Páginas vistas en total

sábado, 11 de octubre de 2014

FIESTA DE LA HISPANIDAD


12 de octubre, para celebrar lo que nos une, no lo que nos separa.

 
 ¿DÍA DE LA RAZA?
 
Las fronteras naturales
no nos hacen
ni distintos ni distantes.
Los caminos, las cañadas,
los senderos… 
son el fruto, el resultado,
de tantas pisadas dadas
para acercarnos, día a día,
los unos a los otros: caminando,
haciendo, con nuestros pasos,
las travesías anchurosas
que nos llevan al encuentro
con la diversidad
de tantos seres humanos.    


Y también por ríos y los mares
y por cielos azulados,
achicando las distancias
de los espacios geográficos.

Y también con las manos:
escribiendo cartas,
creando versos... o, acaso,
haciendo caricias.
 


Y también con los brazos:
empujando piedras
y dando abrazos.

Y también con los ojos:
observando gestos,
lanzando sonrisas…

 

A la vez que escuchando
palabras que dicen
las bocas de las otras gentes.

Y también oliendo perfumes,
aromas, efluvios personales…

 

 
Y, así, todo gesto que lleva a acercarnos
¡es logro trascendente!
que nos hace amigos,
hermanando vidas de toda
la única raza que somos: ¡la humana!
 
No hay fronteras para la luz,
no hay fronteras para el aire ni los vientos,
no hay fronteras para el agua
que nos trae la lluvia,
no hay fronteras para las aves
que surcan los cielos,
no hay fronteras para los maremotos,
los huracanes…,
no hay fronteras para el día ni la noche.

 
 
Mares, océanos, ríos,
cañadas, precipicios y montañas
dibujan las geografías de toda la Tierra;
pero nunca impiden la vida
de cualquiera y todos los seres vivos.

Nada impide a los bancos de peces
cruzar océanos
y llegar a otros continentes.
Ningún problema tiene el viento
para soplar las ramas
de los árboles de Grecia
y luego mover las caprichosas
hojas de palmeras del Levante español
o quizás las arenas
del desierto del Sahara…
Por ningún motivo la luna
dejará de pasear por encima
de las cabezas de los africanos,
los asiáticos, los europeos,
los oceánicos,
ni los americanos del Norte,
del Centro o del Sur.

 
 
Pero, yo no lo entiendo
(aunque quiera comprender
que todo tiene, es seguro,
unas razones históricas
que lo justifican)
que, para quienes
conformamos
la raza humana,
la cosa es diferente…
pues nos cuesta asumir
que la diferencia no lo es tanta
si miramos complacientes
el don de la diferencia
de ese otro ser humano
(mujer, varón, blanco o negro,
de piel cobriza o mestiza)
que, aunque distinto,
es un hermano.

 
 
Celebremos, ¿por qué no?,
EL DÍA ¡DE LA RAZA HUMANA!

 
José - María Fedriani
                               (“Somos”)

 

6 comentarios:

  1. Jose Maria,
    sou sua mais nova seguidora, visitei sua pagina e fiquei impressionada com a forma natural e cheia de poesia com que vc se expressa num tema tao dificil. Parabens, excelente texto.
    Um bom final de semana.
    Abr grande

    ResponderEliminar
  2. Pasamos a saludarte, a dejarte un besazo enorme y a invitarte a participar en nuestro reto de halloween, queremos hacer un libro como hemos realizado otros años y esperamos que tus letras puedan formar parte de sus páginas.

    ♥ . .))(
    ♫ .(ړײ) ♫.
    ♥ .«▓» ♥.
    ♫ ..╝╚.. ♫
    Esperamos que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno y que cierto! Unas imágenes preciosas acordes con la celebración, a la que me uno. Un abrazo.

    ResponderEliminar