Páginas vistas en total

viernes, 11 de marzo de 2011

INFORMACION SOBRE NUTRICIÓN

LA MARGARINA Y LA MANTEQUILLA 



La margarina fue producida originalmente para engordar a los pavos.


 
Cuando lo que hizo en realidad fue matarlos; las personas que habí­an puesto el dinero para la investigación quisieron recobrarlo así­ que empezaron a pensar en una forma de hacerlo.

Tení­an una sustancia blanca que no tení­a ningún atractivo como comestible así­ que le añadieron el color amarillo para vendérselo a la gente en lugar de la mantequilla.

Ahora han sacado algunos nuevos sabores para vender más a los incautos como muchos de nosotros.



Comparación entre mantequilla y margarina:

- Ambas tienen la misma cantidad de calorí­as.
¿Cuál es la diferencia entre la margarina y la mantequilla?

- La mantequilla es ligeramente más alta en grasas saturadas: 8
   gramos, comparada con los 5 gramos que tiene la margarina.




- Comer margarina en vez de mantequilla puede aumentar en 53% el riesgo de enfermedades coronarias en las mujeres, de acuerdo con un estudio médico reciente de la Universidad de Harvard.

- Comer mantequilla aumenta la absorción de gran cantidad de   nutrientes que se encuentran en otros alimentos.

- La mantequilla provee beneficios nutricionales propios, mientras la margarina tiene sólo los que le hayan sido añadidos al fabricarla.

- La mantequilla sabe mucho mejor que la margarina y mejora el sabor de otros alimentos.

- La mantequilla ha existido durante siglos mientras que la  margarina tiene menos de 100 años.
 - La margarina es muy alta en ácidos grasos trans. (de todos conocidos que no son nada sanos.


- La margarina triplica el riesgo de enfermedades coronarias.
- Aumenta el colesterol total y el LDL (el colesterol malo) y disminuye el HDL (el colesterol bueno).
- Aumenta en cinco veces el riesgo de cáncer.
- Disminuye la calidad de la leche materna.
- Disminuye la capacidad de reacción inmunológica del organismo.
- Disminuye la reacción a la insulina.

-  La estructura química de la margarina es en todo semejante a la del  PLÁSTICO...!!

Sólo este hecho es suficiente para evitar el uso de la margarina de por vida, y de cualquier otra GRASA  HIDROGENADA (esto significa que se le añade hidrógeno, lo cual cambia la estructura  molecular de las substancias).
Y un factor  inquietante:

Sugerencia (a modo de ensayo): Coger un poco de margarina y  déjela en el garaje o en un sitio sombreado. En unos dí­as se notarán dos cosas:



- No habrá moscas; ni siquiera esos molestos bichos se le acercarán (esto ya le debe decir a usted algo).  No se pudre ni huele mal o diferente, porque no tiene valor nutritivo; nada crece en ella. Ni siquiera los diminutos microorganismos pueden crecer en ella.

¿Por qué? ¡Porque es casi plástico!!



POR RESPETO A TU SALUD, MEJOR NO COMAS MARGARINAS.

5 comentarios:

  1. Correcto, entendido, esta claro que gusta mantequilla, pero no puedo con ella puedo con ella ni el queso, y me gusta la mosarela. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ni mantequilla ni margarina, ambas son igual de perjudiciales, mejor aceite de oliva virgen, de primera presión, de la tierra... dieta mediterránea.

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS, amiga Blanca. ¡Tú sí que sabes de nutrición!

    Ya hablaremos del aceite de oliva...

    Mis saludos, JM

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno tu artículo. Comparto. Pero consumo muy poca manteca y nada de margarina, que nunca me gustó. A mis hijos nunca se la dí. En cambio el pan con manteca (buena mezcla) se los preparaba. Bien José María, sigue ilustrándonos, que muchas veces es bueno reafirmar los pensamientos. saludos

    ResponderEliminar
  5. Que buena información,menos mal que nunca comí margarina...Saluditos Lía.

    ResponderEliminar