Páginas vistas en total

viernes, 25 de febrero de 2011

¿Y POR QUÉ...?

FEMINISMO PELIGROSO


Han pasado ya más de 2 siglos... de que la Revolución Francesa nos trajo unos postulados que fueron la base para las Declaraciones del Hombre y de los Derechos Humanos, y también establecidos en la base de las Constituciones de muchos países, incluida nuestra novísima Constitución Europea: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Bueno, incluso hay quienes opinan (yo soy uno de los que pienso así) que ya “La Constitución Mundial del Siglo I en Pro de Un Nuevo Orden”  (o sea, el Evangelio de Cristo) ya hablaba bastante claro sobre estos VALORES FUNDAMENTALES.

Pero ahora resulta que hay quienes se vuelven a dar cuenta de que NO INTERESA un Mundo de IGUALES... que hay “intereses” (de algunos...) que se ponen en “crisis”.

Y se dice que el “orden establecido” está en peligro, que “la familia” se tambalea, que no se cuantas “instituciones” hacen agua, se hunden...  Se buscan “chivos expiatorios”: el laicismo, el feminismo..., antes fueron el materialismo o el comunismo...

Del Vaticano vienen opiniones como que el feminismo moderno amenaza a la familia, pues la lucha del feminismo por el poder y la igualdad de géneros está socavando el concepto tradicional de familia.  Y que (¡tremendo peligro!), a los abusos de poder contra las mujeres, ellas responden con estrategias de búsqueda del poder; un proceso que (así más de una vez lo ha manifestado Joseph Ratzinger, quien fue cardenal prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y luego ostenta la autoridad máxima en la Iglesia Católica), lleva a una rivalidad entre los sexos; cuya implicación más inmediata y nefasta va en detrimento de la estructura de la familia.

Sí, la opinión vaticana es que las mujeres deben ser respetadas y tener los mismos derechos para el trabajo, pero que las diferencias entre los sexos deben ser reconocidas y exaltadas. Por eso se critican frontalmente los intentos del feminismo de eliminar las diferencias de género. 

Me parece que la Iglesia tendría que ser siempre “punta de lanza”. Y es verdad que proclama “Buenas Nuevas” constantemente, y habla de Fraternidad (cosa que ha de ir de la mano de la Justicia y de la Igualdad); pero, luego, resulta... ¡nos viene con  “estas cosas” así y ¡la caga!.

Porque si hay “instituciones” que se ponen en crisis (ante los nuevos movimientos sociales), al intentar instaurar VALORES verdaderamente humanos, ¿no será que no debieran seguir manteniéndose tal cual,  que habría que ir cambiando según los “signos de los tiempos”?

¿A qué estos miedos? El mundo tiene que seguir el curso de la Historia. La historia tienen que seguir avanzando, que mirar atrás es pasado.


                                                     José-María Fedriani

1 comentario:

  1. OYE, PIENSO QUE TIENES MUCHA RAZON. OLE TUS GANAS PARA DECIR LAS COSAS POR SU NOMBRE.

    ResponderEliminar