Páginas vistas en total

domingo, 17 de junio de 2012

COLESTEROL



Normalmente, a una jornada de preocupación y sueño, le acompañan el cansancio, el malestar físico, el dolor de cabeza. Y a una dieta excesiva en grasas pesadas, le acompaña un índice demasiado alto de colesterol.

El colesterol, como el dolor de cabeza, no es ninguna enfermedad. Simplemente son “síntomas” (o llamadas de atención de nuestro organismo) que nos dicen ¡OJO!, hay algo que no va bien... en esa manera de alimentarse.

Pero ¿qué es el colesterol?


En realidad, el colesterol es vital para nuestro organismo, pues forma parte de la estructura de las membranas de nuestras células y es a partir de él que se sintetizan las hormonas o los ácidos biliares, tan importantes para digerir las grasas correctamente. Está presente en todas las células y es absolutamente necesario para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Es algo que forma parte del mismo: el cuerpo lo utiliza en la formación de muchos tejidos (cerebro, columna vertebral, piel), forma parte de los materiales para formar las sales biliares, hormonas sexuales, adrenales y vitamina D, y se combina con las proteínas para poder transportar las grasas hasta todas las células.

La colesteremia es la acumulación del colesterol (o colesterina) en la sangre. Es un esterol (químicamente es un alcohol secundario sólido) presente en los tejidos del organismo.  Su origen es mixto: una parte la genera el propio organismo, y otra es ingerida con los alimentos.

Entonces… ¿Es algo malo o también bueno?


Se habla de colesterol “bueno” y “malo”,  pero sólo hay un tipo de colesterol.  La única diferencia que existe es de cantidad pero no de cualidad: sólo hay un tipo de colesterol que se desplaza por la sangre asociado a las lipoproteínas de alta o baja intensidad.

Y es bueno y es malo, si queremos.

Lo que yo pienso (desde mis limitados conocimientos de nutrición) es que el colesterol lo que hace es acompañar a las grasas. Y lo hace a distintos niveles, según las grasas que tengamos acumuladas en nuestro organismo: a un nivel bajo (LDL) a una muy alta densidad (HDL). Pero no hay dos tipos de colesterol, sino dos niveles: si tenemos mucha grasa en nuestro organismo, el colesterol estará alto (HDL), pero si quemamos las grasas, el colesterol bajará a unos niveles adecuados. No hay que atacar al colesterol, sino a las grasas. En sí, el colesterol no es malo; las perjudiciales son grasas acumuladas en exceso. Son las grasas de más las que influyen negativamente en nuestra salud.

Así, más que un mal, el colesterol alto podemos decir que es un síntoma.

Como tantos “problemas” a los que se les llama “enfermedad” (por aquello de que el miedo vende y, tantos, miden sus acciones sólo por los beneficios que les pueda proporcionar…), no son más que una ayuda que nos hace el propio organismo al indicarnos que hay algo de nuestra conducta que debemos cambiar.

Es muy importante tener presente que el hígado produce prácticamente todo el colesterol que necesitamos, en nuestro organismo, para funcionar correctamente. El colesterol, en un 80% es fabricado por nuestro organismo, aunque también lo asimilamos a través de determinados alimentos.



Cuando la persona consume más colesterol del necesario (el que acompaña a las grasas animales saturadas que ingiere), puede producirse un exceso del mismo, que se va depositando a lo largo de las paredes de las arterias.

Al ir creciendo dichos depósitos (grasa acompañada de colesterina) se produce un endurecimiento de las arterias (la "arteroesclerosis") y, por ello, la circulación sanguínea se torna más dificultosa, y van apareciendo nuevos problemas (pérdida del oído, problemas de respiración, ataques al corazón, calvicie, vértigo, etc.); así, todos los tejidos del cuerpo resultan perjudicados por la reducida cantidad de oxígeno y nutrientes que les llega.

Por eso, el colesterol "malo" (malo de verdad) es el que ingerimos en nuestra dieta al comer gradas en demasía y, en consecuencia, nuestro organismo almacena más grasa en los tejidos, y se elevan los niveles de colesterol en la sangre.

Y cuando se tiene demasiado, surge el problema y la causa principal suele ser porque la alimentación es excesivamente rica en productos grasos que ya llevan adjunto colesterol o que, una vez en el cuerpo humano, el exceso de lípidos los genere. Y si no se hace suficiente ejercicio físico… ¡esas grasas, acompañadas de su colesterol, se quedan ahí… bien pegaditas a nuestras arterias!

Pero, atención: no hay que enfermar de miedo: digan lo que digan los vendedores de fármacos, el colesterol no es uno de los principales factores de riesgo cardiovasculares, como nos dan a entender comúnmente.


Y, en el caso de que fuese necesaria una vigilancia, siempre es recomendable utilizar fórmulas naturales antes que recurrir directamente al fármaco (porque, además, los fármacos que se utilizan tienen unos efectos secundarios que pueden ser muy graves, llevándonos a padecer imprevisibles enfermedades).

De todos modos, la realidad es que,  en España, millones de personas “padecen” hipercolesterolemia; o sea: tienen la colesterina o colesterol alto. Y esto es, en buena parte, por los hábitos alimenticios incorrectos, centrados en una dieta que usa y abusa de las grasas saturadas.





La sensatez nos ha de indicar al camino correcto para “resolverla”: Seguir una dieta equilibrada es la mejor ayuda para mantener un nivel de colesterol adecuado. La virtud en el término medio.

Por ello, conviene vigilar todos aquellos alimentos en los que predominen las grasas saturadas, como ocurre con los lácteos, el tocino y los embutidos, los huevos y la carne; sin olvidar los productos con grasas hidrogenadas (margarinas, bollería industrial, etc.). Aligerar la dieta de grasas es el primer paso para mejorar y evitar la hipercolesterolemia.

Así, una alimentación con demasiados huevos, quesos, leche (la peor es la de vaca), helados, carne, marisco endurece las arterías, por causa de la grasa.


Paralelamente, será beneficioso consumir diariamente alimentos que contengan ácidos grasos insaturados, como: el aceite de oliva virgen y refinado, algunos frutos secos (sobre todo avellanas, nueces, almendras y pistachos), los cereales (pan integral, arroz integral, patatas, harinas integrales), las legumbres (judías, guisantes, garbanzos, habas, lentejas), la clara de huevo, los pescados azules (ricos en ácidos grasos Omega 3) como atún, bonito, sardina, salmón, boquerón, jurel, etc.; o cualquier pescado blanco; entre las carnes las de ave de pollo (sin piel) y pavo. Todo tipo de frutas y verduras, especialmente las rojas y las de hoja verde; también los aguacates. Estupendo es tomar zumos (no olvidar el áloe vera ni el limón), infusiones (alcachofera, harpagofito, onagra) y té.

En general, se puede decir que es importante consumir preferentemente alimentos de origen vegetal  (el aceite de oliva es la mejor grasa) en lugar de los de origen animal. De origen animal, quedémonos con el pescado. Y en vez de leche animal, leche de almendras o de soja.


Y…, si ya nos hemos pasado, pues hacer ejercicio es otra cosa que nos ayudará a controlar el colesterol: al quemar lípidos, mejorará el nivel de nuestro colesterol.

Seguro que cuidando nuestra alimentación y saliendo a andar, por lo menos una hora al día, iremos deshaciéndonos de esas grasas malsanas que llevan como compañeras al dichoso colesterol. 


19 comentarios:

  1. Postagem mais do que excelente, ilustração bem clara e definida.
    Sua orientação com certeza deve tocar na mente de muita gente que anda desligado da saúde.
    Parabéns!!!
    Grande abraço
    Espero por você no Perseverança
    Nicinha

    ResponderEliminar
  2. muy interesante muy interesante me encató leerte!

    ResponderEliminar
  3. Gracias mil, ahora tengo un problema, colesterol "bueno" alto, y el otro normal, los médicos pasan olímpicamente y yo me mosqueo. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira: el problema es que el dichoso "colesterol" se ha convertido en un gran negocio y... como una gran mayoría de facultativos han entrado en el juego de "hacerse ricos con su profesión" y si caen ingresos extras (en comisiones o en regalías de las Compañías farmacéuticas), pues mejor que mejor. Para tener bien el nivel de colesterol lo que hay que hacer es tener una dieta equilibrada y un cuerpo activo. Yo siempre digo: "hay 2 plantas fundamentales para nuestra salud: el áloe vera (que limpia nuestro organismo de toxina y aporta importantes nutrientes) y la planta de los pies (hay que andar, andar y andar: un ejercicio simple que todo el mundo puede hacer y que quema esas grasas-calorías de más). Si los médicos no lo saben... ¡que poco han aprendido en sus muchos años de estudio! y si es que lo saben y lo ocultan ¿merece la pena escuchar sus consejos? Un abrazo, JM

      Eliminar
  4. Hola ,mi querido José Mª, gracias por esta buena explicación de los alimentos que llevan grasas insaturables.El colesterol es un ladrón de corazones.
    Te aplaudo el post
    Con ternura te dejo mil besos
    Sor.Cecilia
    Supongo que ya sabes que vivo en Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Linda tierra Argentina: ahí quedó clavado (siendo aún joven) un trozo de mi corazón, junto a Isabel, una amiga epistolar a la que dieron por "desaparecida".

      En la presentación de mi libro DESDE EL ALFEIZAR,
      a modo de confesión, recordándola, yo recité:

      Muchos días,
      tantas veces,
      apoyando mi cuaderno
      sobre el alféizar
      de mi ventana,
      mirando la realidad
      de ese mundo que queda
      fuera de mí...
      (sin poder evitar que, a veces,
      tantas veces,
      también me pare
      a escuchar
      la palabra
      que brota de mi interior)
      yo miro, observo,
      escucho...
      todo lo que está
      delante de mí.

      Desde mi ventana lo veo,
      desde el alféizar,
      sosteniendome en él,
      para meditar esa realidad
      de la vida
      a la que creo
      debo hacer eco,
      según me pedía una amiga
      (era Isabel, argentina)
      de la que nunca
      me pude despedir.

      Hace ya mucho tiempo
      que me dijo sus palabras...
      pero hoy, seguramente,
      siguen teniendo vigencia:
      “Nunca dejes de mirar
      este mundo de dolor:
      él necesita tu canto,
      él necesita tu amor;
      él quiere escuchar tu canto,
      no le niegues tu canción”.

      Eliminar
  5. Muy interesante el tema, muchas gracias por la información.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Oi José Maria,
    Bom você está me seguindo em Poemas em Cards Com vários Poetas,
    lhe convido a conhecer meus outros blogs.
    Coisas do meu Coração!
    http://www.leilagomesreis.blogspot.com.br/
    Emoções
    http://leilinhacomamigos.blogspot.com.br/
    Fragmentos meus
    http://leilinhavinho.blogspot.com.br/
    Amigos que ficam!
    http://wljuntinhos.blogspot.com.br/
    Grande beijo
    Eu! Leilinha

    ResponderEliminar
  7. Es muy interesante y valiosa esta información, yo la agradezco. Un beso, ANA

    ResponderEliminar
  8. Después de leer tus consejos, creo que en casa lo estamos haciendo bien, o sea, comemos sano, claro que seguro que ahora en verano, "pecaremos" con algún helado.
    Muy bien explicada tu información. Gracias.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me gusta, me gusta tu blog.
    De vez en cuando, en el mío, meto alguna cosilla sobre salud, dieta y similares y tú lo explicas en el tuyo muy bien, fácil y llanamente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por visitar nuestro blog, Jose María. No conocíamos el tuyo: nos interesa todo lo que tenga que ver con la naturaleza, nos hacemos seguidores! Muy instructivo este post sobre el colesterol. Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por darnos a conocer como debemos cuidar nuestra alimentación en la lucha contra el colesterol "malo".
    Muy interesante post. y también me gustó mucho leer tu recitado en honor a tu amiga Isabel. Saludos

    ResponderEliminar
  12. Jose Maria no se como he llegado a tu blog, pero me parece de una gran información la que nos das, ademas muy bien explicada. Desde hoy te seguiré. Saludos desde Conil ( Cadiz). ve mi blog

    ResponderEliminar
  13. Tienes un blog muy interesante.
    Mis saludos cordiales.
    Te sigo.

    ResponderEliminar
  14. Muy valiosa y interesante esta información,me siento agradecido ,un abrazo x estos medio

    ResponderEliminar
  15. quieres apuntar a tus hijos a un fabuloso campamento de verano, no dudes en visitar nuestra web http://www.adalcamp.es/campa2014.html o nuestro blog si asi lo deseas https://campadalcamp.wordpress.com/
    te lo pasaras en grande, nuestra asociacion realiza campamentos con un equipo con gran experiencia en el entorno natural de Alarcon
    visita nuestras instalaciones y visualiza nuestras fotos http://www.adalcamp.es/httphotos/index.html

    ResponderEliminar