Páginas vistas en total

lunes, 31 de enero de 2011

ENCONTRANDONOS

 SOMOS IGUALES, PERO DIFERENTES

La vida está en constante movimiento y transformación (por eso es vida).

La tierra, abastecida por el agua, el sol, el aire... da constantemente frutos. Las personas, abastecidas por estos mismos elementos (agua, luz y calor, aire...),  y también por la calidez de las relaciones humanas vamos creciendo como personas...

La vida, toda vida, es nacer, crecer y crecer, reproducirse o no y morir...  

Los humanos, vivimos igual que las plantas y los animales... pero además de que lo sabemos, también,  nos relacionamos,  nos comunicamos,  sabemos sentir y podemos expresar nuestros sentimientos, nuestros deseos, nuestras emociones. Nos manifestamos y nos entendemos: damos y recibimos cariño y amor...  ¡Estamos llenos de vida!

Somos una Familia, vivimos en el planeta Tierra, que es nuestra casa... y crecemos: vamos camino de los 7.000 millones de seres humanos, de hermanos.

Pero NO nos basta con existir, con tener vida. Yo, tu, él, ella, todas y todos queremos SER PERSONAS.

Cada una de nosotras, cada uno de nosotros, podemos soñar y comprometernos con causas justas que nos lleven a transformar la realidad a mejor.

Siempre, todas y todos, podemos hacer algo por avanzar, crecer,  y transformar la realidad a mejor; aunque sólo sea gota a gota, sorbo a sorbo, paso a paso, escalón a escalón...  ¡TENEMOS VIDA!

Lo mismo sucede en la realidad social: si “la realidad” está viva, hay movimiento, hay vida, y existen lo que se están llamando “MOVIMIENTOS SOCIALES”. Son el feminismo, son objetores e insumisos, son gays y lesbianas, son los ocupas, son muchas minorías “alternativas”... 

Podemos estar o no estar de acuerdo con estas “movidas” o “movimientos”, pero ahí están. Y también están haciendo historia.

Todas y todos tenemos la misma dignidad, y los mismos deberes y derechos, y la misma capacidad para crecer como personas y para ser felices. Si somos diferentes no es para separarnos, sino para buscarnos y encontrarnos, para complementarnos e integrarnos.

QUE  LA  VIDA  ES  ENCUENTRO,  no olvido ni desintegración.


3 comentarios:

  1. Si Jose Maria somos iguales todos, hay rosas y claveles, son diferentes, pero son flores . ¿que importa la condicion xesual si son felices? ¿por que te tenemos que apartarlos? Claro si nos apartamos, por eso si vemos a una persona de capacidad diferente, sea lo que sea ¿la ignoramos tambien? ¿por que? ¿no son personas?. Creo que NADIE puede juzgar ¿por que? tu mañana puedes comerte eso que criticas. Saludos

    ResponderEliminar
  2. bravo jose maria,aplaudo esta entrada porque has legido muy buen tema.
    todos somos iguales en este mundo,mas alla de religiones y demas cosas,porque hay que pensar mas en todo aquello que nos une como personas y no lo que nos divide.

    todos formamos parte de este mundo,conviviendo con la naturaleza y cuanto en ella habita,todos formamos un todo y todos en su conjunto nos necesitamos para vivir y crecer cada dia un poquito mas.

    me ha encantado tu entrada amigo y te felicito por compartir este escrito.

    un fuerte abrazo y te deseo una muy feliz semana!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo para vosotras, amigas en la red.

    ResponderEliminar