Páginas vistas en total

jueves, 27 de octubre de 2011

QUEHACER

 

ESTO Y AQUELLO


          Carteles.
Niños que nacen muertos.
Luces, fluorescentes.
Guerra y hambre: Pakistán, aquello.
La manos llenas de sangre. Somalia.
Hay que vender armas.
La paz... ¿para qué?


          Luz, color. Agua fresca...:
las chicas a la orilla, tomando el sol.
Hambre. Injusticias. África. Medio Oriente.
¡Hay tanto que hacer por el mundo...!


          Un precepto
que es nuevo, cada día, hoy os doy:
que os améis, hasta dar la vida
los unos por los otros: un precepto
que siempre está de moda,
que es nuevo, actual,
que nunca pasará; porque
cada día es nuevo precepto que Dios – hijo reclama,
a los hombres,
desde el sillón de la Justicia.
Una petición que no hay que olvidar:
que luches, por conseguir la paz del mundo,
por llevar la justicia y el orden a los pueblos,
por ayudarles a vivir como merecen:
Nadie puede merecer
no haber visto nunca la paz y el orden:
nadie puede merecer haber nacido en guerra,
rodeado de hambre,
viendo morir a los suyos, y muriendo
sin legar a conocer otra cosa:
Nacer muriendo, o nacer muerto: no nacer.
No nacer, debiendo haber nacido.


          El Creador quiso
que, donde hubiese amor, quedase siempre
una prueba trascendente de este amor:
Así, el hombre que siembra un árbol con amor,
el árbol da frutos buenos
y hace trascender el amor del sembrador.
Así, el poeta escribe, sus versos, con amor,
y en un libro de tiempo, deja, entre cuerdas,
a este mundo mil versos atados
que aún después de los siglos vibran.
Así, la mujer y el hombre que se aman,
para hacer trascender su amor, tienen un hijo...
¿Por qué ha de nacer muerto?...
¿Quién tiene derecho a quitarle la vida?...
¿La guerra? ¿La comodidad? ¿La técnica?
          ¡¡NADIE!!



        Tenemos. Yo. Nosotros tenemos
una civilización nuestra
que goza
de frutos de amor que trascienden. De frutos
que tapamos, tal vez, con otros frutos nuevos.
Esto
es vivir.
Aquello otro, aquello que está entre la sombra
de miles desprecios
¿qué va a tener? No tiene nada.
No tiene, siquiera, la forma,
siquiera,
de cómo hacer trascender al amor.


        Nosotros ¿por qué no podemos
llevar de lo nuestro, de esto, un poco
a aquello que anda tan falto
de frutos de amor, de versos de luz y flores de paz?


         He visto, en la calle, carteles.
He visto mil colores - luces.
He visto gente correteando: niños u chiquillas
que viven,
en paz y con gracia,
el frutovida de amor
que le han dado sus padres.


        He sabido
también,
que hay gente que vive sin paz,
sin raza ni color,
sin hogar ni amor.
He sabido,
dudando aceptarlo,
que hay gobiernos que piden más tiempo
para jugar a la muerte
y probar nuevas técnicas de ofensa o defensa.
¡Hay tanto que hacer por el mundo!...



He aprendido a aceptar
que en esta vida
hay gentes que mueren
viviendo entre olas de espuma y de plata
o en la arena dorada,
sin llegar a pensar
que la espuma, y el oro y la luz y la plata
son fruto - reflejo del amor del Creador
a todos los hombres:
del amor de Dios - padre, también,
a los críos que en Haití, Kenia, o la India
han nacido muriendo
sin saber lo que es paz, lo que es vida;
sin llegar a la luz,
sin ver
ni la luna, ni el sol, ni el azul del cielo
o el mar;
sin poder conocer
el reflejo gracioso y divino
del Amor de Dios hacia todos los hombres.


   
          ¿Quién va a llevarles
de esto, la parte que les corresponde?...
Agua. Luz. Trigo.
Sol y espuma salada.
Paz sin requebrajos, sin bombas, ni humo.
Educación y cultura para niños que no han de morir, achicharrados,
unas horas después de haber vislumbrado la luz.
Agua. Paz. Alimento...: Amor.
¡Hay tanto que hacer por el mundo!



               Poema de José-María Fedriani  (HORAS)
          Cartel de Gloria Redondo  (de Onda Campus)
               Fotografías: obtenidas en la red - internet



2 comentarios:

  1. que tu aporte de luz despierte las mentes dormidas de los humanos, que los deseos de las gentes sean 'de paz o de guerra' se Conduzcan a recrear el Amor en la tierra , nuestra casa. un cálido saludo, cris

    ResponderEliminar
  2. Entrada muy dura pero cierta,saludos manu

    ResponderEliminar