Páginas vistas en total

domingo, 9 de septiembre de 2012

SENTIR REGIONALISTA




REGIONALISMO Y GLOBALIZACIÓN

Aunque el mundo sea uno, y cada vez más tengamos la posibilidad de estar más comunicados con todo lo que sucede en su total anchura, pero la realidad es que el “sentimiento” humano es más limitado que el pensamiento. Aunque, razonadamente, todo el mundo pueda comprender que dividir el mundo “en trozos” es un absurdo; que no es lógico pensar en 1º, 2º, 3er mundo… Y menos aún en fronteras y países enfrentados (ni en Alemania del Este y del Oeste, ni en Vietnam de Norte y del Sur; como tampoco en España y Portugal, o en Bélgica y Holanda y Luxemburgo…

Pero nadie puede sentir lo que no siente. Muy difícilmente se puede aprehender la gana de amar a la otra tierra que no es la propia, que no es posible que asuma como “propia patria”.
Es una clave en el sentimiento “político”: ¿Qué es la Patria?



Hablamos de “patria grande”, de “patria chica”; también de personas “despatriadas”… Pero ¿siempre entendemos lo mismo al hablar de patria o de patriotismo?

Patria, por definición es: eso que “pertenece al padre o que proviene de él”.  Detona cercanía, familiaridad. El vivir compatriota, por ende, debería ser una “convivencia” tan cercana como la de una familia.


Si yo nací en Andalucía, podré comprender, valorar, admirar, hasta amar a otras tierras como son Galicia, Cataluña, Extremadura… o el Oriente ecuatoriano;  pero ¡qué difícil será que las sienta como mías! Mi tierra es ¡Andalucía!


Por eso, respecto al “sentimiento político”,  yo creo que el regionalismo es lo más auténtico, es “eso” que puede llegarnos al corazón.

Soy consciente de que, con esto que escribo, que es casi como una provocación, habrá muchas personas que no estarán de acuerdo… Pero la soberanía nacional, la organización social o económica y política, las instituciones del Estado que nos regulan la vida a los europeos, como lo será para los norteamericanos o los estados árabes, por ejemplo, nunca será algo que nos llegue al corazón como lo que hemos “captado” en el hogar, en nuestro “ambiente familiar”.


Espero otras opiniones que amplíen o corrijan esto que, aquí, comparto.

Gracias.




14 comentarios:

  1. Es un sentimiento, no si logico o no. veras España es una, pues no, españa son trozos dentro de un todo tu lo dices eres andaluz primero luego español, asi todos. besos

    ResponderEliminar
  2. Que va, España solo hay una, y nadie lo puede cambiar, no me gusta los separatistas ni los nacionalistas, yo soy andaluz pero amo a mi España hasta las trancas, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué te gusta más... el vino andaluz o el gallego, por ejemplo?, ¿y el clima? ¿y...?

      Eliminar
    2. Me gusta todo el conjunto que tenemos en nuestro país, por ejemplo: el vino andaluz está muy bueno, pero el pulpo a la gallega está también riquísimo, "el clima" cuando estamos en agosto en el sur queremos irnos al norte porque hace mucho calor por las tierras bajas.
      Entre hermanos no debemos de pelear, y no decir de que una comunidad es mejor que la otra, debemos estar unidos y ayudarnos unos a otros, lo que si escribo con mayúsculas es: SOMOS LA ENVÍDIA DE MUCHOS PAÍSES, un saludo.

      Eliminar
  3. Hola, José María.

    Completamente de acuerdo, la patria es una sola y al igual que a una madre, nadie podrá reemplazarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero aceptas lo de "patria grande" y "patria chica", o no?

      Eliminar
  4. Lo siento, no puedo ayudar mucho, no entiendo el concepto. En el "Gran día " de Cataluña, y nacida y criada en Barcelona, de padres andaluces, no me siento catalana, ni andaluza, ni tan siquiera española, me la trae al pairo ese tipo de sentimientos, que me dejan fría.
    Amo a mi familia y mis amigos, y guardo cariño del lugar donde me crié y pasé mis primeros años, pero poco más.
    Para mí mi patria son las cuatro paredes de mi casa y mi gente, todo lo demás me es indiferente, no sé si esto es bueno o malo, pero es lo que siento.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada peor que no tener identidad, no se si lo coges,,,,, a mi me la trae al piro otras cosas.

      Eliminar
    2. Ayudas. Tu sentimiento profundo está ahí. Seguramente es lo más valioso... Ciertamente los conceptos abstractos sólo son eso, conceptos. Y sí, la VIDA es otra cosa. Quizás un "territorio sin dueño"...

      Eliminar
    3. Gracias Jose María por tu respeto. Y a Paco decirle que yo soy la mar de feliz así, y tengo identidad, y tanto que sí, la mía propia que no depende del lugar donde vivo.

      Eliminar
  5. Patria es la tierra en donde se ha nacido, se ha criado, han nacido nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. Es la tierra en la que se ha sudado, se ha apostado al futuro, se ha llorado y reído.... pero, en un mundo globalizado, donde las fronteras se hacen permeables,donde las migraciones son importantes, Patria puede tener significados más "pequeños" -en superficie- llegando a serlo quienes conforman un colectivo. En mi caso, argentina, bonaerense, no soy ni siento igual que mis hermanos jujeños, ni los bolivianos, ni los españoles, porque somos distintos, sin que esta distinción sea negativa. ¿qué es Patria? la tierra que amo y es anclaje de mis sueños, más allá de dónde se ha nacido o dónde hayan muerto nuestros ancestros.

    ResponderEliminar
  6. Yo, creo que nuestra patría es el Universo, no debería haber color, ni idioma, ni lugar que nos diferenciara, si al final todos nacemos de una madre, esa debería ser nuestra patría, y el mejor lugar para vivir nuestro corazón.
    Conozco España, es precioso el País.
    Cariños para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  7. Siento igual que Inmagina. Yo soy de Buenos Aires, y me encanta, es una ciudad que adoro, pero vivo en Madrid desde hace 7 años y no siento que mi patria sea la que dejé, tampoco siento que sea en la que estoy ahora, puedo decir que hoy este es el lugar que elijo para vivir, pero no siento que ninguno sea MI tierra...
    Muy bueno el post.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente, en la mayoría de los casos, podría decirse que sí, que nuestra patria es aquella tierra que nuestro corazón siente como suya. A veces fue una elección-decisión, otras fueron unas circunstancias que nos llevaron a echar raíces donde estamos y, hasta acaso, como alguien me dijo una vez, "desde que salimos del hogar paterno..., siempre estaremos con el corazón dividido entre el ayer y el hoy, aunque volvamos, de nuevo, a casa..."

      Eliminar