Páginas vistas en total

viernes, 21 de octubre de 2011

OTRAS PROPUESTAS



 Stéphane Hessel,  después de haber sido propuesto como candidato al Premio Nobel de la Paz 2011, sigue diciéndonos algunas cosas importantes. No importa que no haya recibido el galardón (esta vez ha sido para unas mujeres, también dignas de ser tenidas en cuenta).

REFLEXIONES (*)

La situación actual del mundo (desigualdades, hambre, violación de valores fundamentales...) nos imponen reflexionar sobre todo lo que está sucediendo; y, paralelamente, decidirnos a actuar en consecuencia.


Hay muchos motivos para indignarse:

-        la injusticia institucionalizada en nuestras sociedades; 
-        el tan desalentador futuro para la juventud;
-        la incertidumbre que afecta a tantas economías familiares que no tienen nada seguro...;
-        los evidentes escándalos de tanto político corrupto;
-        el deterioro ecológico irreparable...


No faltan causas; y la indignación pone de manifiesto la preocupación y, seguramente, también la esperanza activa de mucha gente (sobre todo jóvenes) que no quiere resignarse a seguir sin hacer  nada...


Pero tiene que haber conciencia alternativa que nos lleve a actuar. El paso siguiente es comprometerse: existe una realidad escandalisa que debe ser combatida.


El compromiso es la apertura al mundo en el que estamos y a todo cuanto nos rodea:

Ø   Es hora de construir un futuro mejor, con optimismo, con esperanza.

Ø   No basta con indignarse ante los poderes establecidos que mantienen las injusticias y las desigualdades.

Ø   Después de indignarnos sobre situaciones que nos escandalizan... ¡nos toca actuar! Tenemos que ponernos en pié y luchar contra ello.


(*) (reflexiones que me motiva la lectura de “¡Comprometeos!”)

 Ver también:



8 comentarios:

  1. Es cierto, hay muchos motivos para indignarse con el funcionamiento de esta sociedad, injusticias, falta de libertades..., pero yo aún tengo esperanzas de que se consiga un mundo mejor, y creo que es una labor de todos que no podemos abandonar ni un instante.
    En cuanto a tu pregunta, sí, son mías todas las fotos publicadas en mi blog, me entró, aunque un poco tarde, una gran afición por la fotografía.
    Un abrazo, José María.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto hat muchos motivos, pero ¿que hacer? ¿seguimos indognados? yo ya no se, indignacion+ esperanza= A MAS PACIENCIA

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, esperanza... ¡mucha paciencia!

    Creo que podríamos decir como uno de mis maestros: LA PACIENCIA ES LA ESPERANZA VESTIDA CON TRAJE DE FAENA.

    ResponderEliminar
  4. hay muchos moviendo y expresando su disconformidad, su indignación, su desencanto con la clase política en todos los puntos del orbe
    somo muchos los que caminamos hacia el cambio, muchos los que promovemos el cambio de actitud y de enfoque socio-económico y cultural
    muchos los que no nos amedrentamos a querer un mundo en equidad, aunque nos tilden de soñadores, al menos ya la bola está rodando y seguirá creciendo y sumando ideas y voluntades

    muchas gracias por tu huella lírica, desde Chile un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Vine a conocerte y me sorprendiste gratamente, extrañamente tu escrito, tiene mucho que ver coin mi último poema publicado.
    Me encantó tu blog, así que con tu permiso, me quedo...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  6. Encontré este blog a través de El Microrrelatista y me pareció interesante. Quisiera seguir visitándolo. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Quiero pensar que un mundo mejor es posible,ya no solo es cuestión de tener esperanza sino de buenas actitudes , de luchar por ello con convicción y sobre todo honestamente , supongo que el pilar de todo radica ahí.Me ha gustado descubrir tu blog.

    Un Saludo cordial y un Abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En este mundo hay hoy cosas que dentro de unos siglos, si seguimos existiendo, parecerán increíbles. Como hoy nos escandalizan asuntos como la esclavitud en el pasado, así escandalizará la permisividad con el problema del hambre (por ejemplo) a las generaciones futuras.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar