Páginas vistas en total

lunes, 9 de julio de 2012

SOL PARA LO BUENO... Y PARA LO MENOS BUENO



Ahora estamos
                     en pleno reinado del astro sol.

La playa y el aire libre son unos espacios para disfrutarlo en esta época de buen tiempo y vacaciones.


Pero ¿es bueno y saludable tomar el sol… o es perjudicial?

Como tantas cosas, en la vida, tiene dos caras.

BENEFICIOS DE TOMAR EL SOL

Tomando las precauciones adecuadas es factible sacarle partido a las horas que dedicas a tomar el sol. La piel, el sistema inmune o el descanso se benefician notablemente de su acción.

1. Fortalece huesos y dientes.

El Sol es una gran fuente de vitamina D y nos ayuda a fortalecer los huesos. Cuando tomamos el sol, nuestros huesos se fortalecen: los rayos UV ayudan a producir vitamina D en la piel. Esta vitamina es muy importante para la mineralización de los huesos, al favorecer la absorción en el intestino del calcio y el fósforo y evitar su pérdida en el riñón. 

Aunque la mayoría de las vitaminas y minerales las tomamos en los alimentos, en el caso de la vitamina D, con 8 5 ó 10 minutos de sol, dos o tres veces por semana,  el metabolismo de nuestros cuerpos es capaz de fabricarla en la piel, gracias a la radiación UV del sol. 


2. Mejora en la constitución muscular

Con la luz solar, el cuerpo absorbe plenamente las vitaminas, con lo cual todo nuestro organismo se beneficia: no solo los huesos, también los músculos, incluido el corazón.  Gracias a lo cual se pueden prevenir males  como el raquitismo o la osteoporosis.

Igual que para las plantas, para el organismo humano la energía solar es vital para su desarrollo. Casi que no hay vida sin luz solar: un ser sin recibir el sol se mantendría raquítico. Más si, al tomar el sol, nos movemos, hacemos ejercicio, practicamos la natación.


 3. Mejora el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico

Se ha visto que el sol es capaz de estimular y aumentar el número de glóbulos blancos o linfocitos, las células encargadas de la primera defensa frente a la infección. Por eso suele darse el caso que en los inviernos posteriores a unas vacaciones al sol, padecemos menos gripes y resfriados.

4. Equilibra el colesterol

Aunque suene extraño, las grasas se disuelven al sol. Así, las personas que viven en climas soleados presentan menos incidencia de enfermedades cardiovasculares. 

Se ha comprobado que los niveles de colesterol son menores en verano, en parte porque la luz UV es necesaria para metabolizar el colesterol, y cuando tomamos el sol disminuye el nivel de colesterol y evita que pegue a las arterias. 

Claro que otra explicación también está en que en verano nos movemos más y comemos más frutas y verduras de temporada.

5. Disminuye la presión sanguínea

El sol provoca una vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales y aumenta la circulación de la sangre en la piel, disminuyendo los valores de presión arterial. 

En las personas con hipertensión el sol tiene un efecto medicinal. La explicación parece que está, de nuevo, en la vitamina D, pues en presencia de esta vitamina, disminuyen los niveles de hormona paratiroidea, encargada de liberar el calcio de los huesos y de regular la presión sanguínea.

Paralelamente, se conoce el caso de algunos deportistas que, antes de una competición, evitan tomar el sol. El sol aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos. Estos efectos beneficiosos pueden volverse en contra de una persona deportista, pues la bajada de tensión puede provocar una disminución del estado de alerta antes de una prueba.

 6. Protege frente a diversos tipos de cáncer

Es conocido que hay diversos tipos de cánceres que aparecen con más frecuencia en los países con menos horas de sol. Por ejemplo, los países mediterráneos tienen una incidencia menor de cáncer de mama, cáncer de colon, etc. frente a los países nórdicos. 

La explicación a esta protección natural vuelve a estar en el efecto protector de la vitamina D frente a los tumores. Recientes estudios han encontrado que la luz solar ayuda a proteger no sólo del cáncer de mama y colon, también frente a otros tumores como el de ovario, vejiga, útero, estómago, linfomas y próstata.

7. Ahuyenta la depresión

No hacen falta muchos experimentos científicos para saber que el tiempo afecta a las emociones. El sol contribuye en el estímulo de los neurotransmisores cerebrales que controlan el estado anímico.
Parece ser que bajo la luz del sol es más fácil ver el lado positivo de la vida y se aleja el cansancio, la depresión y el estrés. Por eso es que nuestro ánimo está siempre mejor después de tomar un baño de sol.

La explicación está en que los rayos UV aumentan la producción de la serotonina, que interviene en la regulación del sueño, la temperatura del cuerpo,  la conducta sexual y la sensación general de bienestar. 

 8. Mejora la calidad del sueño

En verano los días se alargan y nos resulta más fácil levantarnos descansados a pesar de haber dormido pocas horas. La explicación de nuevo se debe al efecto de los rayos UV en otra hormona: la melatonina que se encarga de muchas funciones, entre ellas regular los ciclos de sueño.  Cuando hay luz, la melatonina desciende y nos sentimos más despiertos y activos.

Así, aunque durmamos menos horas, parece que descansamos lo suficiente, pues es que dormimos mejor.

9. Favorece la vida sexual

Sin caer en los tópicos veraniegos, la realidad es que hay más sexo en verano que en invierno: la vida sexual de la mayoría de las personas es más intensa en verano.

La explicación está en otra hormona: la testosterona, pues el sol tomado con moderación aumenta los niveles de testosterona en la sangre, y esta hormona es una de las responsables del apetito sexual. 

Está comprobado que el esperma masculino es más rico en espermatozoides en la época veraniega...


10. Mejora el aspecto de nuestra piel

A parte del efecto de belleza de un buen bronceado, resulta que algunos problemas de la piel, como el acné, la psoriasis, vitíligo, etc., pueden mejorar bastante al tomar el sol con moderación; basta media hora de sol al día para mejorar.

El aspecto saludable de un cuerpo dorado por el sol ¡suele ser una buena señal de buena salud!


Pero…


INCONVENIENTES DE ABUSAR DEL SOL


Daños provocados por el sol:


Debe tomarse en cuenta que la mayoría de daños que pudiesen afectar a cualquier ser humano son causados por sus propias acciones, como por ejemplo:

- El excesivo aumento en la temperatura en ciertos lugares y cambios de clima, es producto de la disminución de la capa de ozono, lo cual sucede por la contaminación del hombre a través de los años.

- Los problemas físicos como:
1.   Manchas en la piel
2.   Quemaduras de 1er y 2do. grado
3.   Vejez prematura
4.   Cataratas y otros problemas visuales
5.   Cáncer de piel

Todos son causados por problemas de alta exposición al sol con o sin protección, pudiéndose evitar.


Cuidados para la prevención de daños por exposición al sol


Todo el mundo (tanto adultos como niños) deben tener presente que, en las horas centrales del día, en las que el sol calienta más, han de exponerse lo menos posible a los rayos solares; muy importante es tener mucho cuidado durante las primeras exposiciones al aire libre, tanto en la playa como el el campo.

Si la exposición larga es inevitable, tomar las siguientes precauciones:

- Utilizar prendas de vestir holgadas y lo suficientemente gruesas para bloquear los rayos UV-A y UV-B.

- Utilizar protector solar de diferentes factores de protección dependiendo del tipo de piel y, sobre todo del tiempo de exposición.

- Utilizar una gorra con visera o sombrero de ala ancha para protección de la vista.

-  Beber bastante agua o zumos de frutas naturales, preferentemente;  para evitar una deshidratación.
El cuerpo pierde más agua cuando hace calor. Es muy importante no dejar de hidratar nuestra piel tanto por dentro como por fuera.

Las frutas son ricas en antioxidantes y ayudan en la prevención del envejecimiento.


Nada hay peor que permanecer tendidos e inmóviles bajo el sol. Para broncearse adecuadamente, lo mejor es pasear o realizar alguna actividad recreativa, como jugar con las palas o incluso hacer castillos de arena. Así se estimula la circulación y se consigue que la temperatura corporal se mantenga adecuada.

Disfrutar de los beneficios que nos proporciona el sol sin arriesgarnos a sufrir de alguna enfermedad lo lograremos con la prevención; en nosotros está tener una buena salud, prevenir es siempre la mejor opción.



Los dermatólogos avisan

En la "Campaña del Cáncer de Piel 2012", organizada la Academia Española de Dermatología (AEDV) y difundida bajo el nombre "Euromelanoma", el coordinador de la misma, Dr. Julián Conejo, nos recuerda de entrada la importancia de tomar medidas preventivas ya en la infancia, "de manera extraordinaria hasta los 2 años de edad", y luego prolongar estos cuidados especiales hasta los 18.

Los niños que han sufrido más de tres quemaduras solares tienen 10 veces más riesgo de padecer melanoma en la edad adulta. Por eso es tan importante protegerlos del sol con cremas y sombrillas. Ahora sabemos que "la radiación solar es el cancerígeno más conocido, incluso más que el tabaco. En la aparición del cáncer, en más del 80 por ciento de los casos, la responsabilidad es del sol", puntualiza este dermatólogo, cuyo mensaje "¡Estar bronceado no es estar guapo, es dañar la piel!" no se debe echar en saco roto. En otras palabras, bronceado es sinónimo de envejecimiento de la piel, en especial de la cara, cuello, brazos y manos, las zonas habitualmente desnudas y expuestas a los rayos solares UV. Cuando estos se concentran en dichas zonas, la piel se defiende produciendo más melanina (el pigmento que da color a la piel y el tono bronceado), pero lo hace acumulándolo de manera desordenada, dando lugar a las manchas.


 Un dato a tener en cuenta:

 EL FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR


El factor de protección solar o índice de protección solar es un índice que indica el tiempo que una persona puede estar expuesta al sol (sin protección, se entiende) sin sufrir quemaduras. Dicho índice, que se refleja de forma numérica en el envase de los foto-protectores que podemos adquirir en el mercado, es un multiplicador del tiempo que una persona puede estar tomando el sol sin quemarse.


Es decir: si puede soportar media hora expuesta sin sufrir daños, un fotoprotector con factor de protección solar cuatro le permitirá tomar el sol al menos durante dos horas (0,5 x 4 = 2, o sea, cuatro veces más).
·         Piel clara: piel levemente pigmentada, que se quema algunas veces y se broncea ligeramente.
·         Piel oscura: piel que no suele quemarse y que siempre se broncea.

Nivel de radiación (UVI)
Piel Clara
Piel Oscura
Exposición máx. sin protección
Índice protección indicado
Exposición máx. sin protección
Índice protección indicado
0-2 (bajo)
80 minutos
15
110 minutos
8
3-5 (moderado)
40 minutos
25
60 minutos
15
6-7 (alto)
25 minutos
30
35 minutos
25
8-10 (muy alto) Verano
20 minutos
50+
30 minutos
30
11+ (extremo) Verano
15 minutos
50+
25 minutos
50+

Recomendaciones orientativas del Departamento de Sanidad y Seguridad Social según el UVI (Nivel de Radiación).



REMEDIOS PARA LAS QUEMADURAS

Es importante vigilar las quemaduras solares, ya que pueden complicarse con infecciones las cuales pueden facilitar la formación de cicatrices y hasta melanomas.

La primera acción que se debe realizar, después de sufrir una quemadura solar, es refrescar el área con agua fría. Incluso, puede sumergir una tela en el líquido y ponerla sobre la quemadura. Aplicar varias veces al día durante 10 a 15 minutos en cada ocasión.

Una vez enfriada, se puede aplicar los siguientes remedios caseros con el fin de aliviar el dolor y permitir su pronta curación.

REMEDIOS POPULARES

Remedio 1: Mojar una gasa en leche fría y aplicar sobre el área quemada por el Sol durante media hora. Repetir cada dos a cuatro horas.

Remedio 2 Aplicar yogurt a todas las zonas afectadas. Enjuagar en una ducha de agua fría y luego secar con cuidado la piel a base de golpecitos.

Remedio 3: Lavar una zanahoria, cortarla, aplastarla y aplicar directamente sobre la zona afectada. Cubrir con una gasa y deja actuar durante tres horas.

Remedio 4: Mezclar 25 gramos de flores secas de manzanilla  con un cuarto de litro de aceite de oliva virgen. Calentar al baño María, a fuego lento, durante hora y media. Apagar el fuego, colar y dejar que se refresque. Después, aplicar una capa del aceite sobre la zona afectada tres veces al día.

Remedio 5: Aplicar vinagre de vino o de manzana sobre la piel cada hora hasta un total de cinco veces al día lo cual ayuda a aliviar el dolor.

Remedio 6: Mezclar 2 cucharaditas de jugo de tomate y una pizca de bicarbonato y aplicar en la zona quemada. Dejar varias horas puesto. I

Remedio 7: Tomar una hoja de una planta de áloe vera o sábila, extraer su gel o jugo y aplicar directamente sobre la lesión.



Quiero subrayar que, en mi opinión, el ÁLOE VERA es quizá lo más recomendable para aliviar cualquier quemadura no muy grave. Muy especialmente  es ideal para las quemaduras solares. El jugo que conserva en su interior esta planta no sólo nos calmará y refrescará sino que también contribuirá a acabar cuanto antes con aquellas.

A parte de ello, el Aloe Vera es un buen aftersun, pues hidrata en profundidad la piel, calma las rojeces que el sol puede provocar y además tiene un efecto emoliente sobre la piel.
Usándolo después de de tomar el sol notaremos que nos alivia, refresca e hidrata la piel, además ayuda a la regeneración celular: al tomar el sol la piel se castiga mucho y el Aloe Vera ayuda a regenerar las células que están siendo castigadas por el efecto del sol, ayudando a fijar el moreno más tiempo y a que nuestra piel no se reseque tanto.

Alimentos que ayudan al organismo después de exponerse al sol


Hay muchos alimentos que pueden ayudarnos a recobrar la salud de nuestra piel por sus aportes nutricionales, luego que nos exponemos al sol, ya que ayudan a aliviar las quemaduras, la fatiga de la piel, y mejoran la reconstitución celular de la dermis desde nuestro interior:

- Pescados azules, el salmón, la caballa, la sardina y el atún contienen ácidos grasos omega 3 que colaboran con la reparación de los daños producidos por el sol en las membranas celulares.

- La papaya, comerla bien fría mejora las quemaduras solares, así como también utilizándola a manera de emplastos.

- Una infusión de caléndula, tanto bebida como para realizarse lavados con la misma bien fría, alivia la irritación, se la puede mezclar con miel o leche de soja para favorecer mucho más los efectos calmantes sobre la piel.

- Aloe vera, ésta planta además de inhibir la presencia del dolor que a menudo provocan las quemaduras solares, reduce la posibilidad de infecciones sobre la piel, y es un excelente cicatrizante, ya que acelera hasta un 50% los procesos cicatrizantes de la piel, se puede consumir en zumos de aloe vera.





16 comentarios:

  1. Excelente post, muy constructivo debemos de aprender de consejos como estos, pero no aprendemos

    ResponderEliminar
  2. Muy vuenas recomendaciones para protegerse de la acción solar. UN abrazo. Carlos.

    ResponderEliminar
  3. Los comprimidos de carotenos y licopenos nos protegen desde dentro, equivalen a tomar muchas zanahorias y tomate, que en forma de gazpacho es ideal para el verano. Cuidado con los protectores solares, tendrías que echarte medio bote para que el factor de protección sea el que pone en el envase...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Blanca. Muy importante tu aportación.

      Eliminar
  4. Pues sí, como dice Blanca Giménez Reillo hay que tomar carotenos y licopenos: están en la zanahoria y en el tomate, por ejemplo. Pero yo también, y por si a alguien le gusta atender mi testimonio, yo lo que hago (sobre todo en esta época del año, antes de irme a la playa), es tomarme diariamente un comprimido de un "coctel antioxidante" que me proporciona una distribuidora de HOMEWAY y que se llama P101. Este contiene un montón de cosas que van desde el te verde hasta las pepas de la uva... y me evitan (de verdad) que me queme. Nada mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tan importante aportación.

      Eliminar
  5. Hola José María, un montón de buenos consejos para los que disfrutamos de la playa en estos momentos o en otras ocasiones.
    Yo soy de las que paseo a primeras horas de la mañana, y de las que leo bajo la sombrilla, aun así me pongo muy morena, y es que la brisa también hace su trabajo…
    La protección solar es importantísima, de ahora en adelante será más fuerte. Gracias por todo lo que has expuesto aquí. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Otro problema que puede acarrear un prolongada exposición al sol es el golpe de calor.Se considera así cuando la temperatura corporal supera los 40ºC.Y puede producir el coma e incluso la muerte en hasta un 70% de los casos.
    Gracias por la entrada Jose María,muy interesante.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es muy interesante a tener en cuenta. Siempre es mejor prevenir...

      Eliminar
  7. Gracias por toda esta información que vendrá muy bien en estos meses de calor y de playa.El sol, como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y lo acertado es quedarse con las ventajas y evitar lo que puede ser dañino.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy útiles esos consejos. Nosotros hoy también dedicamos nuestro post al sol, pero más orientado a las precauciones que hay que tomar si se practica deporte en días de mucho calor y qué hacer en caso de sufrir un golpe de calor o una insolación. Te dejamos el enlace aquí. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  9. Fantástico tu post y muy completo... gracias José María por toda esta importante información...
    Un abrzo amigo,

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Luisa, por tu comentario de Homeway sobre el P101(coctel antioxidante)yo lo acompaño con el P102(papaya fermentada) y juntos son los mejores antioxidantes que hasta ahora conozco, ademas, me va muy bien para la digestion y me da mucha vitalidad. Por cierto si quereis mas informacion de estos productos llamar a Homeway 93 717 99 06 siempre tienen ofertas por hacer nuevos clientes de ellos o recomendar, o entrar en la web homewaynetwork.com e inscribirse gratis, y recordar que el numero de quien os hablo es Id 1100114 (Fedriani). Un saludo

    ResponderEliminar
  11. BUENA COSA EL SOL: SIEMPRE SE DIJO QUE "EN LA CASA QUE ENTRA EL SOL, NO ENTRA LA MANO DEL DOCTOR". PUES ESO, MEJOR MÁS SOL Y MENOS DOCTOR.

    ResponderEliminar
  12. EL SOL Y LA SABILA SON EXELENTES PARA LA SALUD SIN ABUSAR, TODO EN DEMACIA ES MALO

    ResponderEliminar