Páginas vistas en total

sábado, 13 de agosto de 2016

EVIDENCIAS...


SOMOS PARTE
DEL UNIVERSO
A todas y todos nos corresponde cuidar de nuestros cuerpos, como tesoros vivos que somos, parte de Algo Superior a cada individualidad personal.
Partiendo de la base (así yo lo razono y entiendo) de que no es verdad el contenido de esa frase que, tantas veces, se dice de yo soy dueña, o dueño, de mi cuerpo y puedo hacer con él lo que me viene en gana…; pues la Vida está por encima de nuestros caprichos. Y no es tan verdad que tenemos posesión total sobre algo que es parte de la Universal Obra de la Creación. De la que somos parte y en la que formamos “una pieza” de la estructura necesaria para que sea tal cual es.
El aborto, la eutanasia, el suicidio en carretera, la sobredosis de droga…,  o cualquier opción de anular una vida (por muy en privado que se lleve a cabo) es un atentado contra la Humanidad, un crimen contra la Vida, un desastre irremediable. No sólo suicidio, es homicidio criminal, un asesinato contra la existencia del género humano.
Cuando se tala un árbol, ello afecta a los que tiene a su alrededor; cuando se arranca una planta de un seto, afecta a todo ese jardín; cuando se destruye un edificio, eso afecta a toda la fisonomía de la calle o hasta de todo el barrio dónde estaba…
Todos tenemos la obligación moral de cuidar de nuestros cuerpos; pues somos Patrimonio de la Humanidad.
No nos pertenecemos como si fuésemos una camisa (que, acaso, hemos comprado en las rebajas) que nos ponemos de vez en cuando.
Estamos en el mundo, estamos en la Vida, con una función social que cumplir.
Y quienes están atentando contra su propia vida, están atentando también contra toda la comunidad a la que pertenece.
Somos parte de un Todo.
  

3 comentarios:

  1. Excelente texto que traz uma bela mensagem reflexiva, parabéns e agradecida por compartilhar seu talento! abraços, ania..

    ResponderEliminar
  2. Un todo que se devora a sí mismo para seguir siendo. La vida se basa en la muerte de unos seres en favor de otros. Escribir cosas agradables resulta consolador a nivel emocional pero no resiste el talante analítico. Como no todos son proclives al análisis desapasionado las historietas prevalecen sobre la lúgubre realidad. Y cumplen muy bien su función de desterrar algunos temores de la mente emocional en proceso de desarrollo.

    ResponderEliminar
  3. El verdadero consuelo es que LA VIDA SIEMPRE SIGUE.

    ResponderEliminar