Páginas vistas en total

martes, 27 de septiembre de 2011

PARA EL OTOÑO Y EL INVIERNO


CONSEJOS MUY SALUDABLES


(PREVENIR Y  ALIVIAR
RESFRIADOS  Y  CATARROS)

Se trata de reforzar a nuestro organismo, para ello,
podemos añadir a nuestra "dieta" cotidiana:

PROPOLEO


El propoleo es una resina secretada por las abejas. Las abejas lo recolectan y metabolizan, consiguiendo uno de los más efectivos antibióticos naturales, desde siempre. Tomar propóleo ayuda a mantener una excelente salud, fortaleciendo el sistema inmunológico. Es muy efectivo como antibacterial, antiviral y antiparasital. Alivia sistemáticamente los síntomas de la gripe, la tos, el resfriado.

 

ALOE VERA


Además del muy conocido uso tópico, por su beneficiosa acción para quemaduras, heridas, rozaduras, picaduras de insectos, psoriasis, acné, etc., el áloe también es excelente para la mejoría en general del organismo. beber áloe es algo magnífico para: limpiar y purificar todo el organismo, mejorar la circulación, regular el funcionamiento de los intestinos, anular la acidez de estómago y aliviar la hernia de hiato, salir de depresiones leves, etc. Y, por supuesto, mejora las defensas de nuestro cuerpo. 

Y aún mejor si optamos por el áloe arborescens con miel y brandy (fórmula de la tradicción franciscana).

 


ACEITES ESENCIALES (EN SINERGIA)


La combinación de varios aceites esenciales que dialogan entre ellos, seguro que brindarán a nuestro cuerpo bienestar, mejorando nuestra respiración y relajándonos. Ello hace que nos sintamos bien. Un remedio ideal en eta época del año para hacer inhalaciones; si también es algo magnífico para pediluvios, masajes, sesiones de sauna, difusión en el ambiente, etc.


OXIGENACIÓN CELULAR (comercialmente conocido como Cellfood u Oxy básico)

Necesitamos oxígeno permanentemente. Dos tercios de nuestro cuerpo on agua y necesitan oxigenarse constantemente con oxígeno activo fresco. El oxígeno-base es un producto que, al tomarlo disuelto en agua, hace que nuestro cuerpo obtenga mayores niveles de oxígeno y le permita funcionar de una forma saludable. Es como una renovación de la propia energía.

                                                              

El otoño y el invierno es una época muy propicia para coger algún enfriamiento y luego alcanzar alguna infección o virus en la nariz y garganta. Así, padeceremos mucosidad excesiva, ojos llorosos, dificultad para respirar por la nariz, estornudos, tos, etc.  Es lo que llamamos un resfriado o catarro.

Si el catarro no se cuida, puede extenderse hacia la laringe, produciendo “laringitis” y posteriormente hacia los bronquis, produciendo “bronquitis”.

Ayuda para la tos:

Son aconsejables algunos remedios naturales (que no por ser “remedios caseros” dejan de ser efectivos):

Jugo de cebollas, mezclarlo con la miel. Tomar 2-3 veces al día. Es un jarabe excelente de la tos.

Jugo de zanahoria:  beber caliente,  reducirá la tos y mejorará el estado de la salud general de la persona.

Jarabe de rábanos: se ponen en un vaso, cortados a rodajas; se añade azúcar hasta cubrirlos;  se espera un tiempo (como una hora...) hasta que se haga el jarabe. Tomar una cucharada varias veces al día. Es muy efectivo.

Para dolores de garganta:

Infusión de tomillo con miel y limón a gusto. Este remedio además levanta el ánimo y los síntomas del resfrío. Altamente recomendable.


jueves, 15 de septiembre de 2011

ASIGNATURAS PENDIENTES

 

¿Asignaturas “pendientes”?


Algunas tengo aún. Pero he de decir que, este verano, he aprobado (creo que con buena nota) una de mis “asignaturas pendientes” desde hace años: conocer París.

Han sido unos días intensos; en los que no ha faltado a su cita, en más de una ocasión, el cansancio físico.

París es, verdaderamente, una maravilla. Ciudad en la que faltan pocas cosas. Y en la que el arte y la belleza está presente en miles de expresiones.

De las mil fotos que he hecho, os dejo algunas, a modo de invitación (para quienes aún no la conoce, claro) a que no renunciésis a “gastar-invertir” unos cuentos días de vuestras próximas vacaciones, en optar por conocer “La Ville Lumière” (Ciuad de la Luz) o incluso “La Lumière du Monde” (Luz de la Tierra, faro para la humanidad) que dicen los franceces.

































Indiscutiblemente, la realidad supera
¡a todo lo imaginable!









Merveilleux !





























C´est une merveille!

































Que  cela  es  joli !


































C´est excellent !

































Merci beaucoup, París.



AU  REVOIR