Páginas vistas en total

sábado, 27 de noviembre de 2010

APRENDIZAJES DESDE EL ALFÉIZAR


                        D E S D E   E L   A L F É I Z A R


La historia de “Carmen y el jardín de los catorce árboles” es la de una relación de amor interracial, que plantea las dificultades para encajar tanta “diversidad”  en medio de una sociedad poco abierta a lo nuevo...

Las vivencias de “Utopías posibles” son utópicas, pero también posibles. Si queremos que el mundo sea de otra manera, tenemos que implicarnos y transformarlo; cada quien aportando lo que esté en su mano.

En “Deportividad para la vida” nos encontramos una de esas sorpresas que, a veces nos guarda la vida y nos obliga a cambiar drásticamente nuestro rumbo. La clave es la “deportividad” (que no el “deportivismo”).

 Escapada” es una historia que tiene algo de evasión, pero sobre de “búsqueda”. En la vida nunca encontraremos nuestra propia “identidad” si no somos capaces de lanzarnos, de arriesgarnos a encontrarla.

Las “Experiencias increíbles” parten, como para tantos jóvenes, de la problemática de haber terminado unos estudios pero no encontrar salida laboral. Antonio “juega” la partida de la suerte, le sale bien y “gana”.

De camino al paraiso, pasando por el piso de abajo” es una historia de amor imposible y otra de amistad positiva posible. La realidad no siempre es respuesta a nuestros sueños, pero siempre es mejor aceptarla. Aporta algunas pistas “asertivas”, e interesantes, para resolver conflictos en el vivir “a dos”.

En “Margarita y sus caballos” tenemos un relato lleno de sorpresas, dónde tienen espacio las ilusiones... y vamos a ver como, con tesón, se van consiguiendo aterrizar los mejores sueños.



El amor ilusiona, ns salva, hace que salga lo bueno que poseemos, despierta la esperanza. “Vivencias felices en un pueblo” nos invita a entender que la felicidad está en compartir, sabiendo amar solidariamente y también perdonando; siempre sin dejar de soñar y esperar algo mejor... Una parábola del caminar por la vida con sentido y esperanza.

No siempre es acertado mantener total seguridad, hasta la cerrazón, en lo que creemos. La leyenda “En la calle vacía” nos invita a pensar que, junto a la verdad, van de la mano muchas otras cosas... relativas.

Si hay algo a temer en la vida es a tener que convivir con una persona resentida y mentirosa. En “Las bolas de René” veremos que las personas sensatas evitan a quienes hacen de la mentira su arma de presunción.

Danielle, la profesora” nos quiere dar la lección de que para ser feliz hay que saber lo que se quiere, siendo fiel a los propios principios y también rompiendo el cerco de la mediocridad.

En la leyenda de “El guardían del faro” lo que encontramos, viene rodeado de romanticismo y de un cierto misterio y dramatismo. Pero siempre hay algo que está ante todo: es la fidelidad, el cumplimiento del deber.
 

Al cruzar el puente” ¿qué puede suceder? Acaso, el amor. Pero el amor es un momento presente... que nace y puede morir. A veces se escapa, sólo deja un recuerdo; siempre merece la pena saber qué es, conocerlo.

No todas las historias de amor son inguales, y en “La boda” vemos que tampoco todas las celebraciones lo son ni van cargadas de los mismos significados.  Todo un aprendizaje para quienes son pareja...

Toda una aventura, basada en una historia real, nos sorprende en “Rastros”.  Sí,  rastros que nos descubren... el valor de la honradez.

La niña dormida” es una invitación a ir despiertos por la vida, en libertad, sin dependencias. No es tarea fácil cuando se entra en esa dinámica del “callejón sin salida”, pero siempre es mejor que no perdamos la esperanza.

Muchas veces nos sucedo lo que aparece en “Las cajitas de Inés”: que acumular cosas...  más que facilitarnos la vida acaban complicándonosla. 

Rodrigo, vecino de Triana” ¿quién no ha oido hablar de él? Pero... y ¿qué de su amor profundo a una mujer con sangre gitana? Una promesa de amor, un amor sin fronteras...



En “La fórmula” volvemos a encontrarnos con el sueño de que el Mundo puede ser mejor. Es la historia de un hombre honrado, que llega a un poblado, un lugar perdido..., feliz de compartir la vida con la gente, charlando y conversando, creando lazos de amistad. Ojalá todos los seres humanos sepamos guardar en el corazón la creencia certera que todo puede cambiar... ¡a mejor!



No hay comentarios:

Publicar un comentario