Páginas vistas en total

miércoles, 17 de abril de 2013

COSAS DEL GENIAL RAFAEL GARCÍA DEL SALTO



HISTORIA DE LOS REYES VISIGODOS
(escrita a la ligera 
y en pulcros modos)


El primero fue Ataúlfo, rey muy fresco
que las luces apagaba con un cuesco,
siguióle en el trono Sigerico
pedrero también desde muy chico.

Walia a los alanos combatiendo
a diestra y siniestra iba peyendo
no pudiendo verse más que anos
en la fuga que emprendieron los alanos.

Gran simplificador fue Don Teodoredo
que en vez de papel usaba el dedo.
Era horrible y nauseabundo
el olor de los pies de Turismundo.

Teodorico matar hizo a su hermano
por la peste que exhalaba por el ano,
mas sufrió el castigo el muy borrico
matándole su hermano D. Eurico.


Este escribió luego unas leyes
que de normas sirvieron a otros reyes
y en ellas se dictaba con empeño
degollar al peo grande y al pequeño.

Alarico luchó con Clodoveo
que sentándose sobre él lo mató de un peo.
Gesaleico sin derecho se dio maña
para usurpar la corona al rey de España.

Su hermano Amalarico que era éste
gustaba de cagar en sitio agreste
y por eso el de la Historia cita
que el culo se pinchó con una pita.



Horrible combinación de pies y ano
era el olor de Teudis en verano.
Sucedióle en el trono Teudiselo
que la caca se sacaba con el dedo,
oportuno y eficaz procedimiento
para todo el que tenga estreñimiento.

Los dorados mojones del Rey Agila
fueron siempre del tamaño de una anguila.

A los romanos pidió auxilio Atanagildo
tras una deposición en el Cabildo
mas molesto y cargado Justiniano
una alcachofa le metió por el ano.


No pudiendo con jeringas el Rey Liuva
echar mojones más grande que una uva
en cambio Leovigildo sin jeringas
solía echarlos del tamaño de berlingas.

Al católico rey Don Recaredo
rubor le daba de pegarse un pedo
y si alguna vez ganas le daba
al punto de salir lo degollaba.

Liuva II o sea su hijo,
en poniéndose a cagar era un prodigio
y aunque dicen que en sus purgas era constante
nunca para nada le sirvió el purgante.


En cambio Gundemaro una cuneta
necesitaba para irse de vareta.
Tenía el capricho Sisebuto
de hacer siempre la caca en un canuto.

Heredóle el segundo Recaredo
que tiraba unos peditos muy de quedo.
Sisenando, monarca muy prudente
nunca cagar quiso al relente
y por eso en diversas ocasiones
se hubo de hacer la caca en los calzones.


En la Historia se refiere que Chintila
se cagó más de una vez en la mochila.

Fue un hecho muy famoso del Rey Tulga
el haber limpiado el culito de una pulga
y la pulga agradecida al muy marrano
jamás a Tulga le picó en el ano.

Wamba desprendido y virtuoso
en cagar desde lo alto era un coloso
subíase con destreza a un alto pino
y apuntábales a todos con gran tino.

En pedos filarmónicos fué Ervigio
de su tiempo un gran prodigio
con trino los tiraba y con escala
y atiplados como voz de colegiala.


Egica que tenía muy buenos vinos
era también criador de palominos
y a sus nobles les daba por divisa
un trozo de pañal de la camisa.

Al pasar Don Rodrigo el Guadalete
sintió cierto fresquito en el ojete
y este singular percance hizo
que allí mismo largase un gran chorizo
de tan grandes y estupendas dimensiones
que ha durado treinta y tres generaciones
pues todavía queda un pequeño resto
para el que atentamente lea esto.




- Texto de Rafael García del Salto

(natural de Jerez de la Frontera, trabajó en banca, cultivó muchas flores, y fue un genial poeta,al que nunca le faltó el sentido del humor).

4 comentarios:

  1. Caramba cuanto ingenio para recordar aquella famosa lista. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja...a lo mejor con este poema las nuevas generaciones serian capaces de aprender la lista de los Reyes Godos...claro que antes tendrían que saber que en España hubo Reyes Godos...que creo que con el nuevo sistema educativo, es mucho pedir...
    a mi me ha servido para recordarla...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por hacerme reír, hasta las lagrimas me has hecho salir, con poetas así el mundo seria más feliz.

    José Maria, es la primera vez que visito tu blog y espero volver por el.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Esto es lo que se llama un poema en "fase anal". Por lo menos nos ha hecho reír que dados lo tiempos que corren siempre es de agradecer.

    Saludos

    ResponderEliminar