Páginas vistas en total

domingo, 18 de diciembre de 2011

NAVIDADES EN DOS MIL ONCE



EN EL BELÉN ESTÁN...




JESÚS está indignado

porque la gente tiene miedo

de todo y de todos

y no confía en el Padre-Amor.
El quiere que el plan divino
de Salvación
sea realidad en la Tierra
como lo es en el cielo.

JOSÉ anda indignado
porque a su esposa,
que es pan bendito,
la gente la critica y habla mal de ella,
porque se ha quedado
embarazada “por las buenas”,
sin estar casada todavía...
También porque el trabajo
de carpintero-artesano
cada vez es menos valorado.
Pero él no quiere dejar de ambicionar
el radical cambio de este mundo.

MARÍA está indignada
por la situación de injusticia establecida,
por la soberbia de los potentados
y el egoismo de los ricos.
También porque ella
ha estado tan feliz con su embarazo
y ahora con este nacimiento
y nadie la comprende...
Ahora ella proclama que la vida
es el primer derecho humano,
y reclama respeto
para todas y todos,
de confín en confín.




LOS PASTORES, que se pasan
la noche al relente,
están indignados frente
a los indignantes, que llevan
las riendas que marcan
el camino de la gente;
quitando capacidad de decisión
al pueblo, para decidir
sobre su propio destino.

LAS MUJERES aunque no dicen
todo lo que piensan, si sienten,
con dolor e indignación,
la falta de reconocimiento
de toda su labor, a veces callada,
con dedicación a su hogar humilde;
otras veces más a favor del bien
de la comunidad y la sociedad;
siempre menos reconocida
de lo que debiera ser.
Hoy reclaman un puesto
en una sociedad más digna.

LOS NIÑOS sienten
como se les trata, muchas veces,
como juguetes; pues son
el capricho que alegra la vida
de sus familiares...
pero no se les trata con la dignidad
que merecen.
Ellos quizás no conocen la palabra adecuada,
pero no se sienten amados por ser ellos
sino queridos porque cubren
una necesidad de su ternura,
por parte de los mayores.

LOS CAMPESINOS Y OTROS
TRABAJADORES SIN TRABAJO
ven, con desagrado, que
los que tienen dinero
y ostentan el poder económico,
los mismos que tienen poder político,
no buscan el bien común,
sino el de sus propiedades.
Si les encargan trabajo
es malpagándoles
y tratándoles con superioridad.
Y ello les lleva a indignarse.
Por eso reclaman justicia social
y respeto, e ir dejando ya
de hacernos daño los unos a los otros.

LOS JÓVENES sienten
que la fuerza transformadora
está emergiendo, a pesar
de tantos miedos y resistencias
que les son impuestas.
Ellas y ellos están indignados
porque se les dice
que dejen de soñar
y que se preparen para el futuro.
Pero ¿cómo pensar en el futuro próspero
sin tener sueños ilusionantes?

LAS OVEJAS  Y LAS CABRAS
hartas de tragar y callar,
están muy enfadadas
por ser tratadas en rebaño
y al montón, sin ser consideradas,
cada una de ellas,
con sus características propias,
como únicas e irrepetibles.

LOS ÁRBOLES protestan
por falta de agua... Y están
indignados porque piensan
que, seguramente, está siendo
mal utilizada por algunos...
Mientras ven casi no pasar
al río seco y contaminado...
Y a las tierras sedientas,
por cierto mal repartida...
(pues no siempre son
para quien la trabaja).


          Y...

          ¿no has pensado

          que, acaso,

          el hijo de Dios

          vino a este mundo

          como un signo

          de su Amor solidario

          pero también empujado

          por su indignación

          para con el desorden

                               establecido

          en la Tierra?






Y, una vez más yo digo:
MUCHAS FELICIDADES.
Porque ¡siempre hay motivos para ser feliz!
Y porque ES NAVIDAD.


3 comentarios:

  1. Todos estamos inginados, te olvidastes los olvidados, tercera edad que quieren pero no pueden y estan indignados de lo que ven, y los discapaciatados que los hay de muchas edades, tambien quieren pero no pueden estamos indignados porque no nos facilitan la vida que nos toco. Feliz navidad

    ResponderEliminar
  2. Bien está que te indignes en nombres de esas y esos que olvidé. Gracias por tu valiosa aportación a mi "belén". Y ¡felicidades!

    ResponderEliminar
  3. Aunque estas fechas sean de celebración no hay que olvidar cosas tan importantes como las que nos recuerdas de forma tan clara.

    Estos días ando algo triste y perdida pero no podía olvidarme de ti:

    Que el AMOR, LA ESPERANZA Y LA ALEGRIA DE ESTAS FECHAS LLENE TU CORAZON Y QUE EL 2012 TRAIGA 365 DÍAS LLENOS DE FELICIDAD PARA TI Y TODOS LOS TUYOS

    FELICES FIESTAS, CON MIS MEJORES DESEOS

    Besazos Navideños

    Minu

    ResponderEliminar