Páginas vistas en total

viernes, 21 de marzo de 2014

21 DE MARZO


 Porque la palabra en versos
es palabra más cercana,
porque ofrecer 
sentimientos en racimo,
es como regalar
un hato de flores...  
yo os traigo hoy
un par de poemas.

 


ACEPTAR  NUESTRO  PRESENTE

 
La vida es una aventura  

que no siempre que la hacemos 

andamos bien los caminos 

que nos llevan al futuro.

 

Unas veces acertamos  

pero hay otras en que erramos.

Aceptar nuestro presente  

tiene... bastante que ver 

con aceptar con cariño   

todo aquello que fue nuestro pasado.

Porque todo lo que hoy  somos... 

es fruto de nuestra historia:  

de los aciertos, de los errores, 

las circunstancias...  con todo

lo que nacimos, lo que hicimos y pensamos.

 

Es el momento presente 

todo cuanto (ahora),  

de verdad, es que tenemos.

El futuro no ha llegado. 

El pasado quedó... atrás. 

Claro que siempre hay recuerdos...

y hay añoranzas... y hasta heridas

abiertas (como espinas clavadas

que en lo profundo nos duelen...)

de lo que pudo ser... y no fue.

 

Pero la historia es pasado:  se hizo toda, 

se escribió sobre el papel

de nuestros días del ayer...

con una tinta imposible

de borrar, ni tampoco

nos da la posibilidad de,

apenas, ser corregida...

El presente es lo que importa.

El aquí,  el ahora... ¡eso es

lo que tenemos! 

No podemos añorar  

aquello que ya no ha sido 

ni es, tampoco, racional 

dolernos por lo que acaso...

pudo ser,  pero no fue. 

Que tan sólo es aceptándolo  

como sabremos vivir  

el ahora... que sí poseemos.  

Y, así, disfrutar la vida.

  

 
NOS  ESPERAN
 

Cielo y mar,

mar y cielo.

Horizonte lejano

y calle cotidiana.

Árboles de la selva


y mesa de trabajo.

Nuevo Orden soñado

y mundo podrido.

Esperanza y cansancio,

miedos y confianza.

La vida está

aquí, abierta.

Para que la pisemos

y la hagamos.

El presente hay que aceptarlo;

el futuro, construirlo.

No digamos que lo deseamos

pero que “ya veremos”...

No es coherente

decir “sí” con la palabra

y mantener la duda

en nuestra mente.

Cojámonos las manos

o tomémonos del brazo

Y vivamos alegres

lo presente...

con la mente abierta

al todo por venir;

que el éste hoy

y el mañana mejor

nos esperan.

 
                                                       José-María Fedriani


 

3 comentarios:

  1. DOS HERMOSOS POEMAS, UNO NOS DICE QUE NOS ACEPTEMOS TAL COMO SOMOS CON TODO NUESTRO BAGAJE PASADO Y PRESENTE Y CON LA ESPERANZA PUESTA EN EL FUTURO Y EN EL OTRO, BUENO, TRATEMOS ENTRE TODOS DE MEJORAR ESTE MUNDO AUNQUE ES EMPRESA MUY DIFÍCIL.
    ABARZOS

    ResponderEliminar
  2. Hola José María, tienes mucha razón con lo que nos compartes con tus dos poemas.Deseo hacer énfasis en estos versos
    «El presente hay que aceptarlo;
    el futuro, construirlo.
    No digamos que lo deseamos
    pero que “ya veremos”...
    No es coherente
    decir “sí” con la palabra
    y mantener la duda
    en nuestra mente»

    Aquí está una gran verdad.
    Gracias
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos por vuestros comentarios. Mis abrazos.

    ResponderEliminar