Páginas vistas en total

miércoles, 24 de abril de 2013

ADICCIONES COTIDIANAS...


PERDIDO SIN MI MÓVIL


Estoy perdido. Ahora mismo no sé ni dónde estoy ni que fecha es. He amanecido dormido en el tren... pero no encuentro mi móvil, donde llevo mi agenda, donde tengo mis contactos. Me duele la cabeza y recuerdo algo de que ayer estuve en una fiesta, era una despedida de soltero... pero ahora mismo no sé de quien era...¡vaya fastidio!, ¡maldita sea! Además me he quedado sin todas las fotos que hice, ni puedo jugar a mi preferido, mientras me aclaro un poco la mente... Sin mi “movirola”... ¡es que no sé vivir!

Bueno, tengo que actuar. Me iré disponiendo a salir ¿pero dónde estoy? Esta ciudad no la conozco yo. ¿Qué hago yo aquí? Y, ¡hay Dios mío!, ¿a quien llamo y le pregunto, si no tengo el teléfono de nadie?

Vamos a ver: en primer lugar intentaré enterarme a dónde me ha traído este tren...

-         Oiga, señora, me puede decir...

-         Me puede hacer el favor de decirme dónde estoy?

-         No, es que... ¡ah, ya veo, joder, si estoy en Barcelona! Pero ¿y qué hago yo aquí?

Bueno, memorizaré: ayer estuve en una fiesta, había chicas y mucha bebida, era la despedida de... ¡Tomás!, eso es, ¿Tomás casarse?, no puede ser, si Tomás está ya casado... Sí era Tomás... ¿o no? ¡jó, qué pea tengo! Claro pero no era una despedida de soltero sino de casado... porque cantamos el “yo no me caso porque soltero se está mejor”. Y vaya como bebimos, yo creo que debí quedarme dormido... ¿cómo llegué al tren? Ni idea, como no sea que esta gente me quisiera gastar una broma ¡vaya broma! y me hayan hecho lo del “viajero dormido a destino sorpresa”, metiéndome en este “WAGONLITS” o “tren hotel”...

Sí, seguro que eso fue... Pero ¿y qué hago yo ahora?, ¿cómo me voy para Cádiz... si no tengo ni dinero?

Me rebuscaré bien los bolsillos... Bueno, tengo aquí 20 euros y el billete del tren... ¡vaya,  es de ida y vuelta, y tiene la reserva... para esta tarde!. Por lo menos estos cabritos han pensado un poco en mí. Después de todo...

Me tomaré un café cargado y ya iré viendo cómo me organizo. No sé a dónde ir ni a quien dirigirme, esto de estar sin mi móvil... ¡es un desastre!

Ah, ahora que digo... ella siempre me decía: “¡es que no puedes pasar sin el móvil!”. Cierto, ella es la que... ¡No!, yo soy es que... ¡Ahora me acuerdo! ¡Yo soy el que me he quedado soltero, pues es... que mi mujer me ha dejado porque no aguantaba que yo anduviese siempre con el teléfono a cuesta, cuando comíamos, en la ducha, en la cama!, ¿pero y qué iba a hacer yo... ¡si me es imprescindible para vivir!?

Si es verdad que el pasado mes de agosto me pasé en el gasto como tres pueblos... pero ¿y qué iba a hacer yo en la playa sino entrar en internet...?

Es que estas mujeres no se dan cuenta de que hay necesidades y necesidades, y el móvil es algo de lo que, realmente, no puedo prescindir...


¿Sí?, ¿o no me es imprescindible? Porque... ¡ahora estoy vivo y no tengo ni móvil, ni agenda ni casi dinero! Claro que... ¿soy libre? Pues no... sigo necesitando de mi “movirola”... ¿hasta cuando?



DUDAS  DE UN INTERNAUTA

A Juan Luis le costaba definir sus metas. Siempre le pasó. Un día alguien le dijo que tenía cara de curita y, creyendo que era el designio de Dios, se planteó hacerse sacerdote. De modo que se fue al seminario.

Pasados tres años estudiando teología, en unas vacaciones, conoció a Susana, una precisa maestra de Educación Infantil, que le hizo poner en crisis su vocación.  Después de pensarlo y no poder pensárselo bien (pues cuando el corazón duele, la mente no razona), dejó el seminario.

Fue a un orientador y acabó por decidir hacer un curso de técnicas de venta. Y se puso a vender: primero pilas alcalinas; luego, productos de nutrición y salud. Ganó bien y antes de los dos años, Juanlu y Susana se casaron. Tenían lo que muchas parejas desean: un pisito cómodo y acogedor, sus trabajos bien remunerados, juventud y tiempo libre para disfrutar de la vida...

Pero todo eso no le satisfacía lo más mínimo a Juan Luis. Él  necesitaba algo más. Un día vio un cartel: “En SOLIDARIDAD, MUCHO depende de ti”.  Se sintió invitado o llamado... Se lo planteó a Susana y aunque ella le dijo: Es verdad que hay mucho que hacer por un mundo mejor, y que tiene que haber quienes se vayan al llamado tercer mundo..., pero ¿y por qué nosotros?.

Pero, al final, Susana, que tenía el corazón muy grande, y además estaba muy enamorada y tenía tantos deseos de que Juanlu encontrara su felicidad, le dijo que sí.
  
Y en menos de un año, se fueron a Bolivia, con una organización de voluntariado misionero, a llevar a cabo una tarea de desarrollo integral en unas comunidades campesinas: clases de Educación general básica, talleres de nutrición e higiene, puesta en marcha de cooperativas...

En este tiempo fueron muy felices: Juan Luis se sentía completamente  satisfecho y realizado con el trabajo que hacían y Susana estaba feliz de que él estuviera feliz; además, como pareja, se sentían realmente muy compenetrados, unidos en los ideales y en la vida íntima de pareja. Así, tuvieron dos hijos en tres años.
 
Susana fue estando más y más ocupada en la crianza; mientras Juanlu estaba cada vez más metido en los compromisos con la gente y las comunidades, en los proyectos de las cooperativas, con los campesinos...

Ella también se sentía desarrollada, pero un poco abandonada por parte de su pareja.

Las cosas estuvieron así por dos años.  Hasta que el pequeño David enfermó de granulomatosa crónica; situación que les fue imposible mantener y se vieron obligados a regresar a España. El niño, después de tratamientos adecuados y constantes fue mejorando bastante; pero no podían abandonar su cuidado.

Juan Luis tenía que ponerse a trabajar, pero ya no le motivaba nada lo de volver a las ventas. Empezó a buscar posibles trabajos en Internet, mientras Susana comenzó a dar clases de apoyo que, sin tener que ocupar toda la jornada, le permitía conseguir una ayuda económica.

Con el arma de Internet, Juanlu se hizo un experto buscador y aprendiz de todo.  La red de Internet puede enganchar y a este hombre le enganchó bien fuerte: de buscar trabajo pasó a buscar informaciones varias, y luego otra cosa y luego otra...

Al tiempo consiguió un empleo, a media jornada, qué algo es algo. Pero la vida de Juanlu estaba en crisis, andaba como perdido, sin rumbo... y el ordenador se convirtió en su más fiel aliado para ocupar su tiempo; cada día navega en Internet visitando páginas web,  comenzó a participar en foros, a  interactuar con otras personas, a compartir archivos...

Paralelamente, la  relación de la pareja entró en crisis.

Y se rompió la comunicación y..., una vez más, la red le sirvió para ocupar este espacio vacío... y se enamoró virtualmente. Y le dio fuerte, tanto que ni dormía pensando en lo que le iba a decir a su nuevo amor, Patricia. Aún siendo consciente de que aquella persona por la que ni dormía podía no ser quien decía ser, pero ya estaba tan materialmente enganchado que... ¡tenía que seguir!. Le escribía cosas en el trabajo, por la calle, en toda ocasión. A veces no podía ni esperar a llegar a casa, sino que entraba en un ciber para mandarle un email... También buscaba en Internet poesías, y flores y bonitas puestas de sol para mandárselas. Vivía para ella, olvidándose de la realidad de su casa, de su mujer, de su hija y de su hijo aún delicado de salud. Pero aún más, se había olvidado de el mismo.  

Su actitud dubitativa y el convertirse en internauta perenne, le llevó a tomar demasiadas decisiones impulsivamente, sin apenas reflexionar las consecuencias de sus acciones. Su progresiva obesidad, la falta de circulación, la relación de pareja poco gratificante, las malas noches, la economía tan ajustada,  la carga de preocupaciones ante las que no sabía o no quería hacer frente responsablemente... le llevaron a un infarto agudo de miocardio.

Tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, de urgencia. Al final salió bien de la operación. Por cierto que, curiosamente, la doctora que le hizo el bypass se llamaba Patricia. 


                                        

martes, 23 de abril de 2013

EL OFICIO DE ESCRIBIR


LITERATURA CON ALMA




Escribir es mi oficio. Y me gusta hacerlo ofreciendo mensajes positivos, que den más felicidad a quienes me lean.


Mi sueño es que, algún día, se me reconozca como cultor de paz y armonía, de amigabilidad solidaria; de positivismo y confianza.



La importancia, de cuanto escribo, está en que mi mensaje escrito llegue y haga bien a mucha gente.


Mis libros son
como mis hijos.
Los quiero
por lo que son,
pero también
porque espero de ellos
que ayuden a otra gente
a ser mejores y felices.


MIS LIBROS: 



“HORAS” (1974)

Son poemas que cantan a la vida. Vida que hacemos hora a hora, pero que es importante que seamos conscientes de que está delante nuestra, que no debemos perdérnosla. Escribo a la labor, a los recuerdos y horas fugaces, a mis raíces, a Dios, a la soledad, a la espera del amor y al amor que es anhelo y ofrenda.




“OCÉANO ÍNTIMO” (1978)

Es un poemario, canción de amor y mar. Invitación a que seamos conscientes de nuestra diversidad como seres humanos y de nuestro papel a desempeñar, de nuestro caudal a aportar a la universalidad de todas las aguas del mundo.




“GRITO DEL INDIO” (1992)

Una recopilación de vivencias que viví (en los años de de tarea solidaria, de voluntariado o experiencia misionera) en contacto con realidades de la Amazonía ecuatoriana, a la par que una llamada, reivindicativa y desgarrada, a nuestra sociedad y a nuestro modo de vida.




“CLAVES DE VIDA” (1977)

Son relatos que pretenden ser una invitación a vivir la experiencia de ir descubriendo esos valor es que son claves para la felicidad; esos valores que son tan necesarios para hacer la andadura de la vida con dignidad. Valores en los que siempre podemos crecer, seguir creciendo…, tales como la honradez, la lealtad, el servicio, el amor y la amistad, la confianza, la libertad, la ilusión de vivir, la esperanza…




“DESDE EL ALFÉIZAR” (2010)

Más relatos, que aportan (a modo de aventuras urbanas y leyendas fabuladas) energía positiva y el sentimiento agradecido de haber recibido la vida. Llamada e invitación a que seamos conscientes de que, cualquier persona, aún aportando sólo algo pequeño, aún en algún lugar perdido del mundo… puede contribuir positivamente a que sea posible un mañana mejor.


“CAMBIÁNDONOS  - CAMISETAS, PANCARTAS Y BICICLETAS -” (2012)

Una pequeña obrita (válida para ser representada como teatro) que, desde un sentimiento de indignación frente a la realidad que vivimos, quiere ofrecer una mirada positiva y esperanzada: El mundo necesita cambiar. Y ese cambio tiene que ser un cambio amplio, que va desde un cambio de la consciencia de las personas hasta un cambio de actitudes y de acciones concretas de todos…




“ÁCIDO DESOXIRRIBONUCLEICO” (2013)

Libro amplio de poemas (más de un centenar de “poemas con instrucciones  genéticas”) dividido en varios “capítulos”: Espero y creo (Visceralidad en la andadura), Abierto a la Esperanza y al Padre-Madre-Dios (oraciones), Aquí y ahora,  Confesiones en voz baja (Sentidos y sin-sentidos),  Amigabilidad a flor de piel; que se convierte en un baúl cargado de vivencias personales. Todas partiendo de la creencia de que la identidad del ser, el sentir que llegamos a ser quienes, de verdad somos,... es una tarea de búsqueda incesante que nos ocupará, quizá, toda la vida. Tarea gozosa y gratificante, a la que no debemos renunciar nunca.




También es importante, y a considerar, mi colaboración en el libro promovido por  Blanca Giménez Reillo “EL HEMISFERIO OLVIDADO -TU LADO FEMENINO-”.


Un libro de poesías escrito desde el lado derecho del cerebro, en homenaje a esa esencia femenina que está en todos nosotros. Una invitación y apuesta por el equilibrio de género.  Siempre con la ilusión y la esperanza de tocar y despertar ese importante hemisferio quizás dormido.




miércoles, 17 de abril de 2013

COSAS DEL GENIAL RAFAEL GARCÍA DEL SALTO



HISTORIA DE LOS REYES VISIGODOS
(escrita a la ligera 
y en pulcros modos)


El primero fue Ataúlfo, rey muy fresco
que las luces apagaba con un cuesco,
siguióle en el trono Sigerico
pedrero también desde muy chico.

Walia a los alanos combatiendo
a diestra y siniestra iba peyendo
no pudiendo verse más que anos
en la fuga que emprendieron los alanos.

Gran simplificador fue Don Teodoredo
que en vez de papel usaba el dedo.
Era horrible y nauseabundo
el olor de los pies de Turismundo.

Teodorico matar hizo a su hermano
por la peste que exhalaba por el ano,
mas sufrió el castigo el muy borrico
matándole su hermano D. Eurico.


Este escribió luego unas leyes
que de normas sirvieron a otros reyes
y en ellas se dictaba con empeño
degollar al peo grande y al pequeño.

Alarico luchó con Clodoveo
que sentándose sobre él lo mató de un peo.
Gesaleico sin derecho se dio maña
para usurpar la corona al rey de España.

Su hermano Amalarico que era éste
gustaba de cagar en sitio agreste
y por eso el de la Historia cita
que el culo se pinchó con una pita.



Horrible combinación de pies y ano
era el olor de Teudis en verano.
Sucedióle en el trono Teudiselo
que la caca se sacaba con el dedo,
oportuno y eficaz procedimiento
para todo el que tenga estreñimiento.

Los dorados mojones del Rey Agila
fueron siempre del tamaño de una anguila.

A los romanos pidió auxilio Atanagildo
tras una deposición en el Cabildo
mas molesto y cargado Justiniano
una alcachofa le metió por el ano.


No pudiendo con jeringas el Rey Liuva
echar mojones más grande que una uva
en cambio Leovigildo sin jeringas
solía echarlos del tamaño de berlingas.

Al católico rey Don Recaredo
rubor le daba de pegarse un pedo
y si alguna vez ganas le daba
al punto de salir lo degollaba.

Liuva II o sea su hijo,
en poniéndose a cagar era un prodigio
y aunque dicen que en sus purgas era constante
nunca para nada le sirvió el purgante.


En cambio Gundemaro una cuneta
necesitaba para irse de vareta.
Tenía el capricho Sisebuto
de hacer siempre la caca en un canuto.

Heredóle el segundo Recaredo
que tiraba unos peditos muy de quedo.
Sisenando, monarca muy prudente
nunca cagar quiso al relente
y por eso en diversas ocasiones
se hubo de hacer la caca en los calzones.


En la Historia se refiere que Chintila
se cagó más de una vez en la mochila.

Fue un hecho muy famoso del Rey Tulga
el haber limpiado el culito de una pulga
y la pulga agradecida al muy marrano
jamás a Tulga le picó en el ano.

Wamba desprendido y virtuoso
en cagar desde lo alto era un coloso
subíase con destreza a un alto pino
y apuntábales a todos con gran tino.

En pedos filarmónicos fué Ervigio
de su tiempo un gran prodigio
con trino los tiraba y con escala
y atiplados como voz de colegiala.


Egica que tenía muy buenos vinos
era también criador de palominos
y a sus nobles les daba por divisa
un trozo de pañal de la camisa.

Al pasar Don Rodrigo el Guadalete
sintió cierto fresquito en el ojete
y este singular percance hizo
que allí mismo largase un gran chorizo
de tan grandes y estupendas dimensiones
que ha durado treinta y tres generaciones
pues todavía queda un pequeño resto
para el que atentamente lea esto.




- Texto de Rafael García del Salto

(natural de Jerez de la Frontera, trabajó en banca, cultivó muchas flores, y fue un genial poeta,al que nunca le faltó el sentido del humor).

domingo, 14 de abril de 2013

NATURISMO Y AMOR A LA VIDA NATURAL


NATURISMO  ES 

 LO NATURAL



Para empezar, aclaremos algunos conceptos:

¿Cuál es la diferencia entre NATURISMO Y NUDISMO?

Se podría decir que el nudismo es la aceptación de la desnudez colectiva, o en público; mientras que naturismo es una forma de vida en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica de la desnudez en común.


EL NATURISMO es una manera de vivir, desde una higiene física y mental (manera de comportarse, de alimentarse, de mantener la salud) y siendo respetuosos con la naturaleza.
       
En general es una apuesta por esta forma de vida.

Dentro del naturismo, hay algunas personas que se definen naturistas pero que no admiten la desnudez individual, familiar o colectiva.


En algunos países el movimiento de una vida saludable ha dejado, después de muchos años, el adjetivo "naturista", estimando esa palabra como sinónimo de "desnudo"; aunque gran mayoría de asociaciones “nudistas naturistas” no han mantenido esta designación.


EL NUDISMO es una concepción filosófica de aseo y desnudez, teniendo en cuenta que el cuerpo humano es noble en su totalidad y que la desnudez colectiva, practicada con ética, en lugares y circunstancias apropiadas, nunca es obscena, ni vergonzosa, ni ridícula; pues lo natural siempre es sano, hermoso y auténtico; sea cual sea el género, la edad o la apariencia física de las personas.

Generalmente los naturistas utilizan el término "gimnosofia" (de la griega "gimnos" = desnudez): sabiduría de la nu, que indica la profundidad de este concepto humanista. La persona naturista tiene como ética todo un conjunto de reglas que guían al individuo hacia la vida natural y comportamiento moral, humanista y disposiciones higiénicas vinculadas a la práctica de la desnudez y colectivas (desnudarse con lealtad, con confianza y respeto mutuo), así como una forma de vida que tiende hacia el ideal de regenerar una sociedad respetuoso con  la Naturaleza.


Estas reglas se resumen en la definición oficial del naturismo: "vida en armonía con la naturaleza, el respeto por uno mismo, a los demás y el entorno natural". Naturismo nudismo es parte de, pero no todos nudistas son naturistas. Una simplificación abusiva tiende a definir los nudistas como practicantes aislados y por lo tanto como "independiente" y el naturista como pertenecer a una organización y oficiales titulares de un permiso de conducción, por lo tanto militantes "naturista"...



NO ES ALGO DE SIEMPRE AVERGONZARSE DE LA DESNUDEZ:
Antes de que ciertas religiones generalizaran la vergüenza a la desnudez, los antiguos la practicaban como algo natural.



La desnudez social es parte de una larga tradición histórica. La moderna civilización occidental permanece casi aislada en toda la historia conocida de la humanidad, en su código represivo contra la desnudez.
En la Grecia Antigua, los espartanos celebraban, entre los meses de julio-agosto, unas festividades religiosas en honor de Leto y de sus hijos (Apolo Pitio y Artemisa). En dicha celebración, los jóvenes espartanos realizaban bailes y ejercicios enteramente desnudos. Estos bailes se realizaban alrededor de las estatuas de los dioses homenajeados.



Los griegos veían la desnudez como algo natural, y realizaban muchos rituales sin ropa para honrar sus dioses, que a la vez, representaban fenómenos de la naturaleza. Sabemos que las mismas deidades eran representadas en estatuas, muchas veces, sin vestimenta. Los antiguos eran conscientes de que lo natural estaba ligado a lo divino, y la desnudez era divina y natural.



Los ciudadanos romanos, sin excluir los primeros cristianos, se bañaban comunalmente desnudos en baños públicos en la mayor parte del siglo II y hasta el fin del siglo IV. La desnudez también era común durante ese periodo, en otras partes de la antigua sociedad romana.


Los primeros siglos del cristianismo era costumbre bautizar hombres, mujeres y niños en grupo y desnudos. Probablemente Cristo fue bautizado desnudo como es representado en varias obras de arte de los primeros tiempos. Ese ritual desempeñó un papel significativo en la Iglesia Primitiva.


La desnudez era común y acepta en la sociedad pre-medieval (el siglo VI, aproximadamente) y era razonablemente común en la sociedad medieval y renacentista, especialmente en baños públicos y en el ambiente familiar.



Incluso en la era victoriana, era común nadar desnudo en el océano (la idea de usar ropa especial para nadar es algo relativamente reciente) Y en los teatros de variedades muchas veces exhibían modelos desnudos como "esculturas vivas".




Razones para ser naturistas y practicar el nudismo:
De entrada, los colectivos nudistas alegan razones tales como la sensación de libertad, el acercamiento y disfrute de la naturaleza, el desprendimiento de tabúes, la comodidad, la posibilidad de lograr un bronceado integral, etc. 



Pero hay más:
- Las ropas limitan o anulan muchas de las finalidades naturales de la piel como, por ejemplo, repeler la humedad, secar rápidamente, respirar, proteger sin impedir el desempeño y, sobre todo, percibir el propio ambiente.

- La exposición al sol sin exageraciones, favorece la salud general. El baño de sol provoca la síntesis de la Vitamina D con el cuerpo, la cual es vital (entre otras cosas) para la absorción del calcio y para un sistema inmunológico fuerte.


- Investigación reciente sugiere una relación inversa entre exposición al sol y osteoporosis, cáncer del colon, cáncer del seno y, incluso, la peor forma de cáncer de la piel, o sea, melanoma maligno.


- La vergüenza del cuerpo en exceso muchas veces está relacionado a la repulsa al trato social. La represión en la infancia y en la adolescencia, llevan a la depresión, la violencia, la inhibición sexual y otras conductas anti-sociales. Por el contrario, está comprobado que niños educados en familias cuyos miembros se tocan físicamente, son más saludables, más aptas a resistir al dolor y a la infección, más sociables y, generalmente, más felices.




- Las ropas apretadas pueden causar problemas de salud restringiendo la circulación natural de la sangre y del fluido linfático. Investigación reciente, han demostrado que mujeres que usan sujetador 12 horas por día, son más propensas a contraer cáncer en el seno que aquellas que usan menos de 12 horas por día. Y el cáncer en los testículos ha sido relacionado la calzoncillos apretados. Ropas justas impiden el sistema linfático, lo cual remueve del cuerpo toxinas causantes de cáncer.





- Las modas del vestuario, a través de la historia, han sido perjudiciales a la salud física y psicológica sobre todo de las mujeres.

- La idea de que ropas son necesarias para el soporte de los órganos genitales o de los senos es muchas veces injustificada.



- La ropa esconde la belleza natural del cuerpo humano, tal como fue creado por Dios. En las palabras de Michelangelo: "Que espíritu es tan vacío y tan invidente que no puede captar el hecho de que el pie del hombre es más noble que el zapato y la piel más bella que el traje que a cobre?"


- La ropa abriga y facilita el crecimiento de bacterias que causan mal olor. Las ropas pueden abrigar tanto bacterias que causan molestias cuanto gérmenes (especialmente ropas íntimas y trajes de atletas).


MÁS MOTIVOS:

EL NATURISMO PROMUEVE LA SALUD MENTAL:


- La comodidad que se obtiene desde la desnudez, representa una actitud de comodidad con uno mismo en su estado natural, sin modificaciones o engaños.


- El naturismo promueve una positiva autoestima en lo corporal. Al hacernos comprender el cuerpo como un todo, en vez de separar partes del cuerpo como indeseables y vergonzosas.

- El vestirnos compulsivamente nos encierra en una constante batalla entre la individualidad y el conformismo de la vestimenta. El algo que crea inseguridades sobre nuestro cuerpo. Efectos que son especialmente significativos en las mujeres.


- El Naturismo nos libera de esta ansiedad, fomentando un clima de individualidad confortable sin ostentaciones.

- La práctica del nudismo es una experiencia inmensamente liberadora.


Liberándose a sí mismo para estar desnudo en presencia de otros, incluyendo miembros del sexo opuesto, el nudista también se saca de encima todas las cuestiones sociales que acompañan al tabú de la desnudez.

- Una razón por la que un estilo de vida nudista es tan relajante es porque nos libera temporalmente del juego de las ropas. La vestimenta nos encierra en una ficción colectiva que determina respuestas complejas al status social, roles y conductas esperadas.



La ropa que vestimos es una expresión de quienes somos. Despojándonos de nuestro “uniforme” diario, también nos despojamos de una pesada carga de ansiedades.

- Sin ropa, no tenemos que jugar la comedia de esas imágenes proyectadas que llamamos la vida cotidiana...

- La persona desnuda forma parte de una situación donde ni edad, ni ocupación, ni status social cuentan en realidad.



- Sin ropa, nos encontramos más auténticamente, nos relacionamos más en base a quien realmente somos, en vez de hacerlo en base a lo que su ropa dice que somos.

- El sentido de libertad que proviene de la experiencia nudista es una de las principales razones por las cuales se practica el nudismo.

- El nudismo, al liberar el cuerpo, ayuda a liberar la mente y el espíritu. La vestimenta, tantas veces irracional, puede inhibir el crecimiento psicológico y dañar la salud.



- El temor de mostrar nuestro cuerpo es una defensa. El andar vestidos todo el tiempo (cuando es innecesario para cumplir con protocolos sociales o por cuestiones climáticas) es una manera de bloquear nuevos comportamientos que inducirán a alternativas más sanas y reveladoras, y promoverán el crecimiento psíquico.

- La persona nudista, literalmente, no tiene nada que ocultar. Por lo tanto tiene menos estrés.

Al sacarnos la ropa, nos desprendemos de los opresivos hechos del día. A partir de aquí, nos sentimos más seres libres.


- El hecho de desnudarse simboliza desprenderse de la civilización y su custodia. El nudista se despoja no solo de sus vestiduras, sino también de la formalidad y la apariencia, del ceremonial y de las limitaciones de la “etiqueta”... Por lo tanto, el quitarse la ropa es un apartase, simbólicamente, de una carga.

- La vestimenta oculta la natural diversidad de tamaños y formas del cuerpo humano. Una persona que nunca observó desnudos, crece con malentendidos y expectativas fantasiosas a cerca del cuerpo, basadas en prejuicios y fuentes mal informadas.


Como resultado de esto, está comprobado que un corto tiempo en playas naturistas, persuade a la mayoría de las mujeres de que su busto y su cadera son totalmente naturales. Y lo mismo ocurre con los hombres: dejará de pensar que la naturaleza ha sido injusta en el reparto de su anatomía sexual, al ver que todos los hombres se ven más o menos igual, y que los “atributos heroicos” son deformidades.

- La ropa oculta y por lo tanto, crea misterio e ignorancia a cerca de procesos naturales del cuerpo.

- La ropa nos separa de nuestro cuerpo tanto como de los cuerpos de los otros. Cuanto más se enfunda el cuerpo humano en vestiduras..., tanto más difícil será el intento de que nuestras hijas e hijos aprendan y comprendan la realidad del cuerpo de todo ser humano.


OTRO ARGUMENTO:

EL NATURISMO PROMUEVE LA SALUD SEXUAL:

La desnudez no es erótica por sí misma, y la desnudez en grupos mixtos no es inherentemente sexual. Estos son mitos propagados por una sociedad obsesionada por la vestimenta. La sexualidad es una cuestión de acción más que de grado de vestimenta.



En nuestra cultura, una persona que descubre sus órganos sexuales por cualquier razón, es considerada una exhibicionista. Se asume que ella se desnuda para atraer la atención y causar una reacción sexual en los demás. Esto es visto como una perversión.

De manera hipócrita, si alguien se viste específicamente para despertar interés sexual, es considerado soberbio en su apariencia. Incluso si obtiene una importante gratificación sexual fuera de la vista de los demás, no se lo considera pervertido o maníaco sexual.

Los nudistas como un grupo, son sexualmente más saludables que el resto de la población.



Los nudistas están por lo general, mucho más cómodos con sus cuerpos que el resto de las personas y esto contribuye a una actitud más relajada y cómoda frente a la sexualidad.

Se observa una correlación entre la satisfacción sexual en parejas casadas y su grado de comodidad con la desnudez.

Existen estudios que muestran significativamente menos incidencia de: sexo prematrimonial, sexo extramatrimonial, sexo grupal, incesto y violación entre nudistas que entre no nudistas.



Así mismo, algunos estudios realizados demuestran que aquellos países menos preocupados por la desnudez tienen menos embarazos de adolescentes y tasas de aborto.

La vestimenta realza el misterio sexual y la posibilidad de fantasías sexuales enfermizas.

La vestimenta focaliza la atención en la sexualidad, no la aparta de esta. De hecho, acentúa las formas inmaduras de sexualidad en vez de promover la saludable aceptación del cuerpo.



La desnudez completa está en oposición con la elaborada semi-pornografia de la moda. Con frecuencia la vestimenta llama la atención hacia los genitales y excita sexualmente.

La industria de la moda depende del ‘sex-appeal’ de la ropa. Los cambios en la moda femenina son determinados básicamente por la necesidad de mantener el interés sexual de los hombres. Por lo tanto, estos cambios implican frecuentemente la transferencia de la zona primaria de despliegue erótico, cuando la parte del cuerpo utilizada hasta el momento se ha realzado hasta el punto de la saciedad... Cada nueva moda despierta interés en una nueva zona erógena, para reemplazar aquella que se agotó con el correr del tiempo.



Las diferencias en las vestimentas de ambos sexos atraen la atención hacia las diferencias sexuales.

En diversas épocas de la historia occidental, han sido erotizadas distintas partes de la anatomía femenina: el vientre y los muslos en el renacimiento; las nalgas, los pechos y los muslos hacia el final del siglo XIX (y las cinturas y barrigas diminutas). Históricamente, el diseño de la ropa interior realzó estas partes erógenas, en vez de ocultarlas. El corset del siglo XIX oprimía el diafragma acentuando el busto. La “crinolina”, que apareció a mediados del 1800, enfatizaba la cintura mediante el empleo de distintos materiales que incluían desde huesos de ballena y hasta acero y el polisón, presentado en 1868 acentuaba las nalgas. El diseño de los trajes de baño de la actualidad pretende llamar la atención hacia el busto y la región púbica.



Muchos psicólogos creen que la vestimenta puede haber sido inventada en sus orígenes, en parte, como un medio de llamar la atención sexual.

La vestimenta parcial es más estimulante sexualmente (a veces de manera malsana) que la desnudez total. Una figura cubierta solamente lo necesario para sugerir el contorno es mucho más tentadora que un cuerpo totalmente desnudo.

Así, por ejemplo,  las playas de “casi-nudismo”, donde desfilan bikinis y tangas son más titilantes sexualmente que cualquier playa o balneario de vestimenta opcional. Lo que es natural resulta más satisfactorio.

Lo que sucede, en el fondo, es que existen muchos “intereses económicos” y el problema consiste en que estas últimas no cuadran en el esquema de “vender moda” de nuestra cultura consumista."

La identificación de los pechos como objetos sexuales en nuestra cultura, además favorece la cirugía estética de aumento mamario por parte de las mujeres. Cuando una mujer aprende a tratar sus senos como objetos que mejoran su apariencia, ellos dejan de pertenecerle y pasan a ser de sus observadores. En consecuencia, esta mujer se enajena de su propio cuerpo.

En nuestra sociedad, la desnudez se confunde a menudo con la pornografía debido a que la industria pornográfica la ha explotado exitosamente. En otras palabras, la desnudez se considera “negociable”  debido a que su represión hace que muchos la exploten.



La pornografía ha sido definida como el intento de ejercer poder sobre la naturaleza. En muchos casos, en nuestra cultura, se manifiesta como una expresión de poder sexual del hombre sobre la mujer.

El Naturismo, por el contrario, busca coexistir con la naturaleza y con los demás, y aceptar a cada uno y al mundo natural en sus estados más primordiales.



La no aceptación y la represión de la desnudez  “alimenta” al negocio de la pornografía, enseñando que cualquier forma y grado de desnudez es inherentemente sexual y pornográfica.

En ocasiones se ve mal que una madre descubra sus pechos para amamantar a su bebe; pero es bien aceptado exponer en los escaparates de los kioscos cualquier revista pornográfica.


En realidad, la pornografía es la antítesis de la libertad (sobre todo femenina). Si el cuerpo humano fuera aceptado por la sociedad como algo normal, la industria pornográfica no podría comerciar con él.

El naturismo es inocente, casual, no “rentable”, como “producto” comercial, y sin embargo es frecuentemente reprimido; en oposición a la pornografía que es comercializada y sensacionalizada y generalmente tolerada.

El naturismo es la antítesis de la pornografía.



SOCIALMENTE…

El naturismo es una filosofía socialmente constructiva. De acuerdo con la definición de la Federación Naturista Internacional: "El naturismo es una manera de vivir en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica de la desnudez pública, que tiene por objetivo favorecer el respeto a uno mismo, el respeto por los otros y por el medio ambiente."



El naturismo, por convicción filosófica, es tolerante con los otros y con sus diferencias. Y espera, en cambio, el mismo de los otros. El naturismo rechaza la desnudez desarreglada y provocativa, pero no por ser desnudez y sí por ser un insulto anti-social y una conducta desordenada.

La desnudez favorece la igualdad social, sentimientos de armonía con los otros y una interacción social menos formal. La indumentaria nos concluye en una irrealidad colectiva que prescribe respuestas complejas al estatus social, funciones y comportamientos esperados. Cuando la barrera artificial de la ropa es abolida, la clase social y el estatus desaparecen. Las personas comienzan a relacionarse unas con las otras como son y no como parecen ser.



Los naturistas tienden a aceptar los otros exactamente como ellos son. Esa es una actitud que, a buen seguro, está relacionada al hecho de que los naturistas en general aceptan mejor el propio cuerpo exactamente como él es.

Social y demográficamente, los naturistas son casi iguales al resto de la población, exceptuando el hecho de que ellos son tolerantes con la desnudez.


El naturismo rechaza la sumisión ciega a las tradiciones culturales y a las suposiciones acerca del cuerpo que ven la ropa como una necesidad constante en pro de un abordaje más racional y persuasiva, que reconoce la necesidad de la ropa como drogadicta del contexto.

El Nudismo es una Afirmación, una Protesta, una Liberación.

Para mucha gente, el nudismo (o desnudismo) es considerado como una reivindicación de orden revolucionario.



Pues la práctica de la desnudez puede considerarse como: Una afirmación. Una protesta. Una liberación.

Una Afirmación: Reivindicar la facultad de vivir desnudo, de desnudarse, de deambular desnudo, de asociarse entre nudistas sin tener otra preocupación al descubrir el cuerpo que la resistencia a la temperatura, es afirmar el derecho a la entera disposición de la individualidad corporal.

Es proclamar la indiferencia a las conveniencias, las morales, los mandamientos religiosos y las leyes sociales que niegan al hombre o la mujer, con pretextos diversos, disponer de las diferentes partes del cuerpo.

Contra las instituciones de poder y moralistas que aseveran que el uso o desgaste del cuerpo humano está subordinado a la voluntad del legislador o del moralista, la reivindicación desnudista es una de las manifestaciones más profundas de la libertad individual.



Una Protesta: Reivindicar y practicar la libertad de la desnudez es protestar, en efecto, contra todo dogma, ley o costumbre que establezca una jerarquía de partes corporales; que considere, por ejemplo, que la exhibición de la cara, las manos, los brazos, la garganta, es más decente, más moral, más respetable que poner al desnudo parte de las nalgas, los senos o el vientre.

Es protestar contra la clasificación de las partes del cuerpo en nobles e innobles: la nariz, por ejemplo, considerada noble, y el miembro viril sumamente innoble.

Es protestar, en sentido más elevado, contra toda intervención (legal o como sea) que exige que “no obliguemos a nadie” a desnudarse “si no le gusta”, y que nosotros estemos “obligados a vestirnos”, ¡si así conviene a otros!


Una Liberación: Liberación de la vestimenta, de la sujeción de llevar una ropa que jamás ha sido ni puede ser otra cosa que un disfraz hipócrita, puesto que la importancia se traslada a lo que cubre al individuo (por consiguiente, a “lo accesorio”) y no a su cuerpo, cuya cultura, sin embargo, constituye lo esencial.

Liberación de una de las principales nociones sobre las que se basan las ideas de “permiso”, “prohibición”, “bien” y “mal”. Liberación de la coquetería, de la pasiva aceptación de ese dorado marco artificial que mantiene la diferencia de clases.

Rescatarse, en fin, de ese prejuicio de pudor que no deja de ser más que “la vergüenza del cuerpo”. Librarse de la obsesión de “obscenidad” que actualmente cultiva la hipocresía social.



La práctica de la desnudez es un factor de “mejor camaradería”, de “compañerismo menos escaso”. Una compañera, o un compañero, nos es menos distante, más caro, más íntimo, solamente por el hecho de darse a conocer a nosotros sin segunda intención intelectual o ética, y más aún sin el menor disimulo corporal.

Los detractores del desnudismo nos dicen que la vista de lo desnudo, la frecuentación entre nudistas de los dos sexos exalta el deseo erótico. En realidad, la “exaltación” erótica engendrada por las realizaciones desnudistas es “pura, natural e instintiva” y no puede ser comparada a la “excitación” ficticia producida por el semidesnudo, la ligereza del vestido galante y todos los artificios del tocado y los afeites de que se sirve la sociedad vestida, o a medio vestir, en que nos hallamos.


Pero quizás que uno de los más importantes argumentos en pro del naturismo es la experiencia personal. Testimonios personales en favor del naturismo son muy numerosos. Se constata que las personas naturistas son más amistosas, de mente abierta, circunspectas, respetuosas y listas a compartir que los no-naturistas en general. Sus hijos son más activos y saludables, tanto física cuanto mentalmente.

Pero bueno, ninguno de esos razonamientos, por descontado, equivale a la experiencia personal. Una única visita a un parque o playa naturista no perjudicará nadie. Además, podrá cambiar tu vida.



¿Qué es para ti el nudismo? ¿Es una afirmación, una protesta o una liberación?