Páginas vistas en total

sábado, 30 de enero de 2016

CON SENTIDO


Puede suceder (puede sucedernos) que haya personas que nunca han pensado sobre el sentido de sus vidas. Y viven (o vegetan) haciendo lo que quienes les rodean les dicen que han de hacer, que deben hacer, que no tiene más remedio que hacer…, que esa es su obligación, su deber, la tarea que han de desarrollar a lo largo de toda su vida…


Es consecuencia de no tener clara su misión, el verdadero sentido de su existencia.


La verdad es que no es fácil saber lo que se quiere; empezando porque, desde nuestra infancia se nos ha ido “educando” de una manera instructiva…; o lo que es lo mismo llevándonos a “saber comportarnos” correctamente en sociedad (en la sociedad que nos ha tocado vivir).


Y si resultamos “personas educadas”, es decir que sabemos qué es lo que hemos de hacer en cada momento, según “las reglas del juego” que nos ha correspondido…


Así, podemos llegar a ser personas bien aceptadas y valoradas en nuestra sociedad, de acuerdo a “esos valores” para los que se nos ha preparado adecuadamente.


Pero…, si somos capaces de pararnos y pensar (serenamente) en esto ¿de verdad hacemos, siempre, lo que creemos que deberíamos hacer? Es más ¿sabemos por qué hacemos lo que hacemos?


Y si no es así ¿a qué tenemos miedo?, ¿por qué no pensar, con profunda sinceridad, cuál es el sentido de nuestra existencia?


Nunca es tarde… para darle más sentido a lo que hacemos; pero hemos de saber definir qué es lo que queremos lograr, no sólo llegar a saber lo que no queremos, sino lo que de verdad nos proponemos lograr en la vida.


Cuando lo logremos, será cuando podremos disfrutar de  ¡UNA VIDA CON MUCHO SENTIDO!




7 comentarios:

  1. Muy buena entrada....la disfruté de principio a fin...Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Yo no lo pienso lo escribo y me pasa
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Interesante y bonitas reflexiones que todos debemos hacernos. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Una reflexion profunda que todos debemos hacernos, me ha gustado visitarte Jose Maria
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. todo dicen que hay que hacerlo, tomar un sentido a la vida, dejar de ser un autómata
    pero tristemente las cuentas, y el hambre se paga con dinero, quizás estoy domesticado, burguerizado dirian otros; pero de revoluciones o de sueños no se llena la olla

    no sabes cuanto anhelo de encontrar un real sentido...

    saludos!

    ResponderEliminar