Páginas vistas en total

lunes, 31 de enero de 2011

ENCONTRANDONOS

 SOMOS IGUALES, PERO DIFERENTES

La vida está en constante movimiento y transformación (por eso es vida).

La tierra, abastecida por el agua, el sol, el aire... da constantemente frutos. Las personas, abastecidas por estos mismos elementos (agua, luz y calor, aire...),  y también por la calidez de las relaciones humanas vamos creciendo como personas...

La vida, toda vida, es nacer, crecer y crecer, reproducirse o no y morir...  

Los humanos, vivimos igual que las plantas y los animales... pero además de que lo sabemos, también,  nos relacionamos,  nos comunicamos,  sabemos sentir y podemos expresar nuestros sentimientos, nuestros deseos, nuestras emociones. Nos manifestamos y nos entendemos: damos y recibimos cariño y amor...  ¡Estamos llenos de vida!

Somos una Familia, vivimos en el planeta Tierra, que es nuestra casa... y crecemos: vamos camino de los 7.000 millones de seres humanos, de hermanos.

Pero NO nos basta con existir, con tener vida. Yo, tu, él, ella, todas y todos queremos SER PERSONAS.

Cada una de nosotras, cada uno de nosotros, podemos soñar y comprometernos con causas justas que nos lleven a transformar la realidad a mejor.

Siempre, todas y todos, podemos hacer algo por avanzar, crecer,  y transformar la realidad a mejor; aunque sólo sea gota a gota, sorbo a sorbo, paso a paso, escalón a escalón...  ¡TENEMOS VIDA!

Lo mismo sucede en la realidad social: si “la realidad” está viva, hay movimiento, hay vida, y existen lo que se están llamando “MOVIMIENTOS SOCIALES”. Son el feminismo, son objetores e insumisos, son gays y lesbianas, son los ocupas, son muchas minorías “alternativas”... 

Podemos estar o no estar de acuerdo con estas “movidas” o “movimientos”, pero ahí están. Y también están haciendo historia.

Todas y todos tenemos la misma dignidad, y los mismos deberes y derechos, y la misma capacidad para crecer como personas y para ser felices. Si somos diferentes no es para separarnos, sino para buscarnos y encontrarnos, para complementarnos e integrarnos.

QUE  LA  VIDA  ES  ENCUENTRO,  no olvido ni desintegración.


sábado, 29 de enero de 2011

CUADERNO ABIERTO



Solidaridad con Haití


Ya se ha cumplido un año del terremoto en Haití que dejó el trágico saldo de 300.000 muertes y más de un millón de personas heridas y sin techo.


A pesar de los muchas respuestas de solidaridad internacional  iniciales, más de un millón de haitianas y haitianos continúan viviendo en refugios temporales y más del 90% de la ayuda prometida aún no llega a Haití. Ahora, además,  también se suma a las heridas que sufre Haití el reciente brote de cólera que causó ya 2.000 muertes.   
 

Paralelamente, aparece una “ayuda” muy especial: la presencia de militares: actualmente hay en Haití más de 9.000 militares, junto a otros 3.000 oficiales de policía, provenientes de más de doce países. Son tropas de las Naciones Unidas disfrazadas de ayuda humanitaria que, junto al desprecio de otros derechos humanos,  viola el derecho a la autodeterminación y la soberanía de esa nación.


El presidente exiliado Jean-Bertrand Aristide ha definido este hecho como “la ocupación neo-colonial de Haití”.

Todo ello en un país donde el 70% de la población vive con menos de un dólar diario, pero la presencia militar le cuesta a las Naciones Unidas más de un millón de dólares diarios (y aún está en proceso de ser casi duplicada esa cifra).



Y yo pregunto ¿cuál es la verdadera intención de los “ayudadores”?


Y tú: ¿qué opinas?






VEO - VEO

EL MUNDO NO ESTA BIEN...






PROTESTAS  MANIFIESTAS




ALBUM DE FRASES