Páginas vistas en total

miércoles, 17 de marzo de 2021

CON SENTIDO

           

VIVIR  CON  SENTIDO

No sólo se trata de vivir. Se trata de tener una vida emocionante.

Escuche una vez a un rejoneador (ahora no acierto a ponerle nombre), tras pelear con un toro muy bravo en el plaza: “yo no siento culpa ninguna por arrebatarle la vida al feroz animal, yo siento que le doy sentido a su vida”.

Y pensándolo un poco (aunque aquellas palabras inicialmente me parecieron una barbaridad) creo que, en el fondo, es la pura verdad: se trata de vivir con intensidad. ¿Qué es si no vivir?



Vivir cada momento, sabiendo que la muerte acecha, 
puede llegar ¡cuando menos se la espera! 
Y por eso tiene tanto valor.

Les sucede a las plantas, a los árboles, a las aves, a todos los animales (desde la hormiga o la mariposa al águila, el caballo, el venado, el toro…) También, igualmente, a los humanos.

El tema del sufrimiento (propio o ajeno) siempre nos pone un poco en "crisis"; pero yo quiero creer (y ahora es una experiencia que está llegando a muchos) que está bien que, siquiera de vez en cuando, caigamos en la cuenta de que somos carne mortal... No morimos porque enfermamos, ¡enfermamos porque tenemos que morir! (que decía Manuel Unciti).  Nacemos, crecemos, nos reproducimos o no, y morimos. Es la ley de la vida. Sólo El Eterno es eterno.

 

Si en nuestro conocimiento estuviera la idea de que nunca vamos a morir… ¿Qué sensación de “otro más” nos daría el despertar cada día?

                       

Sabiendo que vivimos en la inseguridad, el amanecer se convierte en la experiencia más bonita del día, descubriendo que tenemos por delante otra oportunidad de comenzar algo nuevo, de ser feliz haciendo felices a los demás… ¡de vivir!

                  

Lo cual no impide que, los creyentes en un Dios que sí es eterno, ciertamente mantengamos nuestra gran esperanza: sabemos que, en el Después, Él nos espera. 

        

Por eso yo, como aprendí de las palabras que decía mi sabia madre (que superó el siglo de edad), me quedo con cumplir días... ¡cumplir días!

Y hoy, una vez más ¡doy gracias a la Vida!

3 comentarios:

  1. hay personas que viven como si no fueran a morir nunca, cuando lo realmente inteligente es vivir sabiendo que en cualquier momento podemos morir. La muerte da sentido a la vida, que duda cabe.
    Muy interesante tu reflexión en este mundo en el que hablar de muerte es siempre tema tabú.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Asumo que la existencia del ser biológico, se funda en el sentido de la vida. Si no hay razones que nos anclen a ella, estamos condenados al abismo. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  3. ¡Una bitácora muy bonita y repleta de cromatismos! De forma concreta esta entrada es adecuada y , como dice el título, posee sentido! Hay un aspecto de ecumenismo y universalidad en tu redactar asaz cercano . ¡Que tengas buena jornada!
    J u a n

    ResponderEliminar