Páginas vistas en total

lunes, 23 de junio de 2014

PARA VIVIR MÁS VÁLIDAMENTE...



PENSAR  MÁS  CON            EL  HEMISFERIO  OLVIDADO

         
Creo, sinceramente, que es importante aprender a pensar más con el hemisferio cerebral derecho. La vida, si la pensamos sólo en función de la eficacia, de la efectividad, de la lógica matemática... es sólo media vida. Se nos escapa el medio mundo de la creatividad, de la poesía, de la fantasía y la capacidad de asombro...

 
Cuando en un “universo armónico” comienzan a valorarse más unas cosas que otras, ese “estar” se desajusta...

 
 
Cuando en el cuerpo humano (realidad totalmente armónica, en principio) hay supremacía de un miembro sobre otro, o si damos valor a unas partes de nuestro cuerpo mientras menospreciamos a otras..., llegarán los desajustes.
 
 

Centrándonos en la mente, en los pensamientos, igualmente se dará esta aberración: si valoramos únicamente a una parte de lo que pensamos, minusvalorando a otra..., empezamos a desajustar lo que debería estar bien acomodado.
 

Me explico: 
 
De los dos hemisferios que tenemos en nuestros cerebros, es seguro que es tan importante el uno como el otro.
 
Igual que en nuestra sociedad hay personas de distinto sexo y ambas tienen el mismo valor (si bien, a veces, los “portadores” de un sexo acaben idiotizándose por pensar que tienen supremacía...).
 
Nuestros dos hemisferios comparten funciones importantes, pero hay otras que son específicas de cada uno de ellos. Así cada uno tiene más habilidad para ciertas funciones. Y como, muchas veces, hemos buscado la eficacia en nuestras acciones, los resultados tangibles, lo que se ve más..., hemos valorado más lo concreto y dejado a un lado lo más indefinido.

                  
 
Si vamos por la vida, siempre, buscando solamente lo efectivo, lo más concreto, lo productivo, podemos acabar olvidando muchos de los valores más humanos y también las experiencias más bonitas de la vida.

El porqué de ¡tantas cosas! puede tener su explicación en cómo hemos estado “utilizando” nuestro cerebro durante siglos: atendiendo lo que regía nuestra mano derecha (desde el hemisferio izquierdo) y desobedeciendo las otras tantas cosas... que relacionábamos con el lado izquierdo de  nuestro cuerpo (controlado por nuestro hemisferio derecho): el talento musical y las tantas actividades artísticas,  el cariño y la delicadeza, la capacidad de contemplar, de admirar, de escuchar...
 

Pero además, por otra parte, las acciones controladas por nuestro hemisferio derecho, han sido “roles” atribuidos más a la mujer (seguramente porque la mayoría de las mujeres, por genética y por educación) han sido (y han estado) mejor capacitadas para ello...
 
Cosas igualmente necesarias y útiles, o fundamentales (diría yo) para nuestro vivir nuestra existencia con alegría y calidad.

 


Pero ¿qué hemos estado haciendo?
 
Hemos ido olvidando... ¿lo mejor de la vida?

Quizá. Por lo menos lo tan importante.

 


(tomado del libro de poesía por el equilibrio de género,  “EL HEMISFERIO OLVIDADO”, en el que colaboro con Blanca G. Reillo)

 

5 comentarios:

  1. Para pensar correctamente deveremos viver correctamente.
    Assim os que vivem perseguidos com o seu passado ou medo do futuro não conseguem viver num equilíbrio perfeito. Muitos dos pensamentos e desejos estão descontrolados ou mal orientados. Devemos viver com liberdade e serenidade, procurando sempre a paz interior.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ GENIAL , COMO TODAS TUS ENTRADAS !!

    ¡ EN EL EQUILIBRIO ESTÁ LA PERFECCIÓN !

    UN ABRAZO , JOSE MARÍA

    ResponderEliminar
  3. Queria saber como fazer para aproveitar os dois lados do cerebro... acho que nem todos conseguem isso... e assim fica dificil o equilibrio...

    ResponderEliminar
  4. Es un placer pasar por aquí Saludos


    http://creatividadeimaginacinfotosdejosramn.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar