Páginas vistas en total

martes, 8 de septiembre de 2020

INDEFINICIONES

 


UN MUNDO SIN SEXO

Es posible que algo de razón tenga mi amigo “G” sobre que, cuando en el mundo se pierda la obsesión por el sexo, cuando todo el mundo tenga tan baja la lívido que “pase” de desear tener relaciones con una persona del otro sexo, porque nos hayamos “convertido” todos en seres que no vean hembras en las mujeres ni machos en los varones…, desaparecerá la locura de la violencia de género que ahora padecemos como una verdadera pandemia.


Sin machismos, sin hembrismos, nos veremos “camaradas”, iguales en todo. Ninguna mujer pretenderá conquistarse a un tío para llevárselo a la cama y disfrutar de una relación carnal que la lleve a ser madre; ningún tío buscará a una buena moza para disfrutar con ella una noche de “fiesta loca” hasta el amanecer…

Quizás hayamos logrado ya algo de esto, o al menos nos estemos acercando a ese futuro no tan lejano: un mundo más igualitario, en el que sólo tengamos relaciones “acordadas” cuando queramos traer un nuevo ser vivo a la vida, si es que no queremos la “solución” técnicamente perfecta de ir a un laboratorio dónde nos ofrezcan óvulos fecundados, sin más complicaciones (incluso sin tener que lavarnos las manos).

Bueno: ¿Qué os parece?, ¿es esto ciencia-ficción, o tal vez se acerque a lo que vamos viendo en nuestras calles…?

Igual mi amigo, miembro de ese colectivo en el que todos están muy orgullosos de ser como son… y entienden que tienen una valiosa visión de futuro tiene bastante razón. Acaso, tal vez, puede ser...


Pero, claro que, digo yo: ¿y en qué queda un mundo en el que no nos sintamos atraídas y atraídos las unas y los otros… por los otros y las unas?

Quizás yo sea muy “antiguo” (tal vez ya un “carroza”) pero… ¡cómo me agrada saber, día tras día, que aún funciona la progesterona!

¿Quién quiere añadir algún comentario a todo esto? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario