Páginas vistas en total

viernes, 30 de agosto de 2013

ASÍ ES


PREMIOS A LA PAZ

Llevo días pensándolo: tenemos a todo un Nobel de la paz que ama la guerra… ¿o es que las empresas millonarias que de verdad gobiernan en EEUU le exigen que se decida ya a favorecer la guerra…?

Yo hace ya bastantes años, como unos cuarenta años quizás, que pienso que en esto de las guerras hay una causa-efecto innegable: cuando hay mucho interés en “vender armas”… se promueven conflictos bélicos y… ¡el mercado queda abierto!. Si hay “suerte” (o lo contrario, según se mire), pueden salir afuera todos los excedentes de “mercadería” (hasta las ya obsoletas).


Pero ¿y cómo se hace eso?, ¿cómo se promueve una guerra? Pues igual que un incendio forestal: se lanza una colilla o un trapo ardiendo… y  ¡ya tenemos fuego!

Así es la cosa, ni más ni menos:



El actual presidente de EEUU, Barack Obama, considerado como el mandatario más antibelicista de la historia del país, está posibilitando que su mandato sea el más rentable para la industria armamentística, tanto dentro como fuera del país. El sabe que el negocio de la venta de armas es necesario para la crítica situación de la economía norteamericana, donde la producción de armamento es su principal motor… La venta de armas, ¡es el negocio más floreciente de EEUU!

Las guerras son caras para el gobierno, pero es que ¡hay muchos intereses creados!

Y casi todo el mundo sabe que en estos “sistemas democráticos” que tenemos, quienes de verdad gobiernan son aquellos “entes potentados” que financian las “campañas electorales”..., siempre a cambio de que la política que se desarrolle (no la que va escrita en los programas electorales, sino la que de verdad se ejecute) les beneficie.



Por eso (me arriesgo a creerlo), en los últimos años, con Obama de presidente,  Estados Unidos ha vendido más armas al extranjero que nunca. Así, por ejemplo, el gran fabricante Smith & Wesson ha disparado sus ventas en un 44%.

Las guerras son necesarias para los EEUU: las exportaciones estadounidenses (que suponen casi un 78% del mercado mundial), hace que,  sin duda, la venta de armas sea el negocio más rentable para la Administración Obama en estos tiempos de crisis.

Paralelamente, todo esto, ahora que estoy a punto de sacar a la luz un libro en que trato bastante el tema de la armonía y la paz, me plantea el dilema de ¿a quienes, por qué se conceden los Premios Nobél de la Paz?



En teoría, el Premio Nobel de la Paz es entregado anualmente por el Comité Nobel Noruego "a la persona que haya hecho el mejor trabajo o la mayor cantidad de contribuciones para la fraternidad entre las naciones, la supresión o reducción de ejércitos así como la participación y promoción de congresos de paz…".

Pero (una vez más) ¿no estará esta elección también un tanto politizada?












¿Hasta dónde (por poner algunos ejemplos)  Rigoberta Menchú, Jimmy Carter, Mikhail Gorbachev, Kofi Annan, Desmond Tutu,  Barack Obama,  o la Unión Europea recibieron el galardón sólo por “su contribución a un mayor beneficio a la humanidad…”

Bueno, ojalá que todas estas personas o instituciones sí que hayan aportado algo importante y puedan seguir siendo ejemplo, para mucha gente, de que un Mundo Mejor, con las aportaciones de la buena voluntad de tantas personas (aún anónimas), sea posible.  



4 comentarios:

  1. Para ser honestos de la misma manera que al deportista que pillan en las pruebas de dopaje y da positivo y le quitan sus medallas, copas, etc. A quienes hayan otorgado un galardón como el de la paz deberían retirárselo con la consecuente humillación. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy razonable. Me parece perfecto el planteamiento.

      Eliminar
  2. pero hombre Josema y Mariajose no seais asi, todo esta bien, de que os quejais? el premio Nobel es una comedia y los que lo recibien tambien son comediantes. Mariajose todos los deportistas de elite se drogan, todos los politicos mienten, y el pueblo no son mejores que ellos, porqué os quejais?

    ResponderEliminar
  3. Hola José María: Qué indignante e inconcebible. Es una burla para el mundo!
    Encantada de conocerte.
    Saludos!

    ResponderEliminar