Páginas vistas en total

miércoles, 5 de septiembre de 2012

PEDRO LEÓN




PEDRO LEÓN MORENO

Nacido en Villanueva de Córdoba, en mayo de 1938. Desde niño tiene claras sus ideas e ingresa en los Dominicos de Almagro, vistiendo el hábito blanco con sólo 18 años. Yo lo conocí en Jerez,  cuando yo tenía 17 años. Él estaba recién ordenado sacerdote por el papa Juan XXIII.



En Jerez, luego en Sevilla, para muchos jóvenes fue un excelente “despertador” (desde el “Club de la Amistad”, desde el Grupo Joven de San Jacinto…). Para mí, puedo decir que me orientó en ver el sentido de mi vida; me animó a que me asomara a la Vida; me abrió puertas, enseñándome caminos nuevos…

Después de Jerez, él pasaría por otros destinos y recorrería muy diversos lugares: Sevilla, Córdoba, Málaga, Madrid, Italia, México, Ecuador, Venezuela, Honduras…

Siempre significado por sus buenas dotes de predicador y también por sus no menos leves denuncias que le han hecho, más de una vez, pasar por difíciles trances.

En 1974, pudimos disfrutar de su primer libro de poesía “Herida Cósmica”. Ahora nos regala su nuevo libro de poemas “Con Dios en la mochila”. 



De él extraigo el siguiente  precepto-invitación:

DISFRUTA DE TU DIOS

Estrénate.
Disfruta de tu Dios
que lo has sufrido tanto equivocadamente.
Disfruta del silencio clamoroso del Verbo
que te va poseyendo y adentrándose.
Disfruta ya del Padre Maternal y Amigo contándole tu vida 
y sus cuidados
para que tú te enteres, que Él lo sabe.
Goza de su infinita misericordia y con detalle.
Disfruta al desearlo, esperando mientras llega.
Gózalo anticipado en la fe en el amor y en la esperanza.
Disfruta de tu Dios cuando crees que te falta
y del dolor que abre tus ojos para verlo,
superando lo que tienes oído.
Disfruta de Él en las borrascas y negruras
adivinando en los relámpagos, el sol
que presagia claridades y azules encendidos algún día.
Disfrútalo entre los grises de los días
el fin tuyo y de todos, que colmará la vida.
Gózate al comprobar la brevedad de todo
que aligera la cruz y adelanta la gloria.
Saborea lo que pasa que apresura lo eterno
y te pone en hilera con multitud de pies
que hoyan el camino ungido por las plantas de todos
y sombra de multitud de cruces que se chocan
y hacen de la tierra, impulso para el cielo.
Disfruta de Jesús cuando roza tus labios con su nombre 
o lo musitas sin que nadie lo oiga.
Disfrútalo en su Libro cuando se hace alcanzable
en las palabras nuestras.
Disfruta buceando en el Verbo de tu Dios
que te nada por dentro, desbordándote
en continua escapada.
Disfruta de su paso por ti como un río que unge
la piel de tu alma
y volverá a asomarse alguna vez que otra
hasta que vuelva a recogernos.
Gózalo en el tabor momentáneo del altar
que nos engarza al Padre y a los hijos uno a uno 
haciéndonos querer
hasta aquellos que no han podido amarnos.
Disfruta de caer en la órbita
de su encanto atrayente
para sentir con Él al Dios de todos
en soledad bendita tantas veces.
Disfruta de vivir y luchar a golpe de evangelio cada día.
Disfruta de sentir la pasión por su Reino
enamorado o simplemente convencido
hasta los huesos.
Disfruta de vivir como si nada con Todo.
Disfruta si tienes la gracia de que nada te mueva 
que no sea Él mismo
sin querer tú nada que sea para ti solo.
Disfruta del cansancio y de esa soledad
que te hace peregrino y te une a los otros
y aviva con nostalgias las hambres del Dios vivo.
Disfruta de adivinarlo en todo hasta embriagarte
de su luz, a oscuras tantas veces.
Disfruta de tu Dios como de un vino noble
de sabor y de aromas en la oración continua.
Disfruta si sientes que se esfuma.
Disfruta como el que no se suelta de su Mano
y vive codo con codo
a la interperie de su vida.
Disfruta de tu Dios aunque no sientas nada
o puedas notarlo, a veces, en los pulsos de tu ser
como íntimo latido interminable.
Disfruta de Él
aunque te veas perdido, rechazado o en olvido
que es menos aún y más amor en limpio.
Disfruta del calvario que te toque, que es amor
sin trampa ni cartón.
Disfruta desprendiéndote de todo libremente
o a tirones
desprendiéndote a ritmo insospechado
de lo que va viniendo
para dar, desde las incierta noche, con el alba.
Disfruta si te extienden en la cruz estirándote
para alcanzar en tu amor a los que antes no llegabas.
Mira, que la sangre escondida es miel para los otros
y has brindado amarguras sin querer o queriendo, 
muchas veces.
Disfruta si de te da el Señor su compasión,
aunque no duermas
y muchas veces vivas sin vivir
por los demás, que es la vida.
Disfruta de amar con las fuerzas que te faltan.
Disfruta sin sentir, que no es preciso
y eso enciende las ganas del Encuentro prometido.
Disfruta de tu Dios, aquí y ahora
como estés, como sientas o echándole de menos.
Disfruta de ver cómo te falta tantas veces
acumulando hambre para el día del Banquete.
Disfruta de, sin tenerlo tú, darlo a quien lo mendiga echando hasta deshoras
para que lo disfruten otros entreviéndolo apenas
que así nos llega a todos, en este entrenamiento
en amar como AMÓ.
Y Esperar, esperar y esperar
hasta el colmo prometido de su Reino.




 Seguro que te hizo pensar…


Posdata testimonial:  
http://lapenultimahora.blogspot.com.es/2011/07/el-dominico-que-critico-la-visita-del.html





5 comentarios:

  1. Boa noite Jose Maria um abraço de sol
    Claudio Schmitt

    ResponderEliminar
  2. Olá, José.
    Encontrei teu blog por acaso e gostei do que li.
    Já estou seguindo.

    Grande abraço,
    André

    ResponderEliminar
  3. NO, Amigo, No me hizo pensar. Fue algo mucho más Fuerte: Fue "SENTIR", ese sentir y verte reflejada en las palabras de un otro, con esas mismas reflexiones que tantas veces me dije.
    Quisiera poder compartir esto que es mucho más que una poesía.
    Cuando dice: " Disfruta de tu Dios cuando crees que te falta
    y del dolor que abre tus ojos para verlo.." Cómo no comprenderlo, si cada vez que siento mucho Dolor, me pregunto: "Dios, qué quieres que aprenda de esto?"
    También comparto ese "para sentir con Él al Dios de todos", porque creo en ese Jesús con los brazos abiertos recibiendo con Amor a todos.
    Amigo, esto es más que una poesía o es tal vez, la poesía del Universo.
    Gracias por compartir.
    Diana Teran.

    ResponderEliminar
  4. Dios esta en mi corazón.
    Muy lindo post, y una gracia que hasta el día de hoy existan personas que dediquen su vida a Dios, como sacerdotes...de los buenos.
    Mi abrazo para ti.
    mar

    ResponderEliminar