Páginas vistas en total

domingo, 3 de julio de 2011

HUELLAS PARA LA HISTORIA

 

NOMBRES Y CIFRAS EN SEVILLA



La historia de la humanidad está llena de aciertos y también de errores, que llevan a que, cada generación nueva, tenga que asumir lo que hicieron, o dejaron de hacer, quienes les precedieron.


Así, por ejemplo, los nuevos ediles de nuestro Ayuntamiento tiene que emprender su ilusionada andadura municipal a partir de lo que está hecho: no hay como volver atrás en los naranjos que se podaron en la Avenida de la Constitución, ni como obviar las deudas milenarias con las que la alcaldía está comprometida.

Bueno, al respecto quiero comentar:

Estamos en 2011. Pero 2011 no es una cifra, sino el nombre propio de un año. Por eso (como toda cifra de números que indican años de una fecha) no llevan punto ni espacios, pues no indican cantidad. Con lo cual, poner el punto es casi como una falta de ortografía.

No soy el único que molesta encontrar anuncios con faltas, como “se vende melones” u “oferta en berengenas”; pero hay que admitir que no todo el mundo ha tenido las mismas oportunidades en su educación. Pero creo que es muy fuerte (como dicen ahora) ver que en nuestro mobiliario urbano está lleno de faltas. ¿Hasta cuando?


Ahora los últimos los tenemos en los Jardines del Cristina. Se han arreglado los jardines, se ha recuperado el albero, se han limpiado los paseos... Da gusto asomarse y hasta sentarse un rato a disfrutar de este, todo un homenaje a la Generación del 27... con esa espléndida selección de estrofas poéticas de diversos escritores y poetas: Pedro Salinas, Miguel Hernández, Dámaso Alonso, Rafael Arberti, Federico García Lorca, Gerardo Diego, Luis Cernuda...


Pero ¡vaya pifia! todas las cifras correspondientes a los años de nacimiento y muerte de cada insigne poeta (1891 - 1951, 1910 - 1942, 1898 - 1990, etc.) las han puesto con un punto como si de una cantidad se tratara.





Y, ahora ¿qué?, ¿quién cometió tal fallo?, ¿qué edil las mandó esculpir sin revisar los datos?, ¿es que no hubo ningún “asesor” con el bachillerato terminado?


Que en la verdulería cambien la “j” y la “g” en perejil o en berenjena... pase; pero lo de los años grabados en piedra, es un testigo perenne de la falta de “cultura” de quienes representan a toda la Ciudad.



Ojalá que, de hoy en adelante, pongamos un poco de más cuidado. Por favor.


Y esto, habría que añadir, no sólo implica a los políticos; pues cada una y cada uno de nosotros vamos aportando cosas a esta historia que hacemos, día a día, entre todos.

            
                                                           José-María Fedriani

1 comentario:

  1. Hola José María, estupenda entrada, me impresionan los epitafios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar