterio y dramatismo. Pero siempre hay algo que está ante todo: es la fidelidad, el cumplimiento del deber.
 

Al cruzar el puente” ¿qué puede suceder? Acaso, el amor. Pero el amor es un momento presente... que nace y puede morir. A veces se escapa, sólo deja un recuerdo; siempre merece la pena saber qué es, conocerlo.

No todas las historias de amor son inguales, y en “La boda” vemos que tampoco todas las celebraciones lo son ni van cargadas de los mismos significados.  Todo un aprendizaje para quienes son pareja...

Toda una aventura, basada en una historia real, nos sorprende en “Rastros”.  Sí,  rastros que nos descubren... el valor de la honradez.

La niña dormida” es una invitación a ir despiertos por la vida, en libertad, sin dependencias. No es tarea fácil cuando se entra en esa dinámica del “callejón sin salida”, pero siempre es mejor que no perdamos la esperanza.

Muchas veces nos sucedo lo que aparece en “Las cajitas de Inés”: que acumular cosas...  más que facilitarnos la vida acaban complicándonosla. 

Rodrigo, vecino de Triana” ¿quién no ha oido hablar de él? Pero... y ¿qué de su amor profundo a una mujer con sangre gitana? Una promesa de amor, un amor sin fronteras...



En “La fórmula” volvemos a encontrarnos con el sueño de que el Mundo puede ser mejor. Es la historia de un hombre honrado, que llega a un poblado, un lugar perdido..., feliz de compartir la vida con la gente, charlando y conversando, creando lazos de amistad. Ojalá todos los seres humanos sepamos guardar en el corazón la creencia certera que todo puede cambiar... ¡a mejor!



miércoles, 24 de noviembre de 2010

UN POCO DE HUMOR

Humor... ¡del serio!









Humor... ¡con sal!






Y... ¡con pimienta!


               ¿ QUÉ ES EL MARKETING ?


A) En el caso de una Mujer:

1) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Te acercas a él y le dices: "Soy muy buena en la cama". Eso es Marketing Directo.

2) Estás en una fiesta con un grupo de amigos y ves un Hombre muy atractivo. Uno de tus amigos se le acerca y le dice: "Esa Mujer de ahí es muy buena en la cama". Eso es Publicidad.

3) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Le pides su número de móvil. Al día siguiente le llamas y le dices: "Soy muy buena en la cama". Eso es Telemarketing.

4) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Lo reconoces. Te acercas a él, le refrescas la memoria y le dices: "¿Te acuerdas lo buena que soy en la cama?". 
Eso es Customer Relationship Management.5) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Te levantas, te arreglas la ropa, te acercas a él y le sirves una copa. Le dices lo bien que huele, admiras su traje, le ofreces un cigarrillo y le dices: "Soy muy buena en la cama". Eso son Relaciones Públicas.

6) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Te acercas a él y le dices: "Soy muy buena en la cama", y además, le enseñas una teta. Eso es Merchandising.

7) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. El se acerca a ti y te dice: "He oído que eres muy buena en la cama".  Eso es Branding, "el Poder de la Marca ".


B) En el caso de un Hombre:

1) Estás en una fiesta y ves a una mujer muy atractiva. Te acercas a ella y le dices: "Soy muy bueno en la cama y aguanto toda la noche sin parar"...

Eso es Publicidad Engañosa, y está penalizada por Ley.




Ni tan embroma... ¡ni tan en serio!

                               

 

martes, 23 de noviembre de 2010

MAPAS



Hay muchas personas que los denominan
MAPAS DEL TESORO...

A mí particularmente me gusta llamarlos

   MIS  PANELES
   DE  ESPERANZA

Os dejo ver algunos:





PRINCIPIOS

La salud del hombre es un estado dado por la naturaleza, la cual no emplea elementos extraños sino una cierta armonía entre el espíritu, la fuerza vital y la elaboración de los humores.


Las enfermedades son crisis de  purificación, de eliminación tóxica. Los síntomas son defensas naturales del cuerpo. Nosotros los llamamos
enfermedades, pero en realidad no son sino la curación de la enfermedad.


Todas las enfermedades son una misma, y su causa es una misma en todas ellas, aunque se manifiestan por medio de diferentes síntomas, de acuerdo con la determinada parte del cuerpo en que aparezcan.


                             -        Hipócrates -



HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE, UNA TAREA COTIDIANA


La vida es un regalo... ¿qué hacemos con la vida?

A veces, hasta nos maltratamos.  Es lo que vemos, nos agredimos con el estrés, el tabaco, los malos rollos, el ruido, los excesos de alcohol, los divorcios...

Una vida sana es: el fruto de bienestar físico, mental y emocional.

Una vida sana (saludable) es el fruto de consumir unos alimentos sanos y naturales. Lo que necesitamos, lo que nos da salud, lo que nos llena de vitalidad (según Cristóbal Colón: el trigo, la uva, la oliva y el áloe).

Una vida sana es el resultado de sentirse realizados, con capacidad creativa, teniendo la libertad de saber lo que se quiere en la vida (en búsqueda de un Ideal), tener un “credo” que nos orienta y nos hace tener una actitud de vida positiva...

Una vida saludable, sana, está haciéndose, cotidianamente, realidad con fruto de tener unas vida llena de relaciones positivas (de sentirse querido, de saber amar; de gozar con la sexualidad que se vive, que sea gratificante; de tener un círculo de amistades que nos llena de satisfacciones, en armonía...). Una vida sana es el fruto de una actitud de vida.

Respecto a lo primero, al bienestar físico, creo que de lo que se trata es de darle al cuerpo “la física” y “la química” que el cuerpo necesita: alimentos sanos que produzcan bienestar. Es una verdad casi “de Perogrullo”, pero que mucha gente no se cree: si “envenenamos” nuestro cuerpo, aunque sólo sea gota a gota, al final se resentirá. Si lo cargamos de “calidad” responderá positivamente.
 
Los productos de origen natural son algo que hemos utilizado de siempre... (son esa “botica de la abuela”) y que tanto nos ayudaron en casa: desde el regaliz, la manzanilla o la tila hasta el eucalipto, la menta o el limón.  Pero los siglos no han hecho más que darle la razón a nuestras abuelas; y, ahora, en la actualidad (y avanzando más y más en los países más desarrollados) la tendencia,  la fuente y la raíz de la medicina moderna, es volver a tomar como base para resolver, como los remedios más efectivos, para muchas de las enfermedades, la “medicina natural”.

Actualmente (es evidente), los nutrientes naturales están tomando mucho valor, al comprobarse día a día que nos proporcionan una buena respuesta a los cotidianos problemas de salud, de una manera económica y sin tantos efectos secundarios como suelen tener los medicamentos sintéticos de la farmacopea.

Las más recientes investigaciones van demostrando que las vitaminas, los minerales, las plantas curativas, los productos de las abejas, los ácidos grasos polinsaturados (OMEGA 3) y otros productos naturales, tomados en dosis adecuadas,  producen una salud óptima y evitan la mayoría de las enfermedades, ayudando a reforzar las defensas del organismo (sistema inmunológico) a la vez que combaten las enfermedades en forma directa y efectiva.

Dentro de las plantas que se encuentran en la naturaleza hay muchas que han logrado impactar dentro del medio de médicos naturistas por sus propiedades curativas y nutritivas.

Así, como ejemplo, podemos nombrar:

- El Aloe Vera, que contiene asombrosas propiedades curativas como la de inhibir el dolor, desinflamar, excelente como coagulante, cicatrizante, regenerador celular, digestivo, desintoxicante, rehidratante y nutritiva; además de contener muchos de los aminoácidos requeridos por el organismo,

- El ajo, que también ha servido a la humanidad por milenios por sus propiedades antibióticas, revitalizantes y curativas.

- Algo maravilloso, para muchas cosas es la lecitina de soja, muy indicada para el cansancio físico o psíquico, para dificultades de memoria o concentración, envejecimiento precoz, etc.

- También maravilloso es el famoso Ginseng, planta con funciones adaptógenas y energizantes.

- Otras maravillas de la naturaleza son la miel de abeja, el polen, la jalea real y el propóleo de abeja. Tanto la miel como el polen contienen la mayoría de las vitaminas y minerales que el cuerpo humano necesita para su correcto funcionamiento. La jalea real y el propóleo, además de los elementos esenciales, contienen sustancias sintetizadas por las abejas que son de mucha utilidad para  la regeneración celular, además de otras propiedades curativas.  El propóleo es un magnífico antibiótico natural.  

Y bueno, podríamos también seguir hablando de lo sano que es tener un Ideal en la vida o de lo importantísimo que es el saber dar y recibir amor; de todo el bien que nos hace tener cosas que hacer y compartir nuestros sueños e ideales con otras personas.

En la vida estamos para ser felices ¿nos atrevemos a aceptar este reto? Es una tarea para todos y cada uno de los días de nuestra existencia.






Definición de Salud de la Organización Mundial de la Salud:

La salud es un estado de completo bienestar físico,
mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad
o dolencia.




LA MENOSPRECIADA SAL


Es un tema que tiene mucha importancia porque se utiliza en todas nuestras comidas y también está escondida en muchos productos alimentarios.

Se obtiene de la evaporación del agua de mar o se extrae de minas en la tierra. Su principal elemento es el sodio y nuestro sistema nervioso no puede vivir sin él. La sudoración prolongada, los vómitos, la diarrea y el uso frecuente de diuréticos pueden causar un agotamiento del sodio y esta carencia provocará calambres musculares, debilidad, dolores de cabeza… También el cloruro está presente en la sal y es muy importante ya que el cloro es un componente del ácido clorhídrico del estómago y es por eso, que en la medicina ayurvédica se considera digestiva.

Un poco de sal es esencial para nuestra vida, para estimular la digestión, fortalecernos y activarnos, pero un exceso puede causar muchos problemas y actúa como dique reteniendo las grasas, por lo tanto engordamos, tema muy importante para algunos. Es decir, que obstaculiza la capacidad de nuestro cuerpo de eliminar las grasas del torrente sanguíneo creando problemas renales, retención de líquidos, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, migrañas…

A parte de todo esto, es muy importante saber la procedencia y cómo han extraído la sal. La sal terrestre comercial que venden en los supermercados tiene un alto contenido en sodio y nada de minerales, además está llena de aditivos: yoduro de potasio, dextrosa (azúcar para que el yoduro no se oxide), bicarbonato de sodio para que la sal no se ponga rosa y aluminato silicosódico, carbonato de calcio, ferrocianuro de sodio, amonicoférrico verde, prusiato de sosa amarillo o carbonato de magnesio.


Todo este proceso industrial se hace porque la sal marina al contener cloruro magnésico es higroscópica, es decir, absorbe agua, lo que dificulta su almacenamiento y posterior comercialización, por lo que se ‘purifica’, convirtiéndola en un producto artificial e incompleto, como el ya comentado azúcar blanco. En el refinado desaparece el magnesio que es el elemento que regula el equilibrio sodio-potasio y ayuda a eliminar el exceso de sodio por los riñones.


Sal del Atlántico. Calidad-precio aceptable.

La sal refinada y la sal gema (sal de montaña) sólo contienen cloruro sódico, la sal yodada es sal de gema con yodo añadido y la mejor sal, es la sal marina sin refinar, porque además de cloruro sódico contiene prácticamente todos los oligoelementos (magnesio, calcio, potasio, manganeso, cinc, hierro…).

Una dieta que contenga alimentos procesados ricos en sal como ahumados, aceitunas,alimentos enlatados (latas de atún, sardinas…) pan, galletas, cereales cornflakes, quesos, ketchup, panceta, lomo embuchado,carnes procesadas, sopas de sobre, cubitos de caldo tentempiés salados, bolsas de frutos secos, palomitas de maíz... puede llegar a niveles de sodio de hasta 15 gramos, cuando deberíamos tomar un máximo de 1 a 2 grs. de sal sin refinar. Un exceso de sodio en las células aumenta nuestras necesidades de potasio y dificulta la absorción de calcio y magnesio. Como vemos no sólo la sal se echa en la olla. Y no nos olvidemos de los panes, bollería y pasteles donde los conservantes son compuestos sódicos. Actualmente, no es obligatorio que en los productos se nos informe de las cantidades exactas de sal.

Si tu médico te diagnostica hipertensión y te aconseja que dejes la sal, será mejor que dejes primero los alimentos mencionados, que son los verdaderos culpables, los que dificultan el crecimiento en los niños y acelera el envejecimiento en los ancianos. Se ha comprobado científicamente, que las dietas bajas en sal no reducen la tensión arterial, y además, pueden aumentar el nivel de colesterol en la sangre.

Gomasio casero. Una buena alternativa y muy rico.

Somos conscientes de que tiene muy mala reputación, pero debemos saber que una mínima cantidad es importante para activar nuestros riñones. Una manera eficaz sería tomando unos granitos de sal marina; un poco de gomasio (sésamo tostado por una mínima parte de sal marina) ya que el sésamo tamiza el estómago y hace que la sal sea absorbida más lentamente; una gotas de tamari (salsa de soja de calidad sin azúcar añadido)…

El sabor salado estimula nuestra digestión y realza el sabor de los alimentos pero su exceso hace que los alimentos tomen el mismo gusto. Si abusamos necesitaremos añadir cada vez más y tendremos ansias y deseos compulsivos de dulce. Si no tomamos, nuestros platos se volverán muy sosos y no disfrutaremos de la comida, la alimentación quedará en un segundo plano en nuestra vida y no nos hará disfrutar realmente de ella, cosa que ocurre muy frecuentemente a los hipertensos y las personas de edad avanzada que les prohíben totalmente la sal.

Dale sal de la buena a tu vida con moderación y como siempre digo lee bien las etiquetas ya que muchos alimentos llevan sal añadida y de la refinada.
Para aderezar nuestras ensaladas de verano y dejar las mayonesas y salsas grasientas a un lado tenemos varias opciones, entre ellas el vinagre de arroz integral o el de umeboshi (ciruela japonesa), nada que ver con los vinagres comerciales que se comen el calcio de nuestros huesos; el aceto balsámico ecológico, pero ojo que muchos llevan caramelo o E-150; el gomasio en pequeñas cantidades da un gusto muy rico a nuestros arroces, pescados…; unas gotas de salsa de soja de calidad, se llama tamari si sólo lleva soja y sal marina y se le llama shoyu si además lleva trigo, personalmente recomiendo el tamari.

Todo es cuestión de equilibrio, de buscar ese punto donde lleguemos pero sin pasarnos y ésto individualmente lo sabemos, lo percibimos.

Por eso, busca tu equilibrio con la sal y con los demás alimentos. No te excedas y disfruta de cada bocado que te da la vida.

Sales de ‘Moda’

- Sal marina Maldon: Sal de la costa del sur de Inglaterra. Es una sal presentada en escamas. Se producen por evaporación superficial del agua salada o laminando mecánicamente la sales granuladas. Si se añaden al alimento en el último momento, aporta una textura crujiente y mucho sabor.

- Flor de sal: Quiere decir la más fina y delicada. Un producto especial de los yacimientos de sal marina del centrooeste de Francia. Forma delicadas escamas y se dice que contiene restos de algas y otros materiales que aportan un aroma característico. Debido al trabajo necesario para obtenerla, la fleur de sel es bastante cara y se usa como condimento de última hora, y no para cocinar.



Sales sin refinar de India. Excelentes.

- Sal con sabores y colores: Tenemos la sal de apio (con semillas de apio molidas), la sal de ajo (con gránulos de ajo deshidratados) y las sales ahumadas y tostadas de Gales, Dinamarca y Corea. La sal negra de la India (me encantaba), cuando se muele es gris-rosada, es una mezcla sin refinar de minerales con olor sulfuroso. Las sales hawaianas negra y roja se consiguen mezclando sal marina con lava, arcilla o coral molidos muy finos. Salud y Buenos Alimentos!!.


Comprar sal marina no refinada. La sal marina y el cloruro sódico que venden como sal en el comercio son dos cosas diferentes. Completamente diferentes.

La sal marina es un compuesto natural que contiene trazas de casi todos los elementos conocidos. El cloruro sódico, es cloruro sódico. Tiene cloro y sodio. Esta hecho con cloro y sodio. Dos elementos. En la sal marina hay mas de OCHENTA ELEMENTOS QUÍMICOS. Usa sal marina sin refinar para tu comida. En pequeña cantidad. No mas de la mitad de una cucharita de café al día.
La dosis máxima diaria de sal marina sin refinar, es de 10 gramos. Hasta 5 gramos/ día, en el caso de personas hipertensas, con problemas cardio-circulatorios, renales o enfermedades crónicas.

SAL MARINA SIN REFINAR


Efectos de la sal marina sin refinar. La sal marina refinada, causa numerosos problemas de salud; la sal mas apropiada que el organismo puede digerir, asimilar y utilizar es la sal de roca-sal sin refinar-.

Entre las funciones más importantes de la sal marina destacan:
- Regula presión arterial, junto con el agua.
- Extrae el exceso de acidez de las células del cuerpo, en especial las del cerebro.
- Equilibra los niveles de azúcar en la sangre, importante para los diabéticos.
- Es esencial para generar energía en las células del cuerpo.
- Es importante en la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.
- Limpia los pulmones de mucosidad, importante para asmáticos y enfermos de fibrosis quística.
- Limpia y el catarro y la congestión de los senos paranasales.
- Antihistamínico natural.
- Previene los calambres musculares.
- Previene la excesiva producción de saliva, la saliva que fluye, mientras se duerme, es señal de deficiencia de sal.
- Aporta dureza a los huesos. La deficiencia de sal o comer sal refinada, es una de las principales causas de la osteoporosis.
- Regula el sueño, actuando como un hipnótico natural.
- Previene la gota y la
artritis gotosa.
- Es vital para mantener la libido y la sexualidad.
- Previene las varices y las venas de araña en
piernas y muslos.
La sal sin refinar provee al cuerpo de 80 minerales esenciales, en cambio la refinada, ha sido despojada de todos, menos de dos, además contiene aditivos dañinos y silicato de aluminio, uno de los principales causantes de la enfermedad de
Alzheimer.


BENEFICIOS DE CONSUMIRLA A DIARIO.
1º Da energías a los músculos .
2º Compensa los perjuicios de la mala alimentación.
3º Disminuye la acidez gástrica.
4º Estimula la circulación sanguínea, respiratoria, centros nerviosos, los riñones, y las vías urinarias ..
5º Elimina los ácidos tóxicos, el láctico, el úrico..
6º A las 3 semanas, hay una gran transmineralización y un enriquecimiento extraordinario de calcio, magnesio, flúor, etc.
7º El magnesio, previene los trastornos del corazón.
8º El flúor, fortifica los huesos, los dientes...etc.
9º Tiene gran efecto bactericida y antibiótico.
10º Produce un gran equilibrio electrolítico.
11º Regula los excesos de Sodio y de Potasio. (bajando la propia presión arterial. (Según estudios realizados en España.)
12º Evita el estreñimiento.
13º Es antialérgico.
14º Estimula notablemente la cura de las heridas. Alivia la Psoriasis.. Los procesos menstruales. El bocio.
15º Combate el colesterol. La senilidad. Los cálculos biliares.
16 Participan los minerales en la cura de todas las dolencias físicas... Todas.
El consumo de SAL MARINA, Algo que deberíamos divulgar.



 
 

lunes, 22 de noviembre de 2010

CLAVES

UNAS “CLAVES” PARA SER FELICES


Siempre es importante plantearnos cómo hacer para lograr la felicidad (que, al fin y al cabo, es lo que todo ser racional busca en la vida); pero, ahora, en estos tiempos de “crisis” yo pienso que es aún más importante el planteárnoslo, cada día.

Lo primero es ACEPTAR LA REALIDAD. Empezando por adquirir conciencia de quienes somos: aceptando y valorando nuestra persona (autoestimarnos).
Pero que continúa con no negar la evidencia de lo que nos rodea: es lo que hay.

Luego, hemos de SABER qué es lo que queremos en la vida: soñarlo y concretarlo. Lo que nosotras y nosotros queremos, no lo que nos dice otra gente o la televisión que hemos de empeñarnos en conseguir.

Muy importante es CREER: creérnoslo y BUSCARLO (esperanzada y confiadamente). Cada día, en cada acción que emprendamos.

Poniéndonos un programa de vida. Con el librito “Claves de Vida” os recomiendo:

BUSCA: la verdad, el amor, la paz, la comprensión, la cordialidad.
CULTIVA: la bondad, la amistad, la sabiduría, el servicio, las buenas maneras, el carácter.
APRECIA: la honradez, la justicia, el valor, el honor, la alegría.
DEFIENDE: la familia del corazón, los cercanos que lo merecen, los débiles e indefensos.

Sin fe, sin ilusión, sin trabajo esperanzado ¡no tenemos nada que hacer!.

Pero también (es otra “clave” que no debemos olvidar), la felicidad se logra abriéndonos hacia fuera, dándonos. Como decía Raoul Follereau: “la felicidad es lo único que estamos seguros de poseer cuando lo hemos regalado”.

José-María Fedriani

HISTORIA DEL UN ÁGUILA REAL

        HISTORIA  DE  UN  ÁGUILA  REAL       


En un valle privilegiado, con un micro-clima especial, vivía un granjero rodeado de belleza natural y animales.

Un día, paseando, el granjero se encontró un huevo de águila y lo llevó a su corral de gallinas. Lo colocó en el nido de una gallina de corral.

El aguilucho fue incubado y creció con la nidada de pollos. Y, aunque era un águila real, vivió así... como si fuera una gallina más del corral:

Durante este tiempo, el águila hizo lo mismo que hacían los pollos, pensando que era un pollo. Escarbaba la tierra en busca de gusanos e insectos para comer, piando y cacareando. Incluso sacudía las alas y volaba unos metros por el aire, al igual que los pollos y gallinas.

Después de todo, ¿no es así como había de volar un polluelo?

En la granja recibió calor y cariño... y aprendió muchas cosas:

Aprendió de los pollos y gallinas... que son muy quejosas... a quejarse; pero no le gustó. Quién va por la vida así, ha de resultar insoportable de aguantar. No, no quiso adoptar esa manera de ser.

Aprendió del gallo a actuar como un ser tirano, celoso y altanero... pero tampoco le gustó. Mejor olvidarlo.

Quiso aprender del cerdo... pero le pareció demasiado sucio y desor- denado. El pensó que había que cuidar más la imagen a dar...

Luego se fijó en el burro, a ver si podía aprender algo de él, pero le pareció muy indeciso y demasiado terco. Así, seguro que se le esca- parían muchas oportunidades en la vida.

También quiso aprender de la vaca... pero no le gustó su forma de estar en la vida, siempre indiferente a la realidad que le rodeara, como pensando siempre que el otro prado que anda más allá parece más verde... ¿Cómo poder ser feliz creyendo siempre que lo mejor está lejos, como al otro lado...?

De los loros empezó a aprender a decir cosas... pero llegó a la con- clusión de que son demasiado chismosos. Y haciendo lo que ellos, al señalar a alguien con su dedo, para acusarle, observó que siempre había tres dedos de su mano que le señalaban a él...

Miró al buitre, pero enseguida le desagradó su manera ventajera de estar en la vida, siempre tan carroñero, queriéndose aprovechar de los descuidos ajenos... ¡Qué mezquindad!. No, él no quería ser así.

Luego le llamó la atención un pavo que conoció: sacando pecho, pero siempre cauteloso y como cuestionándolo todo... ¿Qué rollo, no?

El quería hacer en la vida algo diferente... ¿por qué no algo importante?

Es como que sentía algo dentro que le invitaba a “algo más”...

Un día el aguilucho divisó muy por encima de él, en el limpio cielo, a una magnífica ave que volaba, elegante y majestuosamente, por entre las corrientes de aire, como flotando entre las nubes del cielo, moviendo apenas sus poderosas alas doradas...

La cría de águila la miraba asombrada hacia arriba... ¡le parecía algo tan espléndido aquello de volar...!

Y preguntó a una gallina que estaba junto a ella:

- ¿Qué es?.
- Es el águila, el rey de las aves, respondió la gallina.
- ¡Qué belleza!.Cómo me gustaría a mí volar así...!
- No pienses en ello, le dijo la gallina. Añadiendo: Tú y yo somos diferentes de ella.

De manera que el águila no volvió a pensar en ello. Y siguió creyendo que era una gallina de corral.

Un día una pareja de ecologistas visitó al granjero, y al ver a los animales de la granja descubrieron entre las gallinas al aguilucho:

- Tienes un águila entre las gallinas, le dijo la licenciada en Ecología al granjero.
- Si, respondió éste, pero es como si fuese una gallina, come, vive como una gallina, apenas sabe volar.

Entonces el ecologista dirigiéndose al aguilucho, lo cogió por detrás y mirándole a los ojos le dijo:

- ¡Vamos, intenta volar!. Verás que puedes...

La falsa gallina intentó volar, pero solo dio un pequeño saltito.

- Veis, le dijo el granjero a sus amigos ecologistas, no sabe ni volar.

La mujer ecologista, sin desanimarse, posándolo en su mano, le dijo nuevamente al aguilucho:

- ¡Vamos..., intenta de nuevo!, ¡Tú puedes!.

El aguilucho esta vez voló un poco, pero pronto cayó.

- Os lo he repetido, dijo el granjero a sus visitantes, aunque no lo sea, es como una gallina...

Por tercera vez la pareja de ecologistas se dirigió al aguilucho para intentar hacer que volase. Le cogieron, de nuevo, en sus manos... Pero esta vez, con el revuelo que formó la ecologista la cogió de revés, con lo que la cría de águila vio de frente el azul del cielo, y sintió la brisa sobre su pico... Y cuando, juntos, hombre y mujer ecologistas le pidieron, a una, que por favor volara, que fuera libre...

El aguilucho aún tenía miedo... pero aquellas palabras le hicieron despertar su ansia de libertad que llevaba dentro...

Y, esta vez, el aguilucho, cobrando fuerzas, dio un fuerte impulso y voló, voló y sintió el calor del sol y descubrió el placer de ser quien era... Y siguió volando... hasta desaparecer de la vista y dejar para siempre el gallinero.

Al salir al espacio abierto... se descubrió a sí mismo: ¡Era un verdadero águila real!

Y voló sin miedo y voló con el sincero deseo y propósito de aprender a ser un verdadero águila real.

Con esa actitud, enseguida encontró a otras águilas:

Primero encontró al AGUILA DETERMINACIÓN. De ella aprendió que en la vida hay que buscar lo que se quiere. Todas las cosas que merecen la pena, hay que luchar por ellas con determinación; también el llegar a ser quien se es.

Luego se encontró con el ÁGUILA DISCIPLINA. Disciplina, viendo que venía en actitud de aprender para llegar a ser una verdadera Águila Real, le dijo: todas las jornadas de tu vida tienen que estar forjadas al calor de una férrea disciplina personal.

Tienes que marcarte un plan de acción, y sin excusas... ¡buscarlo! Es imprescindible un cultivo de hábitos positivos, con el propósito de aprender a someterse a sí mismo; porque el goce de los sentidos puede convertirse en un enemigo para lograr las Metas que busques en la vida; pues el placer arrastra...

Una sana disciplina, forjará tu carácter real. Debes llegar a conseguir que la satisfacción irracional de los sentidos y las debilidades no te venzan. Si cedes a todas las demandas de tu cuerpo, nunca llegarás a la meta.

Más adelante vio al ÁGUILA DEDICACIÓN. Y quiso aprender de ella.

Ella le dijo: tienes que poner lo mejor de ti, hazlo con amor... La Dedicación es la marca de todo águila real. Para llegar a la cúspide... tienes que dirigirte a la cima. Y es preciso que te mantengas, siempre, firme en la consecución de tu objetivo.

Sin prisas, pero sin pausa. No tienes que correr, pero sí recorrer un tramo del camino cada día.

Y si alguna vez, por algún motivo retrocedes, al nuevo amanecer reinicia tu marcha con firmeza. Haz oídos sordos a quienes dicen "no podemos". Sábete siempre que estás llamado a cumplir una tarea. Los problemas son retos; las crisis, oportunidades para crecer.

Sigue siempre la ruta escogida con firmeza, y si te es preciso hacer algún ajuste en el camino, hazlo; pero sin perder de vista tu objetivo. Dedicación le dijo que para triunfar como águila debía dedicarse en cuerpo y alma, al cien por ciento, al desarrollo de su tarea y vocación.

Debía entender su trabajo como la oportunidad de desarrollo de tu vocación.

Es más, le dijo: es preciso seleccionar aquellas actividades que apuntan al alcance de su objetivo, que son realmente significativas en el logro de cada objetivo, en el alcance de una meta, en la terminación de una tarea.

Y también conoció al ÁGUILA HONESTIDAD. Y aprendió de ella el saber elegir actuar siempre teniendo como base la verdad y en la auténtica justicia (dando a cada quien lo que le corresponde, incluida ella misma). Y siendo teniendo mucho respeto por sí mismo y por los demás. Con esta actitud fue creciendo en confianza.

La honestidad no consiste sólo en franqueza (capacidad de decir la verdad) sino en asumir que la verdad es sólo una y que no depende de personas o consensos sino de lo que el mundo real nos presenta como innegable e imprescindible de reconocer.

Siguió su camino y se encontró con el ÁGUILA PUNTUALIDAD. De ella comprendió que éste se logra con el esfuerzo de estar a tiempo en el lugar adecuado.

Con la puntualidad podía ser más eficaz, realizar más cosas,  desem-peñar mejor sus tareas y ser merecedor de confianza.

Aquella misma tarde vio pasar al ÁGUILA METAS, y la siguió para ver si podía aprender algo de ella. ¡Y vaya si aprendió!

En la vida, le dijo, tienes que saber porqué haces las cosas... Si quieres llegar... tienes que dirigirte a ese lugar dónde vas, ¿lo com-prendes?. Nunca vas a llegar a ninguna parte si no te diriges allá. La metas han de ser alcanzables. Ponte “metas”... a alcanzar. Y no renuncies a ellas.

Estando con ella, se acercó el ÁGUILA CALIDAD, de la que, poniendo atención cuanto decía, también aprendió... que en la vida es importante saber poner lo mejor de sí mismo. Que para conseguir cosas excelentes, hay que invertir ¡lo mejor!.

Aportando en toda ocasión lo más valioso de lo que es mi persona..., comprendió, aunque no siempre sea algo fácil, es como alcanzaré ser reconocida como un Águila Real.

Enseguida advirtió la presencia del ÁGUILA RESPONSABILIDAD. Vio enseguida que no era algo tan sencillo cuanto le tocaba aprender de ella, pero comprendió que era indispensable saber cumplir con el deber: aceptar como una obligación el cumplir con aquello en lo que uno se ha comprometido.

Porque, además vivir la responsabilidad es algo que tiene un efecto directo en la confianza.

El Águila Confianza le dijo que todo el mundo pone su fe y su lealtad en quienes siempre cumplen lo que han prometido.

También le dijo que la responsabilidad es un signo de madurez, pues implica esfuerzo.

Y también, junto a ella, estaba el ÁGUILA AYUDA. Y, poniendo atención a cuanto hablaba, es como, por último conoció la importancia que tiene en la vida el saber compartir y ofrecer a las demás criaturas cuanto ella ya había aprendido, y responder solidariamente a cuantos seres vivos le puedan necesitar... Porque además, es ley de vida que “ayudando nos ayudamos”. Y porque es una oportunidad única para llenar nuestros días del gozo de dar felicidad a los demás, de encontrar el DON DE AMAR.

Sí: ¡ser Águila Real! es... saber SER capaz de surcar los cielos..., sin dejar de tener una Misión en la tierra.