Páginas vistas en total

viernes, 30 de mayo de 2014

CONFESIÓN ABIERTA (DESDE MI ESCRITORIO)


Grandes satisfacciones

Verdaderamente es una satisfacción (para quienes escribimos) ver como nuestro quehacer literario llega a la gente y, después que disfrutan viendo y leyendo nuestros racimos de palabras, lo agradecen (con unas palabras amables, acaso con una sonrisa…).









Ya he dicho, alguna vez, que aspiro a ser feliz haciendo felices a los demás y que una manera de hacerlo es ofreciendo mis escritos: toda esa colección de cosas que puedo ofrecer para que alguien las pueda leer y luego contar, si llega el caso.








Para mí estar, en cada oportunidad que tengo,  en la Feria del Libro, compartiendo mis escritos y poemas…, abiertos siempre a entablar un encuentro personal, acaso una interesante conversación…, es tan gratificante que, sinceramente, puedo decir que no me cansa hacerlo. Hay quienes me han llamado “incombustible” y yo quisiera responderles: la vida es incombustible y, para mí, estar en contacto con personas que buscan crecer y ser mejores es algo que me hace crecer en la esperanza, me hace poder seguir soñando que el mundo no sólo puede, sino que ya va para mejor, me da vida.








Desde que he retomado mi afición por la escritura, tengo que reconocer que ha habido varios libros con los que he ofrecido lo mejor de mí mismo y, junto a ello, he comprobado que el público me ha agradecido que yo les haya ido invitando a conocer mis “Claves de Vida”, mis relatos “Desde el Alféizar” (un super-ventas en la FLS del año 2013) y mi último “Grandes Regalos”, etc.








Ojalá que mis libros den, motivos para sentir el gozo de vivir a mucha gente.








Con ello yo estoy recibiendo  ¡tantas satisfacciones!










¡Gracias!