Páginas vistas en total

jueves, 7 de febrero de 2013

ANTE UN ACCIDENTE


El siguiente relato, se lo dedico a Saida Prieto Hernández, la linda candidata a Reina del Carnaval     de Tenerife 2013, que no ha podido participar en la gala; debido a un incidente con su traje, momentos antes de salir al escenario por el que ha  sufrido quemaduras muy graves   en el 40% de su cuerpo.




DEPORTIVIDAD 
PARA LA VIDA


Elisa, además de haber nacido muy bonita, tenía todo un tipazo. Desde pequeña, había hecho natación y mucho ballet; debido a que su hermana Paola padecía una cierta desviación de la columna y los facultativos le habían recomendado que hiciese estas actividades, por lo que sus padres las habían orientado a que lo hiciesen las dos a un mismo tiempo.

Elisa, después de acabar su Bachillerato,  fue a la Universidad, dónde  empezó los estudios de Publicidad y Relaciones Públicas. Pero... en el segundo semestre, al tener dificultades en Informática, se matriculó a una academia particular para hacer un curso práctico dónde aprender a manejarse mejor con los ordenadores...

En la academia conoció a Carlos, un joven que dedicaba su vida al deporte y practicaba el baloncesto como profesional. Formaban una bonita pareja que, sin pretenderlo, a donde quiera que iban (a pasear, a bailar, a la piscina...) lucían palmito y hasta despertaban algunas envidias...

Hicieron buenas amistades con otra pareja, Marina y Rafa que estaban metidos en el mundo de la moda. Enseguida le ofrecieron trabajar como modelo para una revista de trajes de novia, y de ahí le fueron saliendo otras oportunidades que supo aprovechar; aunque, eso sí, los estudios los fue dejando bastante de lado...

Un viernes, fueron a cenar las dos parejitas, a un restaurante del extrarradio.  Y... al regreso a casa, ¡zás!, un loco les adelantó y tuvieron un accidente y acabaron los cuatro en el hospital.

Nadie falleció, pero todos tuvieron tan graves consecuencias que, a partir de ese día, sus vidas cambiarían radicalmente:

Tanto Rafa, que conducía el coche, como Carlos que iba a su lado, recibieron los dos unos fuertes golpes en la cabeza; llevando a ambos a unas lesiones que llevaron: a Rafa, a quedar bastante afectado sicológicamente; al padecer una tremenda amnesia, de la que tardaría mucho tiempo en recuperar su memoria y hasta sus sentimientos. A Carlos, por el golpe tan significativo que recibió, le hizo padecer un permanente dolor de cabeza, por lo que tuvo que abandonar el deporte, pues al saltar el padecimiento se le hacía tan tremendo que era insoportable.

Marina no sufrió casi nada, sólo se le rompió la nariz, lo cual hasta le vino bien pues con la cirugía la mejoró.

Pero los desconcertantes desplantes de Rafa y las interminables discusiones sobre casi todo, les llevó a romper aquella relación de ya dos años; pero ella aprovechó para irse al Canadá  a mejorar idiomas. 

Y Elisa, nuestra protagonista, fue la que tuvo peor golpe. Ella tuvo rotura  de fémur en ambas piernas, agravada la pierna derecha también con fractura de tibia.

Esto le haría tener que estar, después de tres semanas hospitalizada, varios meses yendo a una larga y dura rehabilitación, para quedar dependiendo de una silla de ruedas.

Fue una situación que no podía esquivar, la tuvo que asumir... con todas las repercusiones que aquello significaba.

El panorama de su vida, recién cumplidos los veinte años, de pronto, le había cambiado tanto... que no sabía ni qué pensar. 

En primer lugar, se preguntó, mil veces: ¿por qué?, ¿por qué?, ¡¿por qué?!

No quería creérselo, soñaba que aquello era un sueño, o mejor dicho una pesadilla...

Sus padres, sobre todo su madre, a cada rato le repetía:

- Mira, Elisa, da gracias, estás viva, siempre merece la pena vivir.

Ella respondía:

- Pero colgada de una silla de ruedas...

- Mira, recuerda y piensa aquello que siempre decía tu abuela Lucía...: que “en el juego de la vida hay que participar, pero que no siempre para ganar; que unas veces se gana y otras se pierde, pero todo es bueno...”

Pensando esto, Elisa comprendió que la Vida la invitaba a algo diferente. Sí: se gana o se pierde..., lo importante es que ¡hay que participar!

Así es que, sin derramar una lágrima más, se olvidó del mundillo de la moda, se puso a estudiar de lleno aquello que había dejado abandonado y cambió la natación por el ajedrez y el diseño gráfico...

Carlos, su buen amigo, después de asumir (no sin dificultad) su nueva situación, se quedó a trabajar en el negocio de sus padres, lo cual le daba seguridad, aunque le ocupaba muchas horas, si bien siempre le dejaba un tiempo para jugar al ajedrez, unas veces con ajedrecistas consagrados y otras con Elisa... Y, precisamente con el ajedrez fue cuando mejor comprendió que el deporte no es competir contra alguien que es contrincante, sino saber aceptar y respetar a la otra persona que quizá lo hace mejor que uno... ¡con deportividad!

Los encuentros se sucedieron, la amistad y la solidaridad fue madurando,  el cariño fue creciendo... Aquella pareja, siguió siendo una bonita manifestación del amor entre un hombre y una mujer.

Elisa ganó en espíritu de lucha y dedicación a conseguir lo que se proponía: mejorar su movilidad y acabar sus estudios.
Inmediatamente terminada su licenciatura, consiguió una plaza en el Ayuntamiento y siguió aprendiendo que la vida no acaba cuando una puerta se cierra; que una puerta sólo es una posibilidad de “pasar” a algún sitio; pero que puede haber otros modos de acceso al mismo lugar, e incluso hay otros lugares diferentes, acaso mejores... a dónde ir.

Día tras día, descubría y re-descubría que la vida es un regalo inmenso que nos ofrece, en cada momento y circunstancia, la oportunidad de ¡ser felices!

 
                      (del libro “Desde el alféizar”)



Y, después de leer esto, podemos cuestionarnos:

- Antes que nada... ¿Creemos en la vida?, ¿nos hace felices estar vivas, estar vivos?

- ¿Qué es lo que más valoramos de todo lo que tenemos?, ¿la salud y el bienestar?,  el dinero y lo que se puede conseguir con él?, ¿la amistad, el amor y las relaciones positivas?

- ¿Nos queremos lo suficiente, o nos da miedo amarnos a nosotras mismas, a nosotros mismos?

- ¿Creemos que es la juventud la etapa más bonita de la vida?, ¿qué es lo que más valoramos de los años de juventud?

- ¿Vemos la vida como un juego... en el que hay que participar?, ¿o es un espectáculo a admirar; en el que hay que estar expectante para ver lo que pasa?






9 comentarios:

  1. !!Hola,José maría!!

    Muy triste lo de esta chica tan guapísima,espero q se recupere pronto.

    Tenemos q vivir con lo q nos toca en suerte,acomodarlo a nuestra existencia para ser felices,no siempre se logra,pero se intenta o se debe intentar.

    En el mundo q vivimos nos han enseñado a quererlo todo,salud,dinero,belleza etcetera.Todo esto se supone q es sinónimo de felicidad y de triunfo en esta vida,para algunos lo sera,para otros solo serán banalidades sin consistencia q no les aportan nada.Cada persona es un mundo de complejidades,eso es lo q nos hace tan especiales.

    Muchos besitos,Jose,gracias por tu visita,amabilidad y por quedarte en mi humilde espacio.

    ResponderEliminar
  2. El verdadero tesoro se encuentra dentro de cada cual y la mejor herramienta para que de la cara suele ser el dolor. Eso si, no todo el mundo dispone de la fuerza suficiente para semejante hazaña, los demás les suelen denominar hero/es/inas. El resto es la vida.... como una caja de bombones, no sabes lo que te vas a encontrar dentro de cada uno. Bss.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, muy buenas tardes!

    Tengo una sorpresa para ti que espero que te guste.
    Mi nueva estrada va dedicada a vosotros, mis queridos seguidores, y no podía olvidarme de ti, así que aquí te dejo la carta que he escrito desde el corazón para que la disfrutes, ¿ok?
    http://insolitadimension.blogspot.com.es/2013/02/carta-de-agradecimiento.html

    Un fuerte abrazo desde Málaga y que tengas un buen fin de semana.

    Pd: Una pena lo de Saida, espero que se recupere pronto y que no le queden muchas secuelas...

    ResponderEliminar
  4. Estupenda entrada, me gusta tu blog por lo ejemplarizante y las enseñanzas que transmite.

    ResponderEliminar
  5. Amigos , desde Tenerife y con gran penar el accidente ocurrido en nuestro carnaval nos ha dejado a todos muy tristes . Son cosas que suceden en la vida y no sabemos el por qué de las cosas ... Son muchos años celebrando el carnaval y nunca había sucedido algo así . Esto servirá para que no solo en el carnaval de Tenerife sino en muchos eventos que se realizan , se tomen más precauciones y más medidas de seguridad. Los errores nos enseñan a que hay cambiar , modificar o simplemente aprender. Todos estamos con Saida, este año el carnaval no será igual porque en el corazón de todos los canarios , carnavaleros o no , estamos apoyando a una niña que su ilusión se convirtió en una tragedia . Un saludo para todos y Saida se recupere lo antes posible .

    ResponderEliminar
  6. Hello!
    Interesting blog. Welcome to http://filmandotherstories.blogspot.se/
    :) Take care!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡ Buenos tardes¡¡ hermosísimo homenaje a esta chica que se por sentado que lo esta pasando muy mal, el que no lo ha pasado no sabe lo que es estar en quemado y lo que se ve y se oye, son cosas que jamás se te olvidan
    Yo estuve en quemado y por eso lo digo

    Espero que tengas un lindo día!!!!
    Bello Post

    ResponderEliminar
  8. José Muy interesante este post hermoso homenaje a esta señorita que tuvo mala suerte gracias por participar ha sido una satisfacción conocer este admirable blog

    Feliz San Valentin.
    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
  9. Grata por acompanhar minhas postagens. Também vim por aqui, prestigiar seu espaço!
    Abraços

    ResponderEliminar