Páginas vistas en total

jueves, 7 de junio de 2012

¿POR QUÉ ENGORDAMOS?



Llega el verano, los calores, deshacernos de ropa... y, para muchas personas es el momento de la tragedia, al ver que en los meses de más frío ¡los kilos han hecho su sitio en nuestros cuerpos y nos parece que no hay manera de echarlos fuera!


Pero ¡bueno! ¿qué ha pasado? 




Ya lo estuvimos viendo hace unos meses (podemos repasarlo):


http://jose-maria-naturalmente.blogspot.com.es/2011/02/comer-para-estar-saludables.html





La  causa más común de por qué engordamos es muy simple:  por comer más de lo que el cuerpo necesita.

El peso es el equilibrio entre lo que comemos y la energía que gastamos. Si comemos más de lo que gastamos, evidentemente, engordamos. En general, todo aumento de peso corresponde a un desequilibrio energético entre los aportes calóricos y el gasto del organismo. La ecuación es simple: cuanto más comemos y menos quemamos, ¡más engordamos!

Aunque también es verdad que no siempre son las causas de una alimentación excesiva del aumento, ya que también hay otros factores, como se da el caso de personas que, por una predisposición genética, tienden a ser más delgadas o gruesas, comiendo lo mismo que otras.

La mayoría de los expertos en nutrición está de acuerdo en que, si se desea perder peso, lo mejor y más recomendable es comer varias veces al día, en poca cantidad, y escoger alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes.

Cuando comemos pequeñas cantidades, con mayor frecuencia experimentamos menos hambre a lo largo del día, ya que transcurre poco tiempo entre comida y comida. De esta forma, resulta más fácil resistir la tentación de hartarnos entre comidas con alimentos de elevado contenido calórico, como dulces, galletas y frituras, o de llenarnos demasiado a la hora de comer.

También hay que tener en cuenta que, a medida que transcurren los años, el peso tiende a acumularse gradualmente. Las personas mayores, en general,  necesitan menos energía que las jóvenes porque su metabolismo basal es más lento y, además, suelen hacer menos ejercicio.

Por eso, al cumplir años, hemos de varias algunas costumbres alimentarias, pues la ecuación puede desnivelarse fácilmente.

Siempre es bueno tener en cuenta que, aunque hay que comer de todo, pues el organismo humano no puede prescindir ni de grasas ni de hidratos de carbono, etc.,  los alimentos más calóricos son las grasas, que se pueden tomar en alimentos que las contengan en grandes cantidades o se pueden añadir en nuestra alimentación a la hora de preparar platos. Y como alimentos con menos calorías, están las frutas, verduras, hortalizas, legumbres alimentos ricos en fibra, pescado y carnes magras.


Pues eso: quien no quiera engordar o perder algo de lo que ya acumuló... 
¡más ejercicio y menos calorías!


Pero... ¿y si "el tema" ya nos supera?

Cuando una persona sobrepasa un 30% a su peso ideal, puede considerar que tiene sobrepeso; pero  si su peso sobrepasa el 60% del peso ideal, esa  persona está obesa .

La obesidad es el trastorno metabólico más frecuente en el mundo occidental, que causa enfermedades graves e incluso la muerte. Otra cosa, es el sobrepeso creciente, que en las mujeres, se presenta especialmente como celulitis.


Los motivos de estas condiciones son atribuidas al exceso de grasa corporal acumulada en diferentes partes del cuerpo.


En relación con esto, el departamento de Investigación de la Empresa Homeway ha efectuado un cuidadoso y meticuloso estudio
en que determina cosas como: que las toxinas solubles en agua se acumulan en el tejido intersticial (entre las células), generando estancamiento e hinchazón (líquidos); que las toxinas solubles en grasa se acumulan en el tejido adiposo y puede aumentar la masa grasa; que la acumulación de toxinas afectan adversamente el funcionamiento de los órganos internos y que la mala circulación periférica impide la oxigenación de los tejidos causando pesadez, hinchazón y celulitis.

Por eso, para el tratamiento de la obesidad y la celulitis, desde Homeway se recomiendan: tomar, como suplemento alimenticio, un drenante natural que estimule al organismo a rechazar líquidos supérfluos (como el D101); complementar la dieta bebiendo un zumo de áloe, que ayude a la limpieza general del organismo (ideal el A102), e incluir en la ingesta diaria L-carnitina, pues ello ayuda a acelerar el metabolismo de las grasas, contribuye a la reducción de los triglicéridos y ayuda a aumentar el nivel del colesterol HDL (es el O103 Oxy diet).


Más  información en el blog VIDA SALUDABLE:








14 comentarios:

  1. Jose Marìa... ¿ Porque engordamos ??

    Si no seguimos tus consejos, con solo ver estas fotos, vamos a aceptarlos...
    ¡¡¡ màs ejercicios y menos calorìas !!!

    Aquì en Argentina a llegado el frìo y tienta en comer lo que nos engorda.... mi gimnasia es en el agua...Aqua gim.... no por eso como demàs...probar de todo un poco.
    Gracias por compartir esta interesante nota con tan bellas gorditas jajaj
    No me he dado tiempo para leer lo de la miel...lo he de pasar luego.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo la suerte de no tener demasiado problema con eso del peso, pero si noto que a mediada que pasan los años me voy rellenando un poquito más, pese a que como bastante menos que antes. Seguiré tus consejos que son de lo más razonable. Muchas gracias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo escucho mucho lo de los años,vale, pero creo muy importante los kilos por despreocuparnos. LA CULPA LOS AÑOS. ub abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si seguimos comiendo como cuando éramos jóvenes, y necesitábamos muchas calorías (para ello en nuestra dieta eran imprescindibles los hidratos de carbono, los azúcares...)puesto que las quemábamos con nuestro ejercicio físico..., pues al pasar los años, seguimos con las mismas normas o costumbres de comida (sin corregir nuestra "pirámide nutricional") pero habiendo abandonado la práctica de muchas actividades (hasta deportivas) que nos "quemaban" todo lo que comíamos... ¡pues la balanza se desiquilibra! Y los hidratos no consumidos, se convierten en azúcares, y los azúcares no quemados, pasan a ser lípidos o grasas que... ¡ahí quedan! (si no hacemos algo).

      ¡Habrá que hacer un esfuerzo!

      Eliminar
  4. Comentar que me parece todo muy acertado, pero precisar que la L-carnitina solo funciona si hacemos ejercicio pues lo que hace es facilitar la entrada de grasas en las células para poder quemarlas luego con ejercicio. Además hace que los músculos sean más eficaces y nos cansemos menos... el ejercicio se vuelve con la L-carnitina más eficaz. Saludos de DIETA-SANA NUT-3.

    ResponderEliminar
  5. Hola José-María, pues si que llegando el verano dan las prisas para perder peso, y no recordamos que quizás con el frio hemos comido más de la cuenta, y no digamos el abrigo… una buena capa todo lo tapa, y al quitarse la capa…
    Bueno el caso es que tienes razón, comemos porque todo esta buenísimo, y yo siempre estoy encima de la bascula dándome disgustos por la mañana temprano, te hare caso y el ejercicio será más largo que hasta ahora. Gracias por tu entrada tan interesante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Volveré a pasar los puntos, siempre vienen bien, ahora te diré lo que decía mi suegra, que era una maravilla de sabiduría: El secreto consiste en que el estómago se encoja. Pues eso, en ello estamos. Bs.

    ResponderEliminar
  7. A esta altura de mi vida estar gordita o no hace que me sienta algo despreocupada. Claro que trato de no sobrepasarme porque en ello va mi salud y es aquí donde tenemos que tener prudencia y cuidar el peso.
    Como dices hay que hacer un esfuerzo y mantenernos activos cuidarnos de las grasas y la sal que nos pueden perjudicar.
    Muy linda entrada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola José, muchas gracias por dejar tu huella en mi isla.
    La verdad es que lo del peso es una constante en la vida,al menos yo lo considero así.
    Comer sano para mí es fundamental, el hacer ejercicio evita el anquilosamiento y natural-mente el acumulamiento ingrato de las grasas.
    Hay que cuidarse,más conforme los años se nos van echando encima.
    Muy interesante tu entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Interesante y completa entrada
    Formula mas sencilla es comer sano y caminar o algun otro ejercicio
    Con los años cuesta mucho mas, como lo expresas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Tendremos que empezar a aplicarlo porque el verano nos invadió de lleno, hace un calor horrible.

    Te invito a conocer mi nueva entrada, cuando la amistad tiene posdata.
    http://eltinterodeunaescritoraamparodonaire.blogspot.com.es/

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante tu entrada. Comer sano y hacer ejercicio siempre es saludable.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  12. Algunos/as engordan por la gracia de dios. Que ya tiene mérito, sin comerse una miaja de chocolate del bueno.
    Y hay quien a quien no le cabe la feliucidad y ¡hala, kilos encima!
    Es que me quedo contemplando a Botero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!, un gusto... bueno, yo tengo el problema contrario ¡no engordo por más que quiera subir unos kilos!
      Bueno, el sobrepeso, la obesidad que llega al extremo de la obesidad mòrbida, es a esta altura, un problema mundial en el cual convergen multiplicidad de factores. Yo, siento, que pasa y fuertemente por la salud social y la salud MENTAL de las personas.
      Por acá, en Chile, estamos con mucho, mucho frìo!!!!
      Un fraterno abrazo para ti!

      Eliminar