Páginas vistas en total

sábado, 31 de diciembre de 2011

ALGO SE ACABA, ALGO COMIENZA



            La vida es un regalo:
es el regalo.
      Y es... definitivo  
¡y eterno!.
        Nos llega... a la vez
       que llegamos a ella.
Nadie
                            nos la puede arrebatar del todo.
          Ni siquiera nosotros.
Porque la vida
 nos sobrepasa,
nos supera,
 nos trasciende.

   Aunque quisieran,
         aunque lo quisiéramos
  nosotros mismos,
                 no podemos acabar con ella.
           Porque si hemos nacido,
si hemos entrado
al Don de la Vida,
    estaremos ya en ella
¡para siempre!

    Se nos da gratuita,
y gratuita es.
Pero su valor es
                             incalculable, inmedible, indefinible...
¡es infinito!

        Quienes nos conocen,
siempre tendrán
       un recuerdo nuestro;
 quienes nos aman,
                        harán un hueco en sus corazones
                       para cobijarnos y nos abrigarán
                 con su cariño mientras vivan;
                           quienes aprendan algo de nosotros,
              nos llevarán en sus mentes
      a lo largo de los años
y nos entregarán
         como herencia genética
         a sus hijos y a los hijos
       y nietos de sus hijos...

La Vida siempre
        es comienzo, nunca fin.

Sé feliz
 por haber llegado,
   por estar en la Vida.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada