Páginas vistas en total

domingo, 27 de octubre de 2013

CAMBIO HORARIO



En la madrugada del sábado 26 octubre 2013 al domingo 27 octubre 2013, SE NOS DEVUELVE 1 de las 2 horas que tenemos adelantadas; la otra hora (por ahora) sigue…, desde tiempos de la dictadura.



 
EL ABSURDO CAMBIO DE HORA

El cambio de hora es un tema de conversación de cada año, pues siempre hay quienes se alegran mientras otras personas lo rechazan.

 
Oficialmente se dice que, con el cambio de hora, se ahorra casi un 10 % del consumo de iluminación en los hogares, que el horario de verano supone, cada año, un importante ahorro energético… pero realmente es una falacia.

El que con el “cambio horario” haya un ahorro energético es algo que, cada vez más personas, lo ponemos en duda; ya que quienes que se levantaban más temprano, con poca luz (al adelantar sus horarios de trabajo), tienen que encender sus lámparas, pues lo hacen aún casi en la obscuridad. Aunque para los más trasnochadores, que se levantan más tarde y que tienen, al atardecer, un poco más de luz natural, les viene bien.

 


En verano se consume menos en iluminación y más en aire acondicionado… En invierno se consume más electricidad para la iluminación y también para la calefacción… Y no hay que cambiar horarios para conseguir que el sol ilumine más horas los meses de primavera y verano, que eso es cosa de la madre naturaleza y no de la iluminada idea de ciertos políticos, apoyados desde luego por las empresas eléctricas, que negocian con esta energía.
 

 
 
 
Nuestra tierra está dividida en veinticuatro secciones, llamadas husos horarios, lo que corresponde a veinticuatro meridianos equidistantes y que equivalen a una amplitud de quince grados, es decir, una hora de reloj. Ahora bien, el punto de partida se hace desde el meridiano de Greenwich.

 


 
La tierra, en su desplazamiento alrededor del sol y por su inclinación del eje terrestre en veintitrés coma cuatro grados, hace que, durante el año, nuestro planeta nos proporcione luz natural, tanto en las mañanas como en las tardes, y que nosotros no seamos los dueños de decidir cuándo la queremos.

 
A partir del equinoccio de primavera, la luz natural se extiende cada vez más en nuestro territorio y el cambio de hora y el ahorro de energía, ya no tiene validez alguna. Habría que buscar "otras causas" (o intereses, más o menos ocultos) para hacer estos cambios absurdos.



 
Ojalá que volvamos, algún día, a ser obedientes con lo que la tierra y la madre naturaleza nos entregan y a no manipular, nosotros, los ciclos normales de nuestras vidas.

 

España podría cambiar su huso horario

La zona del meridiano de Greenwich es la natural de nuestro país. Vivimos con el huso horario desajustado desde la década de los cuarenta.

Recientemente el Congreso de los Diputados ha aprobado una propuesta de la Comisión de Igualdad que, entre otros puntos, pidiendo al Gobierno que estudie la posibilidad de cambiar el huso horario de España y adecuarlo al de Reino Unido y Portugal. Esto significaría retrasar el reloj 60 minutos. Esto quiere decir que, si este proyecto se llevara a cabo, volveríamos al horario original en el que vivíamos hasta el inicio de la segunda guerra mundial y que coincide con el horario solar de España.
 

 
Haciendo un poco de historia, para entender mejor el tema, recordemos que fue en 1884, cuando representantes de 27 países se reunieron en Washington para poner algo de orden a los horarios que imperaban entonces, que cambiaban incluso de ciudad en ciudad. Fue entonces cuando el meridiano de Greenwich se convirtió en la referencia para establecer los husos horarios. Se crearon así 24 zonas horarias: cada quince grados de longitud desde el meridiano cero, se avanza una hora más. A partir de estos cálculos, España pertenecía a la zona horaria de Reino Unido. De hecho, el meridiano cero pasa por Castellón.

Sin embargo, en 1942, al inicio de la II Guerra Mundial, Reino Unido, Portugal y Francia decidieron adelantar por sus relojes al horario de Europa Occidental por motivos bélicos. Franco lo hizo por simpatía a Hitler. Pero cuando terminó la contienda y Reino Unido y Portugal volvieron a sus horarios originales, España permaneció con un horario desajustado a su zona natural. Desde entonces vivimos una hora por delante del tiempo solar en invierno y dos durante el verano.

 
Pero esto, según los expertos, provoca un desajuste en nuestros hábitos de comida, trabajo, sueño y ocio. Por ejemplo: comemos y cenamos a la misma hora solar que los de nuestra zona pero en realidad es una hora más tarde en nuestro reloj. 

El informe propuesto por la Comisión Nacional para la Racionalización de Horarios en España (ARHOE) afirma que el cambio de horario ayudaría al reajuste de nuestras costumbres y aumentaría la productividad de trabajadores y estudiantes, pues las mañanas no serían tan largas, no sería necesaria la pausa a mediodía y se podrían implementar jornadas más intensivas. Algunos insisten en que estas modificaciones podrían incluso conseguirnos una hora y media de tiempo personal.

 
Con las jornadas laborales que tenemos en España, el ciudadano español es el que menos duerme de Europa: dormimos 53 minutos menos que la media europea. Esto afecta a la productividad, al absentismo laboral, se dan muchos más casos de estrés o de fracaso escolar. 

Los expertos recomiendan corregir nuestros horarios establecidos, estableciendo el horario de inicio de las jornadas laborales entre las 7:30 y 9:00 y el de salida entre las 16:30 y 18:00, con una hora para comer y sin posibilidad de parada de media mañana. 

 
Parece ser que el Gobierno se ha tomado en serio la propuesta y estudia ya el posible cambio: El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que efectivamente ese posible cambio "desde luego no lo vamos a dejar en el cajón". Ha admitido que su departamento está ya "viendo las implicaciones" que tendría esta modificación, algo que "no es tan sencillo". 

Verdaderamente es aplaudible que se valore la importancia de ayudar a que hombres y mujeres puedan corresponsabilizarse en las tareas domésticas y en el cuidado de los hijos, a la vez que se acabe con la diferencia de horarios con los países de nuestro entorno.

Sería muy interesante que el Gobierno se tome en serio esta propuesta, pues existe un "problema de competitividad y calidad de vida en España", y  el horario actual español no ayuda a una mejor calidad de vida".


Ojalá que volvamos, algún día, a ser obedientes con lo que la tierra y la madre naturaleza nos entregan y a no manipular, nosotros, los ciclos normales de nuestras vidas.
 

 

http://jose-maria-naturalmente.blogspot.com.es/2012/03/es-natural.html


http://albertocastellon.blogspot.com.es/2010/10/el-punetero-cambio-de-hora.html


 



4 comentarios:

  1. Muy interesante! si, va ser mejor para nosotros, me parece bien.
    Ayer escribí sobre ello, en lineas generales.
    Saludos,

    http://quedateenminube.blogspot.com.es/

    http://quedateenminube.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante los datos y el post en general. Odio los cambios de horario en mi país. Es lo que hay... Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Qué divertido ver que en todas partes se cuecen las mismas habas. El debate es el mismo, los argumentos también. Nadie le gana al otro y el problema sigue eternamente.
    Es interesante ver como funciona el tiempo en China:
    Toda China se rige por la hora de Pekín. En Lanzhou había luz hasta las nueve de la noche. (...) Leí durante una hora. A las siete todavía era de noche y el sol seguía oculto tras las montañas lejanas.
    (Paul Theroux, En el Gallo de Hierro)

    ResponderEliminar
  4. José María, interesante explicación sobre el cambio horario.Pero ya ves que los que tienen poder sobre el reloj de nuestras vidas, lo defienden y nos lo imponen. Paciencia; después de todo no es la peor imposición.

    Sigues dando originalidad a tu blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar